Blog de poesía, cuentos, relatos, humor rojo, terror, amor, romance y más de la literatura anónima encontrada en Internet.

Mostrando entradas con la etiqueta Luchona. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Luchona. Mostrar todas las entradas

viernes, 10 de mayo de 2019

Relato Erótico : Madre soltera chilena

Relato Erótico : Madre soltera chilena

Esa cálida noche, te encontré en Santiago de Chile cuando salías de una reunión familiar, a ti mi bella dama poseedora de tan inmaculada belleza, cual más bella flor en primavera, de una hermosura inmarcesible incomparable, subiste a mi coche y te lleva a tu casa sin intenciones de nada solo por el placer de disfrutar tu compañía, nos estacionamos a fuera de tu casa y platicamos de nuestras vidas, tan complicadas y hermosas a la vez, después de unas horas no podía soportar más las ganas de orinar te pedí unos minutos para hacer en un árbol que estaba tras el carro, pero me ofreciste tu baño, entremos a tu casa después de salir del baño continuamos nuestra charla pero ahora sentados en tu sofá de la sala, la charla fue aumentando de tono y se convirtió en una charla de adultos que nos fue acercando más y más, de repente me miras a los ojos y me dices.
Ella: ¿Te puedo pedir un favor weon?
Yo: Si ¿dime en que puedo ayudarte?
Ella: ¿Me puedes tocar el poto?
Yo: ¿Segura?
Ella: Si, segura
Levante mi mano y comencé a acariciar su cabello, que al hacerlo podía degustar su aroma tan característico, tan delicioso, deslizando mi mano por su mejilla acerqué su cuerpo a mí a una distancia donde nuestros rostros se fundieron en un cálido y apasionado beso, la puse de pie frente a mi le di media vuelta para que me diera la espalda y así poder bajar el cierre del vestido negro que llevaba puesto, vestido que delineaba su hermosa figura , cuando pude bajar el cierre en su totalidad le puse de frente y lentamente fui despojando a su cuerpo de ese hermoso vestido, y ella hay frente a mí con un hermoso conjunto de sostén negro de encaje translucido que dejaba ver tan existentemente tenue sus pezones sus senos, bajo a un mas la mirada y puedo ver su cachetero negro que al igual que su sostén era de encaje negro translucido que dejaba ver tenuemente la línea de su vagina rasurada y tan bella a la vez, la tomo de la cintura y comienzo a despojarla de su ropa interior recostándola sobre el sofá, me detengo unos mementos para poder disfrutar de tal belleza de ver la perfección de su cuerpo desnudo a punto de ser disfrutado por mis manos, comenzamos a besarnos mientras acaricio su cuerpo sus ricas nalgas sus deliciosas senos su mejilla, todo absolutamente toda su humanidad, mis besos toman la ruta del placer y comienzan a descender de sus labios a su cuello, de cuello a su pecho, donde mis besos encuentran sus senos sus pezones, el recorrido continua y llego a la zona de su abdomen donde mis besos encuentran su excitante ombligo, continuo mi camino y entre mis labios la llave que abre sus hermosas piernas dejando al descubierto su rica vagina a merced de mis besos, me tomo unos segundo para inhalar profundo y degustar el bello aroma de su vagina, después con una gran suavidad y lentitud comienzo a besar sus labios, pero esta vez sus labios vaginales, tenuemente los combino con lambidas delicadas suaves y lentas, hasta que por naturaleza queda al descubierto su clítoris, húmedo y excitado, mi legua y su clítoris se funden en una danza donde sus movimientos delicados y suaves me hacen escuchar las notas más altas de tus gemidos, mientras te meto un dedo acariciando la zona de tu punto G tan delicadamente que puedo sentir como se hincha por dentro aumentado los decibeles de tus gemidos mientras me tomas de la cabeza y me pegas más a tu vagina, entonces puedo escuchar un gran grito de placer cierras tus piernas aprisionando mi rostro entre ellas donde puedo sentir tu piel chinita y de repente siento como derramas tu jugos vaginales en mí, abro la boca y los disfruto tanto como si fuera mi bebida predilecta, abres tus piernas liberando mi rostro y doy un par de lamidas para disfrutar de la humedad de tu vagina tomo mi erecto pene y me predispongo a cogerte pero en eso escuchamos que tu hijo despierta y al mismo tiempo veo en mi celular una llamada perdida de mi esposa que es tu mejor amiga, nos cambiamos rápido yo corro al baño en lo que tu hijo se va a su habitación, ya con tu hijo dormido decidimos parar y dejarlo para otra ocasión, lo disfrute tanto y esperamos repetirlo de nuevo y poder tener una rica noche de sexo muy pronto ….
Read More

© 2011 El Poeta Gabriel: Cuentos, relatos y poesía, AllRightsReserved.

Designed by El Poeta Gabriel