Blog de poesía, cuentos, relatos, humor rojo, terror, amor, romance y más de la literatura anónima encontrada en Internet.

viernes, 10 de mayo de 2019

Relatos Eróticos : Tio abusador y sobrina

tio y sobrina

Soy un Abogado de 34 años, casado con una vida tradicional, y con actividad sexual tradicional -ustedes saben, sexo cada dos semanas -, hasta hace unos meses... por la mañana voy al gym, salgo y me ducho paso por mi esposa y nos vamos al trabajo, día con día es la misma monotonía, salvo sus excepciones de que a mi pareja le de por ir al cine o en su defecto me pida pasar por mi sobrina de 15 años al colegio.

Desde hace unos dos meses ella llegó a la edad en la que le toca presentarse "en sociedad" cómo una adolescente, casi adulta, sin embargo no quiso cómo en mi país, que le diéramos sus famosos quince años tradicionales.

Desde que tenia 9 años ella sintió gran atracción, hacia su servidor debido a que por lo regular a falta de padre, he tratado de ser su tutor, por lo que hemos pasado eternos momentos juntos cómo "padre he hija".

Sin embargo pese a la legislación de mi país, he sentido cierta atracción silenciosa hacia ella, que me mantuve controlado con la idea de que sólo faltan tres años para que logre su edad madura y poder abrirme con ella, más cómo amigo que cómo padre, aprovechando de que el único lazo que nos une es el moral y el de nombre, ya que incluso no somos familiares directos consanguineos.

Pese a ello hace dos meses ella al venir de comprar el mandado, me preguntó a solas que se sentía incómoda hacia mi, que ya no sentía ese cariño de padre, por lo que acerté a tranquilizarla, y adelanté mis intenciones de ser su mejor amigo a partir de ese momento. En aquella ocasión, acababa de salir del colegio, por lo que traía aun su uniforme tradicional entre paréntesis, ya que su forma de ser, hacía que ella violara ciertas reglas del código de etiqueta del colegio, y optaba por traer la falda a unos diez - quince Centímetros arriba de la rodilla, y los escotes de sus blusas más pronunciados que lo obligatorio por el colegio; lo que hacía que la mina se viera colosal.

Cómo les comentaba, en aquella ocasión me preguntó que esa atracción de amigo hacia mi la hacía no pensar en ningun hombre de su edad, por falta de maduréz en sus compañeros, y que quería un hombre que supiera lo que quería desde el momento de dar su "primer" beso. Yo pensé que me bromeaba al decir "primer" beso por que yo había recibido en aquellos tiempos tan conservadores de los 80s, mi primer beso a los 6 años, y que incluso ahora la mina de mi sobrina habría mínimo de igualar naturalmente esa experiencia a la misma edad o tal ves algunos años después, pero que de los diez no pasaba...

Posterior mente en esa ocasión tomó de mi mano y me jaló sus manos hacia sus senos - habrán de imaginarse esos senos tiernos, pequeños pero ya desarrollados, con esa sensación de sus primeras prendas femeninas fusionandose en su cuerpo, cual vil simbiote a su ser- por lo que a pesar de ello, opte por alejarme por considerarlo incorrecto.

Al ver mi reacción se sonrió, y me pidió que le ayudara a bajar que por que en su clase de educación física, había tomado mal el balón, y había lastimado en ese intento su tobillo, cosa que se me hizo absurda, sin embargo por el cariño que le tengo a mi sobrina, opte por ir en su auxilio a abrirle la puerta del auto...

Al bajar de la unidad ella sin tarde ni perezosa, volteó hacia donde estaba con todo y su cuerpo y en un movimiento optó por abrir sus piernas que daban a mostrar, sus primeras tangas color azul pastel, que en esos momentos de fantasía loca llegué a notar mas de una ocasión cuando ella, en mas de una ocasión había intentado presumirme, y que incluso, me pedía que le acompañara a comprar dichas prendas, ya que según esto, quería verse bien para su "novio"?

En el instante que terminó de incorporarse, me pidió que me acercara más y en un sólo movimiento enredó sus piernas a mi cuerpo, sin dejarme librar por un instante, dejandome llevar más por el momento que por la ética civil propia, al saber de que lo que estábamos haciendo era una reverenda locura!

Al enredarme poco a poco acercó su sexo hacia el bulto ya formado de mi pija mas que reafirmada, ante tremenda tentación y pecado que estábamos haciendo, lo que hizo que mi pulso aumentará más de lo debido. De pronto al oído me dijo "mi madre no vendrá esta noche, la muy puta me va a dejar sola de nuevo, por irse con uno de sus amantes, y tengo miedo tío, te puedes quedar conmigo?" Cosa que acepté, pero le advertí que lo que hacíamos estaba mal y que mejor por el bien de los dos marcaramos nuestras distancias, cosa que ella aparentemente aceptó.

Al llegar a su apartamento, me dijo que iría a cambiarse y me pidió que sirviera algo de tomar, ya que la temperatura nos había dejado exhaustos en el camino, por lo que opté por abrir una cerveza que compré junto con su madre en una de esas noches locas que hemos pasado, ella y yo y que en otra ocasión le comentaré.

Al regresar cual fue mi asombro que mi sobrina sólo traía una toalla enredada misma que dejaba mucho a desear su figura, que de un lado alcanzaba a dar a notar una tanga negra con corazones a los lados hechos de metal, que secretamente en alguna ocasión se compró su madre para mi, en una de esas noches de juerga, y de la parte de arriba sólo la esponjosa textura limitaba mi mirada de ver sus pequeños pero bien formados senos.

Al poco momento me dijo "esta es la tanga que habéis comprado con mi madre, que me han dado unos enormes celos aquella ves que la compraron, y el colmo que esa noche estrenaron, muriendome yo de ganas de sentarme en tu pija y tratarte cómo mi semental y demostrarte que de mi, tendrías más mujer que de mi madre!"

En un instante le pedí de forma estricta que regresara a su recamara, por lo que en lugar de ello, soltó la toalla, dándome la espalda agachandose casi de 90 grados y con una palmada en su culo dijo "tomadme hoy, que si he de perder la virginidad ha de ser en vuestras manos, ya que te la has ganado, por ser padre y amigo al mismo tiempo!" "Vamos tío esta noche no soy tu sobrina, soy tu puta, soy más puta que mi madre, y te cojeré mejor que ella!; tal vez no tenga su experiencia, ni tampoco se cómo se hace, pero se que juntos podemos aprender de ambos!"

Opte por pedirle de nueva cuenta, cuando ya no podía saber de mi, mi corazón latía a mil por hora, y mi miembro estaba a un 90 por cierto de su capacidad -Actualmente mido 20 centímetros, sin embargo esa ocasión, podría decir que lograba las 10 pulgadas con sólo ver el culote de mi sobrina, virgen y todo para mi-.

No pude más la tomé entre mis brazos y la besé en los labios, cosa que ella respondíó con una batalla inscesante y húmeda de lenguetazos, y mordisqueos de labios, lo que hizo que esas 10 pulgadas al poco tiempo se quedarán atrás...

No se cómo comenzó el asunto, que de repente, mi sobrina ya no estaba en mi boca, sino agachada cual si fuese actriz porno, mamando mi miembro cómo una profesional - he de reconocer que esa técnica la descubrió de su madre que en más de una ocasión, nos vió tras la puerta teniendo relaciones sexuales a costas de mi esposa-; al poco rato empezaba a humedecer su vagina , con su saliva, y los restos de líquido lubricante de mi miembro, por lo que esa tanga negra, poco a poco empezó a obtener flexibilidad haciendo su figura a un lado de su vagina, para dar paso a unos labios, húmedos, rosados, y vírgenes, por lo que ella acertó y yo constaté mas adelante, que hasta la fecha ella había sólo masturbado superficialmente su clítoris, sin llegar a una penetración total por sus dedos, por que ella ya desde hace unos años ya sabía con quién mas que conmigo para perder esa capa de himen que separaba a la niña de la hembra en potencia.

No pasaron cinco minutos del juego erótico de sexo oral que mi sobrina llevaba a cabo, que se incorporó de nuevo a mi altura, y me jaló con el resto de ropa que me sobraba, hacia un sillon de tres asientos suave y muy blando que tenían en la sala. Una vez a punto de penetrarla me dijo "por favor tío, mis amigas dicen que la primera vez cómo me puede doler un buen, cómo me puede volver loca, por favor follame con ternura al principio, pero cuando estés a más de la mitad dentro de mi, olvidate que soy tu sobrina, que en ese momento seré tu eterna puta!"

No tardó mucho el momento que estuve sólo rosando su vagina, que no pude más que ensartarle, todo mi falo dentro de su concha, por lo que de un instante ella empezó a gemir de placer, primero lentamente, y después con algo más de velocidad. mientras que entre los jadeos de placer de ambos ella me decía "oh tio por favór dame más, no me dejes ir viva, que quiero ser tuya por siempre, así cabrón demuestrame que valió la pena la espera, y que estoy entregando mi ser a un macho y no aun crio cómo los de mi escuela!"

Así duramos casi una hora, follando primero de a mantis, después de a precipicio, después le enseñé algunas básicas del kamasutra, hasta que cuando ella no pudo más me pidió que me corriera todo encima de ella, permitiendome embarrar sus pechos de mi leche, que a esas alturas, ya había alcanzado los cien grados farenheith.

No pudimos más, en un instante nos vimos a los ojos, y en un movimiento que más que beso, era un duelo para ver quien comia más rápido los labios del otro, nos entrelazamos las manos diciendo en un ultimo suspiro un para siempre... Al poco momento empezamos a detener el violento juego y comenzamos a besarnos con ternura el cuerpo, ya para ese momento desnudo, repitiendo la sesión de lujuria juvenil, y placer maduro más de cuatro veces esa noche.

Posterior mente, para la mañana nos fuimos a desayunar a un deportivo a donde frecuento, y platicamos del tema, ella en lugar de arrepentida me dijo, "me muero por besarte, y volverte hacer el amor tío; desde ahora ese será nuestro secreto y espero que se repita y no me dejes abandonada, que poco a poco trataré de ser más mujer para ti en la cama"

No lo podía creer, acababa de crear un monstruo en una noche, por lo que pensé que de ese instante, la mina sería una máquina sexual con conocidos y extraños. Sin embargo no fue así, ya que ella sigue de indiferente entre sus amistades de sexo opuesto, mientras que cada viernes que nos quedamos solos, ella compra una nueva prenda de lencería que me presume antes de nuestro habitual rito de pecado y lujuria...

Fuente: Facebook

0 comments:

Publicar un comentario

Más cuentos, poesías y relatos

© 2011 El Poeta Gabriel: Cuentos, relatos y poesía, AllRightsReserved.

Designed by El Poeta Gabriel