Blog de poesía, cuentos, relatos, humor rojo, terror, amor, romance y más de la literatura anónima encontrada en Internet.

Mostrando entradas con la etiqueta Historias. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Historias. Mostrar todas las entradas

sábado, 16 de mayo de 2020

Relato : Maté sin querer a mi sobrina

«El 14 de noviembre de 1995 maté sin querer a la hija mayor de mi hermana,
haciendo marcha atrás con el auto.
Entre el impacto seco, los gritos de pánico de mi familia y el descubrimiento de que en realidad había chocado contra un tronco, ocurrieron los diez segundos más intensos de mi vida. Diez segundos durante los que me aferré al tiempo y supe que todo futuro posible sería un infierno interminable.

Yo vivía en Buenos Aires y había viajado a Mercedes para festejar el cumpleaños número ochenta de mi abuela paterna
(por eso recuerdo la fecha exacta: porque en unos días mi abuela cumplirá noventa,
porque en unos días se cumplirán diez años de esto que ahora narro y que me marcó como ninguna otra cosa, ni buena ni mala, en la vida).

Festejábamos el aniversario de mi abuela con un asado en la quinta; ya estábamos en la sobremesa familiar. A las tres de la tarde le pido prestado el auto a Roberto para ir hasta el diario a entregar un reportaje. Me subo al coche, vigilo por el espejo retrovisor que no haya chicos rondando y hago marchatrás para encarar la tranquera y salir a la calle.
Entonces siento el golpe, seco contra la parte de atrás del auto, y se detiene el mundo para siempre.

A cuarenta metros, en la mesa donde todos conversan, mi hermana se levanta aterrada y grita el nombre de su hija. Mi madre,
o mi abuela, alguien, también grita:

—¡La agarró!

Entonces me doy cuenta de que mi vida, tal y como estaba transcurriendo, había llegado al final. Mi vida ya no era.
Lo supe inmediatamente. Supe que mi sobrina, de tres años, estaba detrás del auto; supe que, a causa de su altura, yo no habría podido verla por el espejo antes de hacer marchatrás; supe, por fin, que efectivamente acababa de matarla.

Diez segundos es lo que tardan todos en correr desde la mesa hasta el auto.
Los veo levantarse, con el gesto desencajado, veo un vaso de vino interminable cayendo al suelo. Los veo a ellos, de frente, venir hasta mí.
Yo no hago nada; ni me bajo del coche,
ni miro a nadie: no tengo ojos que dedicarle al mundo real, porque ya ha empezado mi viaje fatal en el tiempo, mi larguísimo viaje que en la superficie duraría diez segundos pero que, dentro mío, se convertirá en una eternidad pegajosa.

En ese momento (no sé por qué es tan grande la certeza) no tengo dudas sobre lo que acabo de hacer. No pienso en la posibilidad de que sea un tronco lo que he embestido, ni pienso que mi sobrina está durmiendo la siesta dentro de la casa. Lo veo todo tan claro, tan real,
que solamente me queda pensar por última vez en mí antes de dejarme matar.

“Ojalá el Negro me mate” —pienso—, “ojalá sea tan grande su enajenación de padre salvaje, tan grande su rabia, que me pegue hasta matarme y no me dé la opción de tener que suicidarme yo mismo, esta noche, con mis propias manos, porque soy cobarde y no podría hacerlo, porque cometería la peor de todas las bajezas: me iría a Finlandia”.
Utilizo esos diez segundos, los últimos de calma que tendré en toda mi vida, para pensar en quien ya no seré nunca más.

Tenía casi veinticinco años, estaba escribiendo una novela larguísima y placentera,
vivía en una casa preciosa del barrio de Villa Urquiza, con una mesa de pinpón en la terraza y toda la vida por delante, trabajaba en una revista donde me pagaban muy bien, tenía una vida social intensa, era feliz, y entonces mato a mi ahijada de tres años y se apagan todas las luces de todas las habitaciones de todas las casas en las que podría haber sido feliz en el futuro. Lo pienso de ese modo, desapasionadamente, porque ya no tengo ni cuerpo con el que temblar.

En esos diez segundos, en donde el tiempo real se ha roto literalmente, en donde el cerebro trabaja durante horas para instalarse en un recipiente de diez segundos,
descubro con nitidez que mis únicas opciones —si mi cuñado no me hace el favor de matarme allí mismo— son las de huir
(huir de inmediato, sobornar a alguien y escapar del país) o suicidarme. Lo que más me duele, tal como están las cosas, es que no podré volver a escribir literatura, ni a reír.

Durante mucho tiempo, durante años enteros, me siguió sorprendiendo la frialdad con que asumí la catástrofe en esos diez segundos en que había matado a mi sobrina.
No fue exactamente frialdad, sino algo peor: fue un desdoblamiento del alma,
una objetividad inhumana. Me dolía saber que ya no podría escribir, que en el suicidio o en la huida —aún no había optado con qué quedarme— no existiría esa opción: la de los placeres.

Podía irme a Finlandia, sí, a cualquier país lejano y frío, podía no llamar nunca más a mi familia ni a los amigos, podía convertirme en fiambrero en un supermercado de Hämeenlinna, pero ya no podría volver a escribir, ni amar a una mujer, ni pescar.
Me daría vergüenza la felicidad, me daría vergüenza el olvido y la distracción.
La culpa estaría allí involuntariamente,
pero cuando comenzara la falsa calma o el olvido momentáneo, yo mismo regresaría a la culpa para seguir sufriendo. La vida había terminado. Yo debía desaparecer.

Pero si desaparecía, qué. Qué importancia podía tener darles a ellos la serenidad de no ver nunca más al asesino. Ellos, mi familia, los que ahora corrían lentamente desde la mesa al coche para matarme o para ver el cadáver de un niño, podrían creerme exiliado, lleno de dolor y de miedo, temeroso y ruin,
o agorafóbico; o podrían sospecharme loco, como esas personas que pierden el rumbo y la memoria después de los terremotos; alucinado, mendigo, enfermo; podrían hasta perdonarme pues me creerían fuera de toda felicidad, fuera de todo placer. Matarían a quien blasfemara mi memoria diciendo que se me ha visto reír en una ciudad finlandesa, a quien dijera que se me ha visto beber en un bar de putas, o escribir un cuento, ganar dinero, seducir a una mujer, acariciar un gato,
pescar bogas o dar limosna a un marroquí en el metro. No creerían que alguien (ya no yo en particular, sino que nadie) fuese capaz de semejante flaqueza, de tan penoso olvido,
de matar y no llorar, de escapar y no seguir pensando en la tarde de verano en que una niña de tu sangre ha muerto bajo las ruedas del coche.

Diez segundos eternos hasta que alguien ve el tronco y todos olvidan la situación.

Nadie, ninguna de todas las personas que almorzaban aquella tarde de hace diez años en Mercedes, recuerda ahora esta anécdota. Nadie ha tenido pesadillas con estas imágenes: sólo yo me he despertado transpirado durante años enteros, cuando esos diez segundos regresan por la noche sin el final feliz del tronco; para ellos no ocurrió más que la abolladura de un guardabarros al final de la primavera.

Nada malo pasó aquella tarde, ni nada malo ocurrió, antes o después, en mi vida.
Han pasado diez años desde entonces y todo ha sido un remanso en el que nunca lo irreversible se ha metido conmigo.
¿Por qué entonces, en estos días, siento que he cumplido sólo diez, y no treinta y cinco años? ¿Por qué le doy más importancia a esta fecha en que no maté a nadie, que a aquella otra fecha anterior en que salí de mi madre dando un grito eufórico de vida?
¿Por qué algunas noches me despierto y descubro que me falta el aire, y recuerdo como real el frío de una cabaña en Finlandia,
y me encuentro con las hilachas de la angustia y el exilio, y me ahoga la cobardía de no haber tenido la voluntad de suicidarme?

Es la fragilidad de la paz la que nos devuelve al escalofrío y a la incertidumbre. Es la velocidad infernal de la desgracia, que acecha como un águila en la noche, la que sigue allí escondida para quitarnos todo y dejarnos aferrados a un volante y pensando que la única opción es morir solos en Finlandia, con los ojos secos de no llorar.

Por suerte, casi siempre es un tronco y vivimos en paz. Pero todos sabemos, por debajo de la risa y del amor y del sexo y de las noches con amigos y de los libros y los discos, que no siempre es un tronco.
A veces es Finlandia».

Relato : Maté sin querer a mi sobrina

Autor : Hernán Casciari - Finlandia.
Read More

domingo, 3 de mayo de 2020

La verdadera historia de la Niña de Guatemala

La verdadera historia de la Niña de Guatemala

La Niña de Guatemala fue María García Granados y Saborío quien era una dama de la alta sociedad, hija del general Miguel García Granados, cuya residencia era utilizada para realizar tertulias de artistas y literatos destacados.

En el año 1877 el poeta cubano José Martí llegó a Guatemala y su asistencia a las tertulias en la residencia del general dieron como resultado que se enamorara de María.

José Martí solía manifestar una visión crítica con respecto a la inferiorización de que era objeto la mujer, por lo que centró su atención en las damas guatemaltecas y las describía de “andar indolente, de miradas castas, vestidas como las mujeres del pueblo, con las trenzas tendidas sobre el manto…”, por eso cuando conoció a María, una mujer con semejantes características aunque con un aire más cosmopolita, se enamoró inmediatamente.

José Martí de 24 años y María García Granados de 17, coincidieron en lo que sentían mutuamente, sin embargo el amor nunca se pudo corresponder debido al compromiso de matrimonio de José Martí con otra mujer.

Finalmente, el 10 de mayo de 1878, María García Granados y Saborío falleció, hecho que dio lugar a la creencia de que había muerto de amor al no soportar el dolor que le provocó el matrimonio de su amado, luego José Martí plasmó su tristeza en el poema IX de sus Versos Sencillos, más conocido como La Niña de Guatemala.

José Martí dejó entrever en el poema IX algo más que una muerte por tristeza, sugiere alegóricamente el suicidio de la niña en las líneas “Se entró de tarde en el río, la sacó muerta el doctor, dicen que murió de frío, yo sé que murió de amor.”
Cuando José Martí regresó casado a Guatemala, María le escribió la siguiente nota: “Hace seis días que llegaste a Guatemala, y no has venido a verme. Yo no tengo resentimiento contigo, porque tú siempre me hablaste con sinceridad respecto a tu situación moral de compromiso de matrimonio. Te suplico que vengas pronto”... Pero nunca regresó.

En el año 2013, con motivo de celebrarse el aniversario número 160 del nacimiento de José Martí, la Embajada de Cuba en Guatemala ubicó la tumba de María García Granados en el Cementerio General y en un acto protocolario se develó una placa conmemorativa a la Niña de Guatemala.

La tumba de María García Granados era una de las mas visitadas, especialmente por muchachas que pedían su ayuda en situaciones amorosas, además existe la leyenda de que cerca de esta tumba se aparece una dama con semblante triste que pide que se adorne con flores a la Niña de Guatemala.

LA NIÑA DE GUATEMALA

Quiero, a la sombra de un ala,
contar este cuento en flor:
la niña de Guatemala,
la que se murió de amor.

Eran de lirios los ramos;
y las orlas de reseda
y de jazmín; la enterramos
en una caja de seda...

Ella dio al desmemoriado
una almohadilla de olor;
él volvió, volvió casado;
ella se murió de amor.

Iban cargándola en andas
obispos y embajadores;
detrás iba el pueblo en tandas,
todo cargado de flores...

Ella, por volverlo a ver,
salió a verlo al mirador;
él volvió con su mujer,
ella se murió de amor.

Como de bronce candente,
al beso de despedida,
era su frente -¡la frente
que más he amado en mi vida!...

Se entró de tarde en el río,
la sacó muerta el doctor;
dicen que murió de frío,
yo sé que murió de amor.

Allí, en la bóveda helada,
la pusieron en dos bancos:
besé su mano afilada,
besé sus zapatos blancos.

Callado, al oscurecer,
me llamó el enterrador;
nunca más he vuelto a ver
a la que murió de amor.

José Martí
Read More

jueves, 19 de marzo de 2020

La verdadera historia de Freddy Krueger

Para quienes entran al blog en busca de historia de terror y películas basadas en hechos reales, esta lectura  de La verdadera historia de Freddy Krueger  es obligatoria, más ne épocas de encierro y cuarentena... Si te gustó comparte.

La verdadera historia de Frederick Krueger

La verdadera historia de Freddy Krueger 

Frederick Krueger fue un inmigrante Judio-Aleman, el cual asesinó a más de 72 personas, todos ellos niños y adolescentes en el pueblo de Rockwell Iowa, los invitaba a base de engaños a un sótano (dónde se encontraba la caldera de la piscina pública de la ciudad, dónde Freddy trabajaba) siempre usando una "garra" que el mismo había creado, con el cual descarnaba a sus víctimas, desapareciendo los cuerpos en la enorme caldera. Rockwell fue testigo de la desaparición de muchos niños, hasta que en el verano de 1908, una adolescente de nombre Nancy, huyó de las garras del asesino mientras era atacada. Nancy logro escapar herida con el brazo totalmente desgarrado, gritando auxilio por las calles, el viejo Freddy que ya contaba con avanzada edad le fue imposible alcanzarla. Las autoridades al ver tal escenario fueron inmediatamente a buscar al presunto responsable, al llegar, el viejo anciano se encontraba sentado esperando su destino, con la "garra" ensangrentada, diciendo : -Yo lo hice, yo soy responsable de la muerte de todos los jóvenes, cada alma que tome, me hará vivir eternamente-. El sheriff del condado, padre de una de las víctimas, golpeó y torturó a Krueger quemando gran parte de su cuerpo en la misma caldera. El cuerpo policial asentó en su informe que el anciano había puesto resistencia y tuvieron que intervenir con la fuerza. Después de un proceso en contra de Freddy, se le declaró culpable y mal de sus facultades mentales. Internado en un sanatorio psiquiátrico hasta octubre de 1910 donde falleció mientras dormía.
La semana después de su muerte se reportaron 11 personas fallecidas, 10 niños y el sheriff que lo torturó hasta casi la muerte. Todos los cuerpos estaban acostados en sus camas.
Hasta el día de hoy el pueblo de Rockwell Iowa, es un pueblo fantasma, ya que si pasas ahí una noche, es probable que no despiertes para contarlo…

La verdad es que toda esta historia es inventada, pero sirve para fomentar la lectura y puto el que lo lea.
Read More

domingo, 2 de febrero de 2020

La verdadera historia de Pinocho

Érase una vez... La verdadera historia de Pinocho! El escritor italiano Carlo Collodi publicó «Las Aventuras de Pinocchio» en el primer semanario dirigido a niños, llamado «Giornale Per I Bambini», entre 1881 y 1882, el cual contaba con las ilustraciones de Ugo Fleres y Enrico Mazzanti.

La verdadera historia de Pinocho

La verdadera historia de Pinocho

La imagen original de Pinocho es la de un ser de madera, pero nada muy elaborado, un niño de palo que vagaba por las calles, pobre, hambriento, mentiroso, avaro, sin escrúpulos ni emociones, que no acepta las críticas o correcciones de personas que lo quieren aconsejar.
De hecho, en una oportunidad el grillo parlante del cuento, más conocido como el querido Pepito Grillo gracias a Disney, advirtió a Pinocho de que estaba actuando mal y que regresara a casa, pero el muñeco reaccionó violentamente:
«Al oír estas últimas palabras, Pinocho se levantó enfurecido, agarró del banco un martillo y lo arrojó contra el Grillo parlante. (…) Lo alcanzó en toda la cabeza, hasta el punto que el pobre Grillo casi no tuvo tiempo para hacer cri-cri-cri, y después se quedó en el sitio, tieso y aplastado contra la pared. ¡Muerto!»
En vez de sentir remordimiento por el asesinato que cometió, aseguró a Geppetto que el Grillo había tenido la culpa de todo y que él no tenía la intención de matarlo.
Por eso, en el siguiente episodio el karma lo castigó para darle una lección.
Durante una noche de tormenta, Pinocho salió a mendigar, pero los vecinos no le dieron nada y le tiraron una cubeta llena de agua encima.
Entonces el muñeco volvió a su casa mojado y sin comida, se sentó cerca de una hoguera para secarse y se quedó dormido, pero sus piernas comenzaron a arder y se convirtieron en cenizas.
Geppetto golpea la puerta repetidas veces y grita para que Pinocho le abra, pero éste le contesta que no puede caminar.
Su padre creador no le cree, pero logra entrar y ve que sus piernas están totalmente quemadas.
El pobre carpintero reconstruye las extremidades de la mentirosa figura de madera, pero más tarde se dará cuenta de que habría sido mejor no hacerlo, porque Pinocho comienza a vender sus pertenencias y el dinero que obtiene los derrocha en vicios y diversos líos.
El último violento episodio que vivió se produjo cuando escapaba de un par de ladrones que lo persiguieron para robarle, pero él logró entrar en una casa encantada para refugiarse, donde tuvo una extraña conversación con una niña que habría estado muerta, al igual que toda su familia (hay otra versión que es el fantasma del grillo el que se le aparece para decirle que no se fie de quien le diga que existe el monte mágico).
Tras esto, los delincuentes ingresaron a la vivienda y comenzaron a acuchillarlo.
Como vieron que no resultaba herido, pensaron en ahorcarlo y así lo hicieron, hecho relatado en una terrible escena no apropiada para menores:
«Y corrieron tras de mí y corrí y corrí, hasta que al fin me atraparon y me colgaron de un árbol, diciendo: ‘Mañana volveremos por ti y estarás muerto y tu boca estará abierta, y luego tomaremos las piezas de oro que has escondido bajo la lengua'».
Collodi había pensado que ésta fuera la historia final, pero el editor del periódico le solicitó que continuara con su obra y le diera un final más feliz.
Es por eso que pensó en el hada azul, quien salvaría a la marioneta y le indicaría el camino correcto en la vida.
Sin embargo, en otros violentos capítulos ella también muere y luego aparece como un fantasma, al igual que el grillo parlante.
Finalmente, ambos logran que Pinocho siente cabeza y cuide a su anciano padre, no sin antes protagonizar duras escenas en las cuales quisieron freírlo en un sartén, lo convirtieron en burro, le quitaron la piel para hacer con ella un tambor (eso se lo hace un músico).
Para ello le ata piedras al cuello y lo sumerge en el agua, aunque antes de ahogarse los peces se comen la carne del burro y el esqueleto, que es de madera, vuelve a ser Pinocho.
A pesar del claro mensaje moral, es evidente que se trata de una historia muy poco apropiada para niños que, además, se sospecha que pudo estar muy influenciada por el mundo de la alquimia y de la masonería.
No es solo la historia se base en el concepto del «homúnculo», encarnado en el protagonista, es que la obra está llena de simbolismos alquímicos y de secretos ocultistas cuyo significado aún hoy en día se sigue discutiendo.
En 1940, Walt Disney popularizó el cuento a través de una película, donde Pinocho conservó sus peores características de mentiroso y terco, pero ahora en un mundo mucho más infantil y colorido, pero muy alejado del original.
Read More

La verdadera historia de Gargamel

¿Quien fue Gargamel, realmente era malo? No te pierdas la verdadera historia de Gargamel, el malvado de los Pitufos.

La verdadera historia de Gargamel

La verdadera historia de Gargamel

Gárgamel, en realidad no era el malo de la historia, sino por el contrario es un cura pobre de sotana negra (sacerdote de la orden Dominica que llevo a cabo la inquisición en los siglos XII - XIII en Europa) que vivía en una iglesia con campanario. Su gato Azrael significa Israel, es decir: El pueblo de Dios, este seguía al cura Gárgamel a todas partes para ayudarlo a erradicar el mal.
Se dice que los pitufos principales representan a los pecados capitales (gula: goloso, ira: gruñon, vanidad: vanidoso, pereza: dormilón, lujuria: pitufina, soberbia: Filósofo, etc) escondidos en la simpatía y en la ternura de unos hombrecitos azules. Papá Pitufo está vestido de rojo porque es la cabeza de todos los pecados capitales, es decir, es el Diablo.
Los pitufos eran espíritus malignos del bosque que se reproducían en los días de luna llena con conjuros mágicos (es decir, solo con la luna llena aparecía un pitufo porque por medio de la luna le roban el alma a los niños). La aparente inocencia de los pitufos es solo un disfraz para ocultar al Mal en la Tierra. *Para otros Azrael no es Israel, sino que es el nombre del Ángel de la Muerte.

En los Pitufos lo primero que llama la atención es la existencia de una sola hembra entre una población naturalmente masculina, hecho que ha dado pie a interpretaciones de todo tipo, desde un machismo radical hasta una sociedad homosexual utópica. Sin quedarse en ninguna de ellas, la reproducción de los pitufos sigue siendo un misterio. Se sabe que después de una luna azul, nacían los pitufos, y a bebé pitufo -que fue introducido después- lo trajo la cigüeña. Sabemos también que hay un papá pitufo, pero no una mamá pitufa. Pero ¿por qué se dijo alguna vez que los pitufos tenían rasgos satánicos? Simplemente porque existe una simbología religiosa detrás de la historia. Supuestamente, cada pitufo representa un pecado capital. Así, Goloso es la gula, Fortachón la soberbia, Perezoso la pereza, Egoísta la avaricia y Vanidoso la vanidad. Pitufina es la lujuria y Filósofo, que en algunos momentos intenta suplantar a Papá pitufo y aprender todo lo que sabe él, es la envidia. En este mundo, sin embargo, todas las fuerzas están controladas, especialmente por el papel que juega Papá pitufo. Pero la polémica se ahonda al constatar que este tierno abuelito tiene en su sillón el signo del pentáculo, la estrella de cinco puntas trazada por igual número de líneas. Esa figura, aunque tiene un origen simplemente pagano, ha sido históricamente asociada con el culto del satanismo y la magia negra en general.

Otro aspecto polémico para los que vetaron la tira cómica en su momento, es el nombre del gato de Gárgamel. Aunque hay discusiones etimológicas al respecto, según la tradición hebraica Azrael (Azra-el: ayuda de Dios) designa al ángel de la muerte y del juicio. Ha sido también asimilado al culto del vampirismo y el satanismo por lo que representa, y es uno de los ángeles más respetados. Otro de los aspectos es que el villano se vestía de monje (Gárgamel), y aunque su hábito no corresponde a ninguna congregación en especial, sí luce como una vestimenta religiosa, de algún asceta. Todo esto, sin entrar en un nivel más detenido de análisis, en el que se vislumbran algunos rasgos que vinculan a los pitufos con el culto del vampirismo que, ciertos o no, ayudaron a aumentar las reticencias hacia esos pequeños azules que todo lo "pitufaban" tarareando la misma melodía.
Además del nombre de Azrael, está la creación y TRANSFORMACIÓN DE LA PITUFINA COMO ASPECTO A CONSIDERAR. Es creada por Gárgamel con el propósito de seducir a los pitufos. Ahora bien, existe un relato bíblico que alude a una mujer anterior a Eva en la Tierra. Lilith fue la primera mujer de Adán, creada del barro, al igual que él, pero con la que sin embargo nunca se pudo entender el primer hombre. Se estipula que ella se va del Jardín del Edén, y ahí queda todo, pues la Biblia la menciona sólo dos veces. Sin embargo, quienes siguieron el rastro del mito, aseguran que Lilith se fue a una caverna, donde se apareó con demonios y engendró hijos demonios. Entretanto, Dios creó -ahora de una costilla de Adán- a otra mujer: Eva. Para quienes cultivan el satanismo, LILITH es la madre de todos los demonios, y está fuertemente vinculada a los vampiros. Volvamos a los pitufos. Gárgamel envía una Pitufina seductora que no es "buena" para los requerimientos de la aldea. Papá pitufo logra, con sus encantamientos, convertirla en una buena chica, con lo que la analogía queda completa: la Pitufina es ahora Eva. Pero no es sólo eso: Papá pitufo no tiene el poder de crear una Pitufina de la nada, sino que toma lo que hay y lo transforma en algo más. El "envase" es el mismo, básicamente, y eso es exactamente lo que hace el vampirismo. También están, como datos de la causa, la obsesión de Gárgamel de recuperar a la Pitufina y la peculiar fijación de Azrael con ella, más que con el resto de los pitufos. Y además, un extrañísimo capítulo con múltiples lecturas en el que un pitufo malo muerde a otro y ese otro se vuelve malvado y toma un tono de piel amoratado. Luego está casi toda la aldea "contagiada". Si son o no correctas estas interpretaciones, o si es simplemente ver debajo del agua una inocente historieta, lo decide cada uno, pero los análisis del mundo pitufo abundan, casi tanto como las setas -en las que ellos viven- después de una lluvia. Incluso hay una teoría de que los pitufos eran comunistas, porque en su sociedad no existía la propiedad privada. En todo caso, no se trata de espirituarse ni nada por el estilo. Cuando eras chico, simplemente eran entretenidos y punto. Después de todo, qué hombre no amó a la pitufina y qué niña no quiso ser esa enanita de taco alto y coquetas pestañas.

Hemos rescatado este curioso texto, bueno, en realidad son dos diferentes, pero que tratan del mismo tema, el segundo traducido por nosotros, para completar asi un texto sobre este poco conocido asunto. El creador de los Pitufos, Pierre Cullimore, fue miembro del KU KLUX KLAN y simpatizante con la causa blanca. Es algo, que evidentemente nosotros no podemos confirmar, pero ahí queda el asunto. Los que elaboraron los siguientes textos, dejan mas que claro que solo son unos progres, por la estupidez de muchos de sus comentarios, pero lo que nos interesa es el fondo del asunto. Resulta gracioso y patético a la vez, que reconozcan que esta serie de dibujos con la que se han educado un par de generaciones, tenga valores positivos, casi entendida esta como una lucha entre el bien (los pitufos) y el mal (Gargamel, el oro y la codicia), pero que sin embargo lo peligroso de la misma según ellos, es precisamente ese "mensaje oculto" de la serie favorable de alguna manera a los ideales arios y NS. Es evidente que lo peligroso de verdad, es ver como la mentalidad sionista ha calado en toda la sociedad, llegando al punto de comparar la defensa de nuestra raza y de nuestros valores, como algo negativo.
Read More

El origen de la palabra anfitrión

¿Tú sabes de donde viene la palabra "ANFITRIÓN"? Hemos sido engañados durante mucho tiempo y es por eso que una dosis de conocimiento no nos viene nada mal.
Nos encatan estos post con los origenes de las palabras, así que compartimos este y esperamos que nos manden más cosas curiosas sobre cómo se originan las palabras y cuál es su significado, si conocen más palabras con su origen y su verdadera historia, no duden en escribirnos al mail y lo subiremos a este blog de literatura y cultura tan variado como es El blog del Poeta Gabriel, con cuentos, relatos y poesías entre otros tantos artículos.
No olviden seguirnos en nuestras redes sociales!

El origen de la palabra anfitrión

El origen de la palabra: "ANFITRIÓN"

En la mitología griega, Anfitrión era el marido de Alcmena, la madre de Hércules.

Mientras Anfitrión estaba en la guerra de Tebas, el dios Zeus se acostaba con Alcmena, noche tras noche, tras lo cual, ella quedó embarazada.

Con el embarazo de Alcmena se creó un gran alboroto porque, evidentemente, Anfitrión dudó de la fidelidad de su esposa.

Al final todo fué aclarado por Zeus y entonces Anfitrión se puso contento por ser el marido de una mujer escogida por el dios Zeus para tener sexo.

De aquellas noches de pasión nació el semidiós Hércules.

A partir de ese momento, el término "anfitrión" pasó a tener el sentido de:
"Aquél que recibe en su casa".

Por lo tanto, anfitrión es sinónimo de cornudo tranquilo, pendejo y feliz.

Resumiendo: Cuando alguien le diga que usted es un buen anfitrión, mándelo a chingar a su madre y por las dudas, esté atento y vigile a su vieja, no vaya a ser que algún "Zeus" esté atendiéndola y al rato ande usted feliz de la vida manteniendo varios Herculitos.

Demasiada cultura puede ser un problema!
Read More

La verdadera historia del exorcismo de Emily Rose

El exorcismo de Emily Rose: La verdadera historia detrás de la película.

La verdadera historia del exorcismo de Emily Rose

La verdadera historia del exorcismo de Emily Rose

Emily Rose es en realidad una joven alemana llamada Anneliese Michel. Desde su nacimiento el 21 de septiembre de 1952, Anneliese Michel disfrutó de una vida normal, educada religiosamente desde que era muy pequeña.

Sin advertencia, su vida cambió un día de 1968 cuando empezó a temblar y se dio cuenta de que no tenía control sobre su propio cuerpo. No pudo llamar a sus padres, Josef y Anna, ni a ninguna de sus tres hermanas.

Un neurólogo de la Clínica Psiquiátrica de Wurzburg, Alemania, la diagnosticó con el “gran mal” de la epilepsia. Debido a los fuertes ataques epilépticos y a la depresión que sigue, Anneliese fue admitida a tratamiento en el hospital.

Poco después de comenzar los ataques, Anneliese empezó a ver imágenes diabólicas durante sus rezos diarios. Era el otoño de 1970 y la joven estaba atormentada con la idea de que estaba poseída. Voces empezaron a perseguirla diciéndole que iba a “achicharrarse en el infierno”.

En el verano de 1973 sus padres visitaron a diferentes pastores solicitando un exorcismo. Sus requerimientos fueron rechazados. Los ataques no disminuyeron y su conducta se volvió mucho más errática.

En su casa en Klingenberg, insultaba, golpeaba y mordía a sus familiares. Se rehusaba a comer porque los demonios se lo prohibían. Anneliese dormía en el suelo de piedra, comía arañas, moscas y carbón, y bebía su propia orina.

Luego de hacer una exacta verificación de su posesión en septiembre de 1975, el obispo de Wurzburg, Josef Stangl, le ordenó al padre Arnold Renz y al pastor Ernst Alt a practicar un “gran exorcismo” a Anneliese.

La base para este ritual era el “Rituale Romanum”, él cual era un canon legal válido desde el siglo XVII. Se determinó que Anneliese debía ser salvada de varios demonios, incluyendo a Lucifer, Judas Iscariote, Nerón, Caín, Hitler y algunas otras almas atormentadas.

Entre septiembre de 1975 hasta julio de 1976 se le practicaron una o dos sesiones de exorcismo por semana. Los ataques de Anneliese eran tan fuertes a veces que debía ser sostenida por tres hombres e incluso hubo que encadenarla.

Se hicieron más de 40 grabaciones durante el proceso con el propósito de preservar los detalles. El último día del exorcismo fue el 30 de junio de 1976, y para este punto Anneliese sufría de neumonía, estaba completamente delgada y tenía fiebre muy alta.

Lo último que le dijo Anneliese a sus exorcistas fue: “Rueguen por el perdón” y a su madre le dijo: “Mamá tengo miedo”. Anna Michel grabó la muerte de su hija al día siguiente, el 1 de julio de 1976. De acuerdo a la evidencia forense, Anneliese murió de hambre.
Read More

La "Tamalera Asesina" de México

Corría el mes de julio de el año de 1971 del siglo pasado, en Pirineos número 15, colonia Portales, un barrio de clase media baja nace una de las historias mas retorcidas de la ciudad de México.
Trinidad Ramírez vivía una situación de violencia psicológica de parte de su marido, el era el clásico hombre mantenido y que para colmo mantenía sobajada a su pareja, la cual hacia tamales para mantener a flote la raquítica economía familiar, el marido de nombre Pablo Días aparte de traerla en contra de la esposa, golpeaba también a los hijos, hecho que muchos suponen fue lo que poco a poco colmo la frágil paciencia de trinidad. Porque en México si algo tienen las mujeres es que pueden aguantar hasta lo impensable pero si les tocaban a los hijos se despierta un instinto asesino dormido en toda mujer.

Ese día había comenzado especialmente mal, Pablo le había tomado un dinero que trinidad había estado guardando para pagar las cuentas del mes, esta al reclamarle tal dinero recibió como respuesta el acostumbrado maltrato y no contento comenzó a golpear a su hijo mayor, incapaz de defenderlo, guardo su rencor y espero a que el alcohol en el que se había gastado el dinero hiciera su somnoliento efecto.

Cuando estuvo segura de que dormía profundamente, tomo un bate y con todo el odio guardado asesto un golpe tras otro hasta que él falleció.
Aunque las pruebas apuntaban a que su hijo y su yerno lo descuartizaron ella se mantuvo estoica ante su declaración y se hizo responsable por el crimen.
Contó en su declaración que había desprendido las piernas y los brazos con la misma sierra que usaba para cortar la carne de los tamales, hasta terminar cortando la cabeza.

Ella tomo el torso y las extremidades las metió en la olla para tamales y los puso a cocinar, para poder hacer los tamales que vendería esa misma mañana, lo demás lo conservo por una noche, llevando el resto del cuerpo en el carro que usaba para vender tamales para tirarlo en un terreno cerca de su casa. Pero ese no fue el destino de la cabeza de su marido, la cual se mantuvo en una olla debajo de la cama de la asesina, hasta ser encontrada por los agentes investigadores.

Y es donde comienza el mito ya que a pesar de las alertas que emitió salubridad, nadie se presento a declarar o reclamar por los tamales ingeridos, tal vez por un pudor de ser señalados en la calle como clientes de la tamalera asesina.
Se pidió darle entre 20 y 40 años por el crimen cometido, pero el defensor pidió la absolución de esta por el alto grado de maltrato y estrés al que era sometida por su marido.

La "Tamalera Asesina" de México

Read More

miércoles, 23 de octubre de 2019

Historia de terror en el cementerio

Estamos a pocos días del día de los muertos, y muchos estarán con ganas de ir al cementerio de noche para contar historias de terror con sus amigos.
O quizás en la noche de Brujas o Halloween, muchos quieren hacer rondas de cuentos de terror en un fogón.
Esta historia de terror en el cementerio es uno de esos cuentos de miedo que no pueden faltar en cualquiera de las dos ocasiones.
Es un cuento corto de terror que tiene como escenario un cementerio cualquiera, y que realmente deja la piel de gallina.
Si te gustó, no olvides compartirlo con aquellos que aman los cuentos e historias de terror y, por supuesto, no te olvides de contarlo en Halloween o en el día de los muertos.

Historia de terror en el cementerio

Historia de terror en el cementerio

Antiguamente los ataúdes se construían con un agujero, en el que se ponía un largo tubo de cobre que conectaba a una campana a través de una cuerda. El tubo permitiría respirar a las personas que fueran equivocadas por muertas.

En cierto cementerio de un pueblito, el enterrador local, cuando oyó sonar una campana, fue a ver si eran los niños tratando de jugarle una broma. A veces era solo el viento. Esta vez, no eran ninguno de las dos. Una voz que provenia desde abajo, rogaba por ser desenterrada.

"¿Eres tu Sarah O'Bannon?" Preguntó el hombre, que leía en la lápida el nombre.
"¡Si!" Contestó la quebradiza voz.
"Naciste en Septiembre de 17, 1827?"
"¡SI!"
"La lápida dice que moriste en Febrero 20, 1857."
"¡NO, ESTOY VIVA, FUE UN ERROR! ¡DESENTIERREME, LIBEREME!"
"Lo siento, Señora," dijo mientras arrancaba la campana y tapaba el tubo con tierra. "Pero ya estamos en Agosto. Lo que sea que seas, estoy muy seguro que no estás viva ya y de que tampoco volverás a subir..."
Read More

El Monstruo del armario

El Monstruo del armario

Todo comenzó porque mi hijo de tres años lloraba por las noches a la mitad de la noche. Cuando iba a su cuarto a verlo, estaba histérico: por sus mejillas corrían lágrimas y lloraba diciendo que el coco lo había asustado. Lo dejaba dormir con mi esposa por la noche y pensaba que sólo había sido un mal sueño.
La siguiente noche él ni siquiera quería estar en su cuarto, pero lo convencí diciéndole que el coco era un invento de su imaginación. Me despertaron una vez más sus gritos. Corrí a su cuarto para encontrarlo lleno de lágrimas otra vez.
Para la tercera noche coloqué una cámara en su cuarto para mostrarle que no había monstruo. Esa noche no hubo gritos ni llanto. Fue agradable despertar en la mañana luego de mi primera buena noche en tres días. Sin embargo, mi hijo no se veía fatigado. Ni siquiera se quejó en la mañana cuando lo despertamos para ir al preescolar. Cuando mi esposa lo llevó, decidí revisar la cinta de la cámara para averiguar cómo había dormido. Nunca olvidaré lo que vi.

Al rededor de las dos de la madrugada mi hijo dormía, pero la puerta de su armario lentamente se abrió. De las sombras emergió una mujer pálida, desnuda y delgada con largo cabello negro y unos sólidos ojos negros. Su cuerpo era huesudo y frágil, como si hubiera sobrevivido un holocausto. Cuando se volteó, pude ver su espina que sobresalía de su espalda como si fuera un dinosaurio. Acercó sus manos anormalmente grandes a la cama de mi hijo y cubrió su boca. Él intentaba gritar, pero no podía.

La palma de una de sus manos fácilmente tapaba su cabeza y ahogaba sus gritos. Ella lo tomó con una facilidad que alguien con su frágil cuerpo no debería tener y caminó de regreso al armario con mi hijo en sus brazos. Una hora después regresó con lo que parecía un gusano que se convulsionaba del tamaño de una mochila y lo colocó en la cama de mi hijo antes de regresar de nuevo al armario.

Durante las siguientes dos horas lo vi torcerse y sufrir espasmos mientras crecía y mutaba hasta parecerse a mi querido hijo. Una vez que la transformación estuvo completa, salió de la cama, se puso una piyama, se volvió a meter y nos esperó. No sé qué es esa cosa que partió con mi esposa esta mañana, pero sé que no es mi hijo...

Historia de terror : El Monstruo del armario
Autor : Desconocido
Read More

Leyenda de Los Quemados

Para Halloween, otra historia de terror para contar en un fogón o reunión de noche de Brujas: La Leyenda de Los Quemados. un relato espeluznante, que da mucho miedo y que pueden contar leyendo esta historia.
Como siempre, mil gracias a todos los lectores que siguen buscando este blog de literatura para disfrutar de cuentos e historias de terror reales e inventados. Sigan compartiendo y mandando por mail relatos verídicos o cuentos inventados de terror y horror que aquí los seguiré publicando para todos los lectores aficionados a este género.
Feliz Halloween o noche de Brujas adelantado y feliz día de los muertos adelantado. No olviden buscar más historias de miedo en este blog.

Leyenda de Los Quemados

Leyenda de Los Quemados

Hay quienes pensaron que en realidad se trataban de personas muertas por un incendio, pero en realidad son maniquíes de cera : algunos perdieron la cabeza, brazos y otros no llegaron a perder sus cajones. El 19 de marzo 1925, el Manchester Guardian informó que las instalaciones del Museo de Cera de Madame Tussaud, situado en Marylebone Road, Londres, habían sido gravemente dañados por el fuego. El fuego fue descubierto poco después de las diez y media de la noche, continuó el Manchester Guardian, y una hora más tarde, el interior de la bodega ya era un «alto furioso”. El fuego no sólo atrajo a varios cuerpos de bomberos, pero también cerca de diez mil personas, curiosos por ver el desastre – después de todo, no había noticieros o transmisiones en vivo de estos eventos. El fuego sólo se extinguió alrededor de la medianoche. Nadie murió, pero las pérdidas fueron enormes. Sólo a la mañana siguiente al fotógrafo se le permitió entrar y capturar una imagen de los maniquíes pobres Wax Museum, algunos decapitados, otros sin brazos y lo más visiblemente entristecido por los trágicos eventos.
Read More

Historia de horror de un médico forense

Historia de horror de un médico forense. Lectura no apta para personas sensibles.

Historia de horror de un médico forense

Historia de horror de un médico forense


-Soy Thomas- un médico forense de 34 años,
yo era un padre y esposo amoroso, era un hombre ejemplar para mi familia y compañeros, pero la ambición y el amor por el dinero me llevaron a la perdición.
Esta es mi historia...

A lo largo de mi vida he aparentado lo que no soy frente a la sociedad, debo admitir que mi trabajo como médico forense se ganaba muy bien y más cuando estas entre los mejores médicos, pero soy un hombre muy ambicioso y lo que ganaba no fue suficiente para mí. A si que decidí crear "mi propia empresa" por así decirlo, cree una red ilegal en venta de órganos y no me fue difícil contratar a personas que se dedicaban hacer trabajos sucios, aproveche mi puesto como forense para extraer los órganos de los cuerpos que llegaban a la morgue, me era muy sencillo hacerlo después de todo ¿quien iba a sospechar de mí?.

Pasado el tiempo mi empresa ilegal fue creciendo, necesite contratar a más personas que hicieran el trabajo sucio, entre ellos contrate sicarios, ustedes saben un hombre de negocios como yo aveces teniamos que resolver las cosas de otra manera, cree una página en los que muchos llaman la DEEP WED (Internet profunda). Era una de las páginas más famosas y era difícil entrar, para acceder a ella era mediante de una series de códigos, tenía mis propios hackers y eran los mejores, no había POLICÍA, FBI o CIA que pudieran dar conmigo, era un gran mafioso anónimo en fin llegue a construir la mejor red de ventas en tráfico de órganos, una "empresa bien organizada" los pagos eran por Bitcoin (moneda virtual) o en efectivo, las ventas cada ves eran mayores y ya no era suficiente con solo extraer los organos de los cuerpos que llegaban a la morgue. Por lo tanto accedí al otro paso, el secuestro de niños, jóvenes y adultos, trata de personas. Los niños eran más fácil de engañar y eran presa fácil.

Los órganos se vendían a un precio muy alto, eso sí se realizaban estudios para que fueran compatibles y así el cliente quedaría muy satisfecho. Llegué a ganar miles y miles de millones de dolares, vivía como un rey y me daba el lujo de viajar a cualquier parte del mundo. Todo era color de rosa, no me importaba el dolor ajeno. A un hay madres desesperadas buscando a sus hijos, no pierden la fe y esperanzas de encontrarlos pero muchas no saben que están muertos y sus órganos fueron vendidos al mejor postor.

Un día me llegó la solicitud de un millonario que necesitaba 2 corazones y un riñón pero de niños, le puse la suma más elevada del mercado, porque había que secuestralos aparte como se dispararon el rapto de niños los padres estaban más atentos. Mi cliente aceptó mi presupuesto y mande a mis hombres a realizar el trabajo sucio secuestrar a 2 niños.

Ya estábamos listo a la espera de los cuerpos para realizar la extracción de los órganos cuando de pronto recibí una llamada en la que me informaron que tuvieron que matar a la madre para secuestrar a los niños.

-Muy bien, no importa traigan los 3 cuerpos, saquen los órganos correspondientes, el de la mujer también, no hay que desperdiciar nada. Mañana por la mañana espero ver los órganos listo para la venta. No quiero errores.

Me retiré y fui a casa. Tome una ducha y la mejor siesta.
Al dia siguiente vendi los órganos al mayor precio, fue la mejor venta del año.
En horas de la noche estando en casa recibí una lamentable noticia, la peor tragedia de mi vida, el carro que conducía mi esposa fue encontrado con manchas de sangre, la policía me informó del hecho ya que el carro estaba a mi nombre.

-¿Pero como va a ser eso posible si ella estaba de viaje con los niños?. Por Dios los niños.
Recordé aquella llamada en la que habían secuestrado a unos niños y mataron a la madre, de inmediato me dirige al lugar. Y con sorpresa y terror vi los pequeños cuerpos de mis gemelos de 10 años con sus tórax abierto, le habían sacado todos sus órganos. El cuerpo de mi esposa estaba desmenbrado dentro de un tanque lleno de ácido. Caí de rodillas lloré como nunca, ese dia me di cuenta que había mandado a secuestrar y asesinar a mi familia.

La culpa y la tristeza se apoderaron de mí, pensé en quitarme la vida pero no era suficiente castigo para mí, a si que me entregue a las autoridades y confesé todos mis crímenes. Luego tras algunos años de investigación capturaron a todos los miembros de la red ilegal incluyendo algunos de sus compradores, a mi me condenaron a la pena de muerte, LA INYECCIÓN LETAL.
Hoy estoy acostado en una camilla amarrado, viendo como un doctor me coloca la inyección mientras observó atrevés de la ventana el llanto de mis padres despidiéndome con mucho dolor y la mirada de asco, odio y repudio de los padres de mi difunta esposa. Lo sé me lo merezco, soy basura. El estafador resultó siendo estafado, ahora entiendo y comprendo el dolor de aquellas familias que perdieron a sus seres amados, siento mucha culpa y sé que mi muerte no va a aliviar su dolor ni mucho menos traerá de vuelta los suyos. Perdón, mil veces perdón.

15 minutos después Thomas oficialmente fue declarado muerto...

Autor : Anónimo
Read More

Historia de terror basado en un hecho real by Sádica-Vi

Un hecho que marco mi vida para siempre, sucedió durante el verano del 87, yo tendría unos 8 años y mi hermano Daniel tenía 6 años, era verano y como mis padres trabajaban no podían encargarse de nosotros , nos enviaban a casa de mi abuela , ella tenía un gran terreno muy cerca de un ejido en Altamira llamado Lomas del Real, mi abuela criaba cerdos y pollos, nunca tuvo problemas en recibirnos pero no nos atendía y se desentendía de nosotros, casi siempre estaba ocupada atendiendo a los animales, en cierta forma nos agradaba aquello, hacíamos lo que queríamos, la única regla era que no podíamos alejarnos de la propiedad y no salir de los límites de la misma, eran terrenos casi deshabitados y había vecinos a lo lejos.

Nuestra rutina era levantarnos con el canto de los gallos, desayunar y alimentar a los pollos, después de eso, éramos libres, jugábamos con el perro, en una llanta que teníamos de columpio y a las escondidas, sin embargo pronto nos aburrimos, conforme pasaban los días, nuestros recorridos eran más lejos de la casa, a los límites de la propiedad, fue entonces que en una de esas incursiones descubrimos a lo lejos en un terreno vecino, una vieja casa de madera, estaba abandonada, las ventanas tapiadas y completamente "enmontado".

La tentación por ir a aquel lugar fue abruptamente disuelta por el llamado de la abuela que nos mandaba llamar a lo lejos, regresamos esperando un regaño y nos lavamos para merendar, esa noche recuerdo que mi hermano y yo hablábamos de la casa abandonada, nos parecía un gran misterio y nuestra curiosidad aunada a un aburrimiento y ganas de aventuras nos obligaba a ir a aquel sitio y explorar, a pesar de la advertencia y la reprimenda de nuestra abuela.

El día siguiente paso lento y planeábamos visitar la casa, al caer la tarde cuando la abuela estuviera muy ocupada alimentando a los cerdos, al llegar el momento, inventamos el pretexto de ir a sacar agua a un pozo, vigilamos que estuviera distraída y corrimos a la cerca, pasamos por debajo de la alambrada y nos metimos con trabajo entre la mala hierba crecida, llegamos a la parte trasera de la casa abandonada, en donde había una vieja letrina. Notamos que a pesar de ser muy tarde estaba todo en silencio, algo raro ya que a esas horas escuchabas el graznido de los cuervos y aves que regresaban a las ramas de los árboles para pasar la noche, no se escuchaban ni siquiera grillos en el ambiente. Con ese silencio los nervios me invadieron y note que algo no estaba bien.

Le dije a mi hermano que debíamos volver, que regresaríamos en la mañana, ya que la obscuridad caía sobre nosotros, en ese momento con una cara de molestia me vio y me dijo que tenía que ir al baño, que no se podía aguantar la ganas de ir, le dije que corriéramos a la casa y me dijo que no podía, que lo tenía casi afuera, entonces pensamos en la letrina, estaba ahí y abandonada así que no había problema, el entró y cerró la puerta, mientras yo me quedé observando la casa, algo raro había en ella, me acerqué a las ventanas para ver si podía ver algo y noté que no había nada, solo abandono y tablas rotas, extrañamente vi a lo lejos una mecedora que parecía haber sido usada, no tenia rastros de polvo, la curiosidad me hizo ir a la parte de enfrente para ver mejor y el resultado fue el mismo, total abandono y sin embargo la puerta no estaba tapiada con tablas, solo las ventanas, pensé que quizás los dueños venían de tanto en tanto.

Estaba ya obscuro cuando fui por mi hermano, me tardé unos momentos así que ya debía haber terminado de hacer lo suyo, al llegar a la letrina toqué y pregunté que si ya había terminado, al no obtener respuesta, abrí la puerta de la letrina y vi con extrañeza que no estaba, comencé a gritarle pensando que quizás me había ido a buscar al no verme y rodee la casa, no había rastro de él, pensé que quizás había regresado a la casa y corrí. Al llegar ya mi abuela preparaba la cena, le pregunte por mi hermano y con cierto desinterés me dijo que no lo había visto, que andaba conmigo; yo corrí al cuarto a buscarlo, alrededor de la casa, y a los lugares donde comúnmente jugábamos, no estaba, fue entonces que un escalofrió seguido con un sentimiento de preocupación me recorrió la nuca y espalda, quizás había caído por el agujero de la letrina y estaba atrapado entre el excremento.
En ese momento le salieron alas a mi pies y corrí como nunca, pensando en mi hermano ahogándose entre la suciedad, llegué a la cerca, pasé por la alambrada y como pude fui a la letrina, llevaba una lámpara de mano y me asomé por el agujero, esperando ver un asqueroso cuadro con mi hermano lleno de mierda hasta el cuello y pidiendo ayuda, sin embargo cual sería mi sorpresa que no había suciedad y tampoco estaba mi hermano, en cambio había un montón de hierba crecida, denotando el abandono, ni siquiera pude ver las heces que supuestamente había arrojado mi hermano en su urgencia, estaba “limpio”.

Confundido y ya con miedo, grite lo más fuerte que pude, rodee de nuevo la casa e intente abrir la puerta principal sin éxito, me regrese a la casa de mi abuela, con la esperanza que ya Daniel estuviera ahí, llegue con el corazón saliéndoseme del pecho y mi abuela comenzó a regañarme y a preguntarme por mi hermano, sin saber que decir, le dije la verdad, que habíamos ido a la casa abandonada y que el entró en la letrina y que ya no lo volví a ver, mi abuela dibujo en su rostro un gesto de terror que nunca he podido olvidar y tan solo me pregunto

-¿Que fueron a donde?

En eso dejo todo lo que estaba haciendo y salió corriendo, intenté irme tras de ella y se volteó con un gesto de severidad en su rostro y me grito como nunca lo había hecho

-¡Regrésate, lávate y vete a dormir, cierra todo y no se te ocurra salir!

Pensando en la paliza que nos esperaba a mí y a mi hermano una vez que lo hallaran me dirigí a mi cuarto y me acosté pensando en que estaría haciendo Daniel o donde estaba. Sería la media noche que súbitamente abrieron la puerta del cuarto, era Daniel , un sentimiento de alegría me invadió al verlo parado en la puerta con el rostro pálido e inexpresivo, pensé que quizás mi abuela se lo había cuereado, y le pregunté:

-¿Donde estuviste, porque te fuiste? le reclamé con firmeza
El mirándome me dijo algo que me dejó extrañado
-¿Martín, porque te fuiste?

Antes responder, vi que se acostó en su cama con la mirada perdida y viéndome fijamente al rostro, me acomodé en mi cama para dormir pero antes de eso noté algo raro en mi hermano, estaba descalzo y tenía los pies llenos de lodo, no le di demasiada importancia sabía que era sucio y que a veces se acostaba sin bañar, entonces traté de dormir, agarraba el sueño cuando Daniel me hizo otra extraña pregunta que respondí por inercia y entre dientes, ya que el sueño me vencía.

Por la mañana desperté solo para darme cuenta de que la cama de Daniel estaba hecha, como si no hubiera dormido ahí, en eso escuché unas voces conocidas, eran mis padres, algo que me pareció raro ya que faltaba mucho para que regresaran por nosotros.

Al ir a la sala, vi que mi mamá estaba sentada en el mueble llorando y mi abuela la intentaba consolar, mi padre estaba afuera fumándose un cigarro y hablando con unas personas, unos rancheros que comúnmente venían a visitar a mi abuela y unos vecinos.

-¿Qué pasa? Pregunte con angustia

Mi mamá al verme corrió a abrazarme y lloró con mas sentimiento, me besó y me miró con detenimiento y me dijo, vete al carro amor, sin entender que pasada, salí y mi papé se me quedó viendo con alivio, pero tenía el rostro desencajado, me dijo que me subiera al carro y los esperara ahí, de pronto lo supe por unos vecinos que platicaban cerca del vehículo.

Habían hallado la ropa de mi hermano a unos kilómetros de ahí, por un camino de tierra que llevaba a un ejido que se llamaba “Las Flores” estaba ensangrentada, rota y llena de lodo, pero de él no sabían nada, mi abuela lo había buscado toda la noche y los vecinos la ayudaron, entonces recordé la ultima pregunta que la noche anterior me hizo:

-¿Estoy vivo?

Nunca hallaron a Daniel, ni su cuerpo, ni un solo rastro de él, a excepción de su ropa, jamás volvimos a saber de él o de lo que le había pasado. Hasta la fecha sigue siendo un misterio.

Historia de terror basado en un hecho real : Sádica-Vi

Autor : Sádica-Vi
Read More

Historia de la vieja chismosa

Esta historia de terror me la contaba mi abuelita, que ya murió hace unos años... Hace ya muchos años atrás... Cuando la luz eléctrica no existía, en cierto pueblo del Magdalena, Colombia había una señora que se dormía tarde cosiendo, pero lo más particular de esto es que ella no lo hacía solo por coser: lo hacía para ver qué pasaba en la noche y después contarlo a los demás. O sea, la típica "chismosa" del barrio.

Una noche, ella estaba cosiendo cuando escuchó un rezo, cuando abrió la ventana se dio cuenta de que era un entierro.

Venían rezando y cuando ella se quedó viendo el entierro, una mujer de blanco se le acercó súbitamente y le entregó una vela negra, ella al recibirla, vio que la mujer de blanco le dijo "Mañana vengo por ella, es mejor que no la dejes apagar porque esa llama es tu vida..."

La señora aterrorizada no pudo dormir en toda la noche. En fin, amaneció y la señora no dejaba de pensar en la vela. Finalmente, la vieja chusma le comentó a la vecina, y la vecina le dijo que fuera donde el padre de la iglesia para pedir ayuda.

La señora fue a la iglesia del pueblo. Cuando llegó, le mostró la vela al padre, y el padre le dijo que cuando la mujer viniera por la vela se la diera, pero que tuviera un bebé cargado. Así lo hizo la señora, esperó que llegara la hora y la mujer del vestido blanco llegó.

Cuando la mujer tocó la ventana, la vela se convirtió en un pie humano de hueso.. Ella le dijo "Aquí estoy por mi vela", la señora cargaba al bebé y le entregó la vela. Cuando el espíritu vio al bebe le dijo: "Dale las gracias a ese bebé que es un angelito, de lo contrario te enseñaría a no trasnocharte para ver que pasa en las calle..."

Se presentó un caballo negro, ella se montó al animal y así desapareció con un chillido espeluznante..

Historia de la vieja chismosa
Read More

Malditos celos

Un cuento corto de terror y horror, una historia espeluznante titulada "Malditos celos" que encontramos en Facebook y cuyo autor es anónimo o por lo menos desconocido para mi, sin embargo, ya que este es un blog de literatura que recopila esas historias underground que se encuentran en las redes sociales, subo esta historia de terror, justo en el mes de Halloween, para que tengan más y más cuentos de terror para contar en un fogón o en una fiesta de Halloween o noche de Brujas.
Ya que muchos entran al blog buscando historias de terror, aquí les traigo esta historia de horror y amor, celos, pasión y muerte que pueden contar esa noche tan particular como aterradora. Gracias a todos los lectores del blog!

Historia de terror : Malditos celos

Historia de terror : Malditos celos

Ese día el esposo había salido temprano de su trabajo y decidió caer de sorpresa a su esposa, al llegar a su casa vio un carro desconocido estacionado lo que se le hizo sospechoso al hombre. Entró silenciosamente a la casa y escuchó los inigualables sonidos de placer que producía una pareja en una de las recamaras y la ira de los celos llenaron su mente.

Fue rápido a la cocina por un cuchillo y aprovechando la oscuridad y éxtasis de la ardiente pareja, entró al cuarto y acuchillo violentamente a la mujer y después al hombre, hasta que solo se escuchaba la agitada respiración del esposo.

Antes de prender la luz para contemplar su atroz venganza hacia su honor como hombre fiel, un mensaje llego a su celular que decía: "Amor llegare un poco tarde salí a comprar algo de cenar pues nuestra hija nos visitara y nos presentara a su nuevo novio que le pedira la mano hoy.
Ya deben de estar en la casa. Besos".... NOP

Autor : Anónimo
Read More

Cuento de terror : Presencia sobrenatural

Un cuento de terror, basado en hechos reales, esta historia de terror pasó en Mar del Plata, es una de esas historias de terror argentinas clásicas.

Cuento de terror : Presencia sobrenatural

Cuento de terror : Presencia sobrenatural

Era una noche lluviosa en Mar del Plata. Iba a ir a una fiesta en una casita en el campo. Cuando llegue no había nadie en la casa. Al principio me puse nervioso, pero después me di cuenta que faltaba que llegaran los demás invitados y me fui a dormir un rato. Cuando de repente me di cuenta de que era muy tarde y entonces decidí volver a mi casa, fui a la puerta para salir, pero no abría, mire hacia abajo y vi que la cerradura se había roto. Intente salir por la ventana, pero había algo que impedía que yo saliera. Intente relajarme y descansar un poco más. Mientras dormía me interrumpieron unos ruidos extraños y pensé que era el viento y volví a dormir. Luego de unos minutos se escucharon los mismos ruidos que antes y decidí ir a ver que era el causante de ese extraño ruido. Cuando miraba por la ventana escuche pasos detrás mió y comencé a investigar. Mire bajo la mesa, no había nada, pero cuando mire detrás del sofá vi una compuerta. Entre ahí, vi una mesa con dos cajones. Sobre la mesa había un periódico del año 1826 que decía en el titulo "Muere niña en la casa del campo" y también había un cuchillo ensangrentado, quede sorprendido. Escuche otra ves el mismo ruido pero como si viniera de mi derecha junto al segundo cajón. Corrí la mesa y vi un cadáver apuñalado. Me asuste mucho y cuando me di vuelta él apareció; era horrible igual que el cadáver, agarre el cuchillo sobre la mesa y le di 3 cuchillazos y quedo tirado. Logre escapar de la casa por la chimenea. No apareció nunca más. Pero quede con la pesadilla de haber estado allí.

Fuente : Anónimo
Read More

La niña con cabeza de muñeca

Una historia genial para compartir en la noche de Halloween (Noche de brujas). Se trata de la historia de terror de La niña con cabeza de muñeca.

La niña con cabeza de muñeca


Historia de terror : La niña con cabeza de muñeca

Hace muchos años en Aguascalientes nació una terrible historia cuando una niña acompañó a su padre a trabajar en el aeropuerto donde arreglaba aviones; El padre dejó a la niña en un lugar seguro mientras el iba a reparar una turbina, lamentablemente la niña por curiosidad fue a jugar junto con su muñeca muy cerca del avión, que en cuanto funcionó la turbina extirpó la cabeza de la niña y el cuerpo de su muñeca.

Los trabajadores solo escucharon un desgarrador grito de la niña, cuando fueron a buscarla, encontraron el cuerpo de la pequeña y la cabeza de su muñeca, pero sus otras extremidades nunca fueron encontradas; Paso el tiempo y ese aeropuerto se convirtió en el Parque Héroes Mexicanos, en cuanto comenzó a funcionar, fenómenos paranormales comenzaron a ocurrir a los visitantes del parque durante las noches.

Hay testigos que dicen que cuando esta más desolado el parque es cuando el espíritu de la niña se manifiesta, siempre empieza con un susurro en el cual la niña pregunta ¿Quieres jugar conmigo?, muchos salen corriendo sin ver hacia atrás, pero los que se atreven a voltear aseguran ver una niña ensangrentada cuya ropa esta desgarrada y su cabeza es el de una tétrica muñeca...

Incluso muchos padres de familia han visto que sus hijos juegan con alguien que no pueden ver, sin embargo los niños se refieren al ser invisible como a una niña. Los rumores dicen que la niña aún no puede irse a descansar ya que su cabeza y parte de su muñeca aún siguen en el parque…

Fuente: El portal del miedo
Read More

La exhumación de Anneliese Michel (Emily Rose)

Estamos en un mes muy particular, ya que se aproxima Halloween y el día de los muertos. Así que aprovecho a subir algunas historias de terror, muchas basadas en hechos reales, como esta, La exhumación de Anneliese Michel (el famoso caso de Emily Rose).
Como siempre, los invito a compartir estas historias de terror que son reales.
En este caso, esta la encontré en Facebook, pero es una historia que seguramente muchos habrán escuchado en el boca a boca, si no, les recomiendo que la lean, y seguramente sea una de esas historias que pueden compartir en algún fogón de terror en Halloween (Noche de Brujas) o reuniones del día de los muertos.

La exhumación de Anneliese Michel (Emily Rose)

*La exhumación de Anneliese Michel* (Emily Rose)

Anneliese Michel, nacida en 1952 en Alemania, se decía que estaba poseída por demonios y, tras más de 100 exorcismos realizados en ella, perdió la vida de hambre y deshidratación en 1976.
Dos años después del entierro, los padres de Annelies exigieron una exhumación del cuerpo de su hija después de que una monja carmelita les contó sobre una visión en la que vio el cuerpo de Annelies todavía intacto, una prueba de su posesión y el sacrificio que había hecho por el bien de la humanidad.
Una vez realizada la exhumación familiares, amigos, sacerdotes y periodistas fueron al cementerio a ver la exhumación, pero las autoridades no les dieron acceso.

El informe oficial de las autoridades indica que el cuerpo “mostraba signos de deterioro constante”. Sin embargo, el padre de Annelies publicó más tarde una foto de la exhumación en la que afirmó ver el cuerpo bien conservado de su hija y la mano del diablo desde fuera del ataúd.

La exhumación de Anneliese Michel (Emily Rose)

La exhumación de Anneliese Michel (Emily Rose)
Read More

El vestido blanco

Una pequeña niña, fue llevada por la tía a la iglesia y aceptó a Jesús. Llegando a casa ella habló con los padres así: "Padre déjame ser creyente?" el padre y la madre dijeron: "No, en absoluto, somos seguidores de Mahoma."
Ella insistió tanto que los padres la dejaron: "Con una condición, luego de cada misa, cuando llegues a casa te vas a tomar una paliza!"
Ella igual aceptó "Todo bien!".
Ella iba al culto llegaba a casa una paliza, iba al culto llegaba a casa otra paliza. Un día la tía le dio un vestido blanco y ella cantó delante de la iglesia sola a los 12 años, ella tenía 1 año de convertida al catolicismo.
Cuando terminó la misa ella se quedó con las amigas, estaba todo el mundo feliz. Su Padre vino, tomó a la niña y la golpeó, ante la iglesia, ella cayó al piso, golpeó su cabeza y se lastimó mucho.
Arrestaron inmediatamente a su padre, así que la tía y el pastor se hicieron cargo de la niña y la pusieron en un banco, sacaron su vestido blanco mientras ella se quedaba perdiendo la conciencia. Perdía la conciencia y volvía, así que en ese instante cuando volvía a estar consciente ella preguntó "Pastor, dónde mi vestidito?".
El pastor le dijo "Olvida el vestido mi hija, está todo sucio de sangre, ponte firme, aguanta que el médico está llegando" Ella se volvió a apagar, luego volvió en sí misma y preguntó: "Tía.. Pastor, me dan Mi vestido, quiero mi vestidito blanco". Nuevamente el pastor le dijo: "Olvida el vestido, está todo sucio". esto sucedió cinco veces; la quinta vez que pasó eso la niña dijo: "Pastor, estoy viendo a Jesús allí en pie, y Me está diciendo que me va a llevar ahora, por favor, por el amor de Dios, por todo lo que es más sagrado, me da mi vestidito blanco?". El pastor preguntó: "Por qué?". Fue, tomó el vestido y se lo dio, ella abrazó el vestidito y fue cerrando los ojitos por última vez en esta tierra, y el pastor preguntó "Pero por qué quieres tanto ese vestido?" y las últimas palabras de ella fueron: "Yo quiero entrar con ese vestidito sucio de sangre en el cielo, para mostrarle a Jesús, que así como un día él sangró por mí, yo también sangré por él.

El vestido blanco

Fuente: Facebook
Read More

Historia y reflexión : Disfrúta día a día a tu esposa e hijos

Una triste historia con reflexión, recuerda, siempre Disfrúta día a día a tu esposa e hijos, nunca sabes cuánto vas a estar tú en el mundo ni cuanto van a estar tus seres queridos.

Historia y reflexión : Disfrúta día a día a tu esposa e hijos


Historia y reflexión : Disfrúta día a día a tu esposa e hijos

-¡Papi, tengo miedo!... ¿Puedo dormir contigo?

-¿Qué pasó mi niña?, ¡ya es de noche, ve a dormir!... ¡Ya es muy tarde!

-Pero papi, ¡se oyen ruidos muy feos en mi cuarto!...

Me levanté y abandoné la cama para ir con mi pequeña a su cuarto, encendí la luz:

-Ves... ¡no hay nada aquí para temer!.

-¡Pero papi, cuando apagas la luz se escuchan ruidos muy feos!...

-¡Ves, no se escucha nada!, ahora ya duérmete por favor, que mañana hay que madrugar...

-¡Papi, no te vayas!... ¡quédate conmigo!...

-Está bien mi amor, pero sólo por esta noche, ahora ya duérmete por favor...

Me acosté en la cama con mi pequeña y la abracé...

-¡Jorge, Jorge!... ¡Despierta, levántate ya!... ¡Es tarde!... ¡Otra vez te quedaste dormido en el cuarto de la niña!... ¿Hasta cuándo vas a impedir que se vaya?... ¡Déjala ir de una vez!, hace un año que murió y todas las noches vienes a dormir aquí, a su habitación; ¡acéptalo de una buena vez!...

-¡Ya voy amor!...

Si tan sólo le dijera a mi esposa que mi niña viene todas las noches con miedo a buscarme, tal vez recordaría, que al año siguiente de su muerte ella se suicidó del dolor...

Hace años que vivo entre sus dos fantasmas... Tal vez también, yo sólo sea un espectro y... ¡aún no lo he notado!...

Disfrúta día a día a tu esposa e hijos, abrázalos, diles cuánto los amas y juega con ellos, ríe y no vivas apresurado ni en el cansancio, no sabes cuando será la última vez les veas.
Read More

Más cuentos, poesías y relatos

Etiquetas

10 poesías para Navidad 100 Poesias con A 1800 1984 2014 2016 4 Poemas Para Martita Abigail Pereira Aborigen Abuelos Accion Noetica Ahijada Alemania Alicia en el país de las maravillas Amantes Amiga Amistad Amor Anal Ano Anónimo Antiguo Año Nuevo Apodos Árboles Argentina Arte Asesinatos Asesinos seriales Astral Atletismo Audio Autos Avión Bailando por un Sueño Baño Barack Obama Barcelona Basada en hechos reales Bebés Bersuit Vergarabat Bicicleta Bizarras Bob Dylan Bob Esponja Bodas Boxeo Brasil Brujas Caca Cadenas Cádiz Café Calafate Canadá Canciones Cande Tinelli Cantantes Cánticos de Tribuna Carpe Diem Cartas Casos Cataluña Ceibo Celda Celebridades Celos Cementerio Centroamérica Charles Bukowski Chile Chiste Choferes Chris Namús Ciencia Cine Ciudades Clásicos Colas Colombia Comida Confesión Coquena Cordoba Coronavirus Corrientes Cosas Curiosas Costa Rica Creencias Cristianismo Croacia Cuba Cuentos Cuentos cortos Culos Cumbia Cura Curiosidades Cutcsa Dalma Maradona Datos Curiosos Deborah Rodriguez Declaración Delincuente Deportes Deportistas Derechos Humanos Desmotivaciones Desubicados Día de la mujer Diablo Dibujos Animados Dios Disney Divorciada Doctor Duendes Eduardo Galeano El hombre del sombrero El Poeta Gabriel Empleada Enfermeras Entes Entre Ríos Erección Esclavitud Escritores Escuela España Espejo Espíritus Esposa Esposo Estados Unidos Europa Ex Exorcismo Facebook Familia Familia Jodida Famosas Famosos Fantasmas Fantásticos Farándula Feminismo Filosofía Florencia Peña Flores Forense Fotos Freddy Krueger Fuego Fútbol Gabriel García Márquez Gabriel Marquez Garcia Gargamel Gárgolas Gauchos George Orwell GIF Gigantes Gorditos Gordos Graffitis Gramática Guadalajara Guaraní Hablo de mi Hermanas Hermanos Hija Hijastra Hijo Historia Historias Holanda Hombre lobo Homero Simpson Horror Hospital Hot Humor Iglesia Imagenes Incesto Infidelidad Información Inglaterra Internet Interracial Inventos Invierno Ivan Alonso Jacobo Winograd Jaimito Japón Jeepers Creepers Jefe JJOO Jovencitas Juana de Ibarbourou Juegos Olimpicos Karma La catrera La Cenicienta La guillotina La huérfana La poesía y el fútbol un solo sentimiento La Telesita Latinoamérica Leandro Ureta Lengua Lenguaje Inclusivo Lesbianas Letra Leyenda Leyendas Leyendas Urbanas Libros Literatura Lluvia Lobo Lobo feroz Londres Los Pitufos Los Rugrats Luchona Lucifer Luz Machismo Madre Madre Soltera Madrid Mala Fama Malasia Malasya Airlines Maldición Mamá Marido Marihuana Masturbación Matrimonio Médico Memes Mendoza Menstruación Messi Mexico México Miedo MILF Militar Misiones Mitología Griega Mitología Hebrea Mitos Mónica Farro Monjas Monstruos Moraleja Morgue Motumbo Muerte Mujer Mujeres Muñecas Música Nacho Alvarez Nalgas Navidad Necrofilia Negro Beto Nickelodeon Niños Noche Noticias Novia Oda Orfanato Orgasmo Origen Orto Ouija OVNIs Padrastro Padres Padrino Palabras Pandemia Papá Papas Fritas Para Mujeres Paraguay Paranormal Pareja Pastor Patagonia Payadas Pedo Pelado Cordera Película Pelirroja Pendejas Pene Pensadores Perros Pesadillas Pete Pinocho Piratas Piropos Piropos para Hombres Playa Plena Poema Poemas para esa orto Poemas para ese orto Poemas para la fiestera de tu hermana Poesía Urbana Poesiando desde Miami Poesías Poesías de estación Poesías para Tu Hermana Poesías Varias Policía Policiales Política Pombero Popol Vuh Porno Presidente Preso Prima PRIME Prisión Prisionero Profesor Prohibido Prostitutas Punta del Este Puta Redes Sociales Reencarnación Reflexiones Relatos Relatos Eróticos Religión Responsabilidad Revancha Rio 2016 Roberto Carlos Rocha Rodrigo Romano Rubias Rusia 2018 Sabés como le dicen Salamanca Salta Salud San Valentin Santa Teresa Santiago de Chile Seba Torres Sexo Sexo oral Sexualidad Sobrina Solidario Suegra Sueños Swinger Tamaño Taxi Te doy Te doy hasta que Terror Texto Tío Titanic Trabajo Traseros Trío Tu hermana Tu mamá Tu novia Tumba Turismo Tuteo Umita Universidad Uruguay Usain Bolt Vacaciones Vagina Vecina Vecino Veneno Venganza Ventrículo Verano Verídicas Vibrador Videos Viejas Viejos Villera Violación Virgen Virus Vomito Walt Whitman Wazzup Xuxa XXX

© 2011 El Poeta Gabriel: Cuentos, relatos y poesía, AllRightsReserved.

Designed by El Poeta Gabriel