Blog de poesía, cuentos, relatos, humor rojo, terror, amor, romance y más de la literatura anónima encontrada en Internet.

sábado, 22 de febrero de 2020

La leyenda del Holandés Errante

La leyenda del Holandés Errante ... Una historia de piratas que encontramos en Internet y vale la pena leer y compartir.

La leyenda del holandés Herrante

La leyenda del Holandés Herrante 

Decían que el diablo le había dado al capitán pirata holandés Hendrick van der Decken la facultad de hacer que su barco fuera la nave más veloz de todos los mares, después de que el hombre le vendiera su alma una noche de luna llena. Ningún barco podía viajar más rápido que el navío del temerario capitán: rompía las olas y quebraba los vientos más furiosos para tocar puerto en cuestión de horas o pocos días.

Los marineros que viajaban con Van der Decken le respetaban y temían al mismo tiempo, pero les agradaba navegar con él porque era justo en la repartición de ganancias y tesoros. Además, le gustaba llevarlos a los prostíbulos del Caribe y otros exóticos lugares donde había mujeres de piel morena y cabellos rizados a las que les gustaban los piratas.

La última conquista del holandés y sus marinos habían sido las lejanas Indias Orientales, a las que acudieron para adquirir especias, sedas y tintes que revenderían a precios más altos en su natal Holanda. Después de dos días en las que el mar había estado iracundo e impidiendo el avance comúnmente rápido de Van der Decken y sus hombres, que se dirigían de regreso a Europa, el capitán ordenó que su barco tomara rumbo hacia el Cabo de Buena Esperanza, en Sudáfrica, para tomar un descanso ante las turbulentas aguas que les frenaban extrañamente el paso.

Sin embargo, al llegar a esta parte de África, los marineros se percataron que el mar estaba mucho más furioso. Las olas azotaban el barco y amenazaban con volcarlo, las velas se estaban rasgando ante la acción del viento y los mástiles se quebraban con la pegada del mar y los vendavales. Van der Decken y sus hombres, verdaderos lobos de mar, fuertes, tatuados, tuertos, con la piel quemada por el sol y con algunos miembros amputados, que llevaban cerca de 30 años o más haciendo un viaje tras otro en altamar, jamás se habían enfrentado a una tormenta tan furiosa.

Algunos decían que era el castigo de Poseidón, otros que eran los demonios pálidos de los mares que estaban causando ese fenómeno para reclamar los tesoros y las vidas de cada uno de ellos. Otros afirmaban con terror en la mirada que el diablo los había ido a buscar para reclamar sus almas, tal y como lo había hecho con la de su capitán, quien en aquellos momentos se mantenía recluido en su camarote fumando o bebiendo. Aquellos hombres, a la vez que temibles, eran también supersticiosos de las viejas leyendas piratas que habían escuchado desde su niñez. En cubierta, reinaba un miedo cada vez más creciente.

Mientras tanto, en su camarote, Van der Decken meditaba acerca de la razón por la que el mar le estaba jugando en contra en aquellos momentos. ¿Es que no había cedido al Maligno lo más preciado que todo hombre tiene a cambio de que su poder jamás fuera quebrado por ningún enemigo ni elemento de la naturaleza? El capitán se levantó de su mesa, misma que se tambaleaba a cada embate de las olas, y cogió un crucifijo de plata que colgaba encima de su cama. Había sido un regalo de su esposa antes de que zarpara de Holanda rumbo a su ultima misión.

De pronto, el hombre apretó con fuerza el objeto hasta hacerse daño en las manos y comenzó a hablar con ira en su gesto y en su voz: «¿Es que acaso me estás castigando por haberle dado mi alma a tu rival? ¿Ésta es tu manera de retarme, castigarme y humillarme para demostrarme que eres superior a mí y que debo someterme a tu voluntad cuando lo único que quiero es regresar a casa? ¡Déjame seguir mi camino, déjanos en paz a mis hombres y a mí que tengo el derecho de hacer tratos con quien mi espíritu lo desee!».

Van der Decken corrió hacia la puerta del camarote, la abrió y subió corriendo las escaleras que llevaban hasta la cubierta. El estruendo de los rayos cayendo en el mar, la tempestad cada vez arreciendo más, las olas inundando su embarcación que apenas se mantenía a flote y sus hombres pereciendo arrastrados por el agua, llenaron su campo visual. Corrió hacia la zona del timón y, apuntando hacia el cielo con el crucifijo de plata, exclamó: «¡Tú no podrás detenerme, soy el amo de los mares e incluso el mismo diablo me tiene miedo! ¡Maldito sean los dos! ¡Par de cobardes! ¡Ambos se inclinan a mis pies cuando mi embarcación pasa por los océanos del mundo! ¡Ninguna tempestad, dios o demonio podrán frenarme!»

Acto seguido, lanzó la cruz al mar, mientras de su garganta salía una carcajada de burla hacia aquel dios que no iba a frenar su camino hacia Holanda y la conquista de la tormenta. Cuando dirigió su vista hacia la parte inferior de la embarcación se dio cuenta que varias decenas de aquellos piratas que llevaba consigo en cada misión lo miraban con miedo casi reverencial.

Van der Decken también fue consciente de que las aguas se habían calmado y que los vientos disminuían su intensidad. Arriba, un brillante sol comenzaba a despuntar después de haber permanecido oculto durante varios días. En altamar se respiraba una sensación de absoluta calma. Una algarabía inundó la embarcación y Van der Decken sonrió al saberse vencedor en la batalla contra un dios que no era tan poderoso como muchos le habían dicho. El holandés y su tripulación continuaron con su viaje hacia Holanda sin mayores sobresaltos.

La maldición

Una madrugada, cuando la embarcación holandesa navegaba en completa calma y a buena velocidad hacia su país de origen (tocarían puerto al amanecer), Van der Decken, escuchó una voz en sueños: «Como resultado de tu soberbia, estás condenado a navegar los océanos por la eternidad con una tripulación fantasmagórica de hombres muertos que traerán la desgracia a todos los que vean su nave espectral, la cual nunca llegará a puerto ni conocerá el descanso. Además, para ti y tus hombres, no habrá bebida no comida».

El capitán abrió los ojos cuando su segundo de a bordo lo fue a despertar para notificarle que, tal como lo tenían previsto, el puerto de su amada Holanda se hallaba a la vista. Ambos salieron para ser testigos de la dichosa noticia, pero conforme más se acercaban, el puerto más parecía alejarse. El barco viajaba a excelente velocidad y el cielo estaba despejado por competo. Van der Decken veía el puerto frente a su ojos de manera clara, pero éste se alejaba de manera caprichosa. «Nunca llegará a puerto ni conocerá el descanso», las palabras resonaban en la mente del holandés que había desafiado a Dios y comenzó a sentir una angustia creciente.

Las horas pasaban, y la embarcación no lograba llegar a su objetivo. Cuando cayeron el atardecer y después la noche completa, los hombres gritaban de miedo, indignación y consternación. Algunos se habían arrojado al agua como un acto desesperado por llegar al puerto, pero perecieron ahogados o fueron rescatados en botes. Van der Decken sabía a la perfección que la condena en sus contra se estaba cumpliendo.

Los años pasaron y se convirtieron en décadas, éstas en centurias y después en siglos. Los marineros de Van der Decken murieron poco a poco, al igual que su capitán, quien fue bautizado por los piratas que se cruzaban con su barco como “El Holandés Errante”, el hombre que nunca puede tocar puerto y que vaga por los mares del mundo de manera triste y melancólica con una tripulación que ya es puro despojo y muerte. Todos tienen sed, hambre, necesidad de tocar el cuerpo de una mujer y de sentir un suelo firme bajo sus pies. Cuando un barco se topa con esta nave condenada sólo la observa durante algunos minutos antes de que vire su curso y se pierda en la bruma del océano.

Es ésta la historia del “Holandés Errante”, una de las leyendas más famosas en torno a los piratas europeos que aterrorizaron los mares del mundo con su oscura presencia. Estos hombres de mar que asaltaban, invadían y robaban en pequeñas poblaciones y puertos de los cinco continentes también aterrorizaron los mares de México y Latinoamérica. Su presencia sigue inundando el imaginario colectivo y tanto la historia, como el cine o la literatura les han dedicado mucha atención debido a su singular carácter.
Read More

Cuento de terror : La manda

Cuento de terror : La manda

Pillé a mi mujer con otro cuando volví del trabajo, en mi departamento. No me vieron. No hice nada, me di la vuelta y me fui a mi auto, como un zombie. Comencé a correr a 110 km/hr, y aumentaba. Una nebulosa en mi cerebro, adelanté dos autos, un bus, un camión, y la moto encima, me concentré en aquel tipo, no vi la curva, choqué y di varias vueltas en el aire. Familia, llanto, pacos, ambulancia, taco… y acá empieza todo.
Al tiempo, en casa de mi mamá, en estado vegetal, encerrado en mi propio cuerpo, no podía salir de allí. Me alimentaban, me cagaba, me mudaban, y me hablaban. Días, semanas, meses. Escuchaba todo pero no podía responder.
Al principio me visitaban constantemente, pero con el tiempo cada vez mas solo. Como siempre mi madre, mi fiel acompañante, mi esposa se fue con aquel.
Hasta que un día, me visitó una amiga de mi tía, que llegó con rosas, y comenzó a hablarme:

- Mi niño, tengo unos problemas económicos gigantescos, no sabe cómo me encantaría sacarme la lotería. Su madre me dijo que usted era muy buena persona cuando estaba sano… en una de esas me echa una manito.

Claro… ahora se trataba de que yo le hacía mandas a la gente. Pero increíblemente, después de unas semanas mi mamá encendió el televisor en mi habitación, y se escuchaba la misma voz de aquella señora en una entrevista.

- Quiero dar agradecimiento a Sebastián, más conocido como Chalito, él fue quien hizo el milagro, ahora soy rica gracias a él.

Yo no tenía nada que ver, pero mi madre estaba contenta, porque aquella señora le regaló mucho dinero con el que arreglaron la casa, cambiaron mi cama, e incluso contrataron a una enfermera. El asunto, es que esto no terminó allí, siempre llegaba alguien nuevo para pedirme favores.

- Chalito, a mi hija la van a operar, que salga todo bien.
- Chalito, se perdió mi perro, ayúdame a encontrarlo.
- Chalito, la siembra anda mala ¿Por qué no haces que llueva un poquito?

No sé si todas las peticiones se habrán cumplido, pero tengo la sensación de que la mayoría sí, porque la gente volvía para pedir penitencia, incluso aquel hombre que me pidió que lloviera llegó con las rodillas ensangrentadas de tanto arrastrase.
Mi nombre se hizo popular, y yo estaba cada vez mas lleno de rosas, peluches, dinero y tantas cosas más sin hacer nada.
Pero un día, alguien apareció con voz quebrada, como si el mundo se fuese a acabar.

- Hola Chalito, vine como todo el mundo a pedirte un favor. No vengo por dinero, ni por salud… en realidad no sé que es.

Aquella mujer me tomó de la mano y sentía sus lágrimas caer en mis dedos.

- Mi hija tiene doce años. Se llama Estefanía, muy linda ella, lo más hermoso que me ha tocado en la vida. Su padre nos abandonó hace muchos años, así que solo somos nosotras dos, y tengo miedo de perderla.

Pensé que se trataba de un cáncer, o de otra enfermedad terminal.

- Hace unos meses ella comenzó con molestias en su espalda, bien fuertes, pensé que se trataba de una tortícolis o algo por el estilo. Pero en las noches ella comenzó a gritar porque los dolores eran insostenibles. La llevé al médico y no le encontraron nada, pero bañándola, comencé a ver que tenía cicatrices, rasguñones y moretones, como si alguien abusara de ella. Pensé que en el colegio alguien la maltrataba, hablé en dirección, con profesores y mi hija siempre me dijo que allá nadie le hacía nada… y así era, yo mismo lo comprobé, todas sus compañeras la quieren mucho. Hasta que hace unos días el asunto complicó… no sé como contar esto, pese a que tu no me puedas responder, y ni siquiera sé si me estás escuchando.

Casi siempre solía hacer oídos sordos a todo el mundo, porque me aburrían con sus historias… pero ella me tenía bastante expectante.

- Dice que el diablo está con ella. Que él la golpea, y que no la deja en paz. Llamé a sacerdotes, pastores, lo que te puedas imaginar… pero todos han terminando huyendo de ahí porque algo los empuja. Yo misma lo he visto, en un principio tuve miedo de él… pero ya no, soy capaz de hacer cualquier cosa para enfrentarlo. ¿Sientes mi brazo? Esos son rasguños que he recibido cuando he estado con mi hija. No quiero llevarla al doctor, porque la llevarán a un psiquiátrico y terminará… bueno… muerta… y no quiero. Ayúdame. Sé que haces milagros, ya no sé qué más puedo hacer, he intentado de todo… te lo suplico. Te prometo que si la salvas te doy mi vida, esa será mi penitencia… pero ayúdala, por favor.

Se marchó, y mi mente en silencio. Pasaban todos a pedirme favores… pero estaba solo yo y mi oscuridad, pensante por aquel asunto. No podía hacer nada… o eso creí.

Dormí, de pronto me levanté y vi mi cuerpo en la cama. Salí de la habitación y me encontré a mi madre durmiendo en el sillón mientras la luz del televisor le alumbraba la cara. Caminé, y boté sin querer un vaso que se encontraba en la mesa. Mi vieja despertó asustada, luego se levantó y se fue a acostar. Cerré los ojos, y esta vez me encontraba en la calle, me di cuenta que podía teletransportarme solo pensando en el lugar donde quería estar. Vi a otros caminar como yo, pero todos nos ignorábamos, como si también tuviesen que cumplir una petición en corto plazo. Cerré los ojos, y me concentré en la energía, y escuchaba las voces… hasta que sentí el grito horrible, abrí los ojos y estaba dentro de una casa. Un fuerte olor a azufre, a desagüe y un llanto que no se detenía

- ¡Deja a mi hija!
- ¡Mamá! ¡Ayúdame! ¡Me quiere llevar!

Entré a la habitación de Estefanía, y observé a aquella cosa tirándole el pelo, levantándola de la cama. La mujer intentó acercarse a lo que sus ojos era invisible, pero la lanzó bastante lejos. Luego, aquel demonio soltó a la niña, y me miró a la cara. Comenzó a mostrarme sus dientes de perro, y yo, en silencio comencé a acercarme.

- Im 'vestri mom reginam vult opprimere,
- Déjala, no te tengo miedo
- Et posuit in ano est ipsum colem fluit et cruentatur

Por alguna razón entendía el latín, me amenazaba con vejámenes que le haría a mi madre. Sus ojos brillaron y la habitación cambió por completa, vi a mi ex mujer acostada con aquel tipo. Ella en cuatro, gimiendo por la excitación mientras este le golpeaba las nalgas. Me daba vuelta para no ver más, pero seguían allí, podía verlos siempre, no importaba donde lanzara mi mirada, cerrar los ojos también daba igual.

- ¡No… eso ya pasó… sé que eres tú!

Hasta que al fin se dignó a enfrentarme.

- ¡¿Qué quieres?! ¡Ella es mía! ¡Vete de aquí, vuelve a tu cama!
- ¡No me voy a ir, déjala!

Mostró nuevamente sus dientes, como si la fuese a morder.

- Tú no eres el diablo.
- ¡Si, lo soy!
- Si lo fueses no tendrías miedo de mi. Eres igual que yo.
- ¡Mentira!

Cerré los ojos, y lo encontré. Hospital… un tipo vegetal, abandonado entre varios más, como él. Se veía arrugado, como si le quedara poco tiempo de vida.

- Aquí estás. Tú debes ser el padre de Estefanía.

Miré hacia atrás, y su alma venía corriendo, enfadado a atacarme. Lo desconecté. Su alma me empujó y caí. En el techo del hospital se abrió una luz roja parecida al de una nube, lo consumió.
Volví a la habitación de Estefanía, su madre llorando, despidiéndose de ella, diciéndole que ahora cumpliría la manda.

De pronto comencé a verme en el día del accidente. Familia, llanto, pacos, ambulancia, taco… Mi corrida a 110 km/hr, pero esta vez la velocidad disminuía. Ya no veía aquella nebulosa en mi cerebro. Los buses, camiones, y aquel motociclista los veía pasar en cámara lenta. Di un respiro agitado, y sentí mis piernas. Abrí los ojos, miré el techo de mi habitación, conectado a un aparato, lleno de jeringas en todo mi cuerpo.

- ¿Hijo? ¡Cresta! ¡Hijo! ¡Dios mío santo… no puedo creerlo! ¡Enfermera! ¡Enfermera! ¡¡MI HIJO… MI HIJO DESPERTÓ!!

Autor: Sergio Cortes.
Read More

viernes, 21 de febrero de 2020

Agua de inodoro

La crisis económica está afectando mi economía, así que he decidido compartir pedazos de mis poemas en vez de venderlos por entero.
Aquí va uno que titulo "Agua de inodoro" y es toda una maravilla de la literatura.
"Quisiera ser el agua de tu inodoro, donde se refleja lo que más añoro."
Fino.
Saludos. Yo, el poeta Gabriel

Poesía : Agua de inodoro

Agua de inodoro poesia humor
Read More

Piropo para chicas con lindo culo

Ahora... Así como algunos hombres tienen la piña prohibida, yo para mi que muchas mujeres deberían tener la calza prohibida... Asesinas!
Parece mentira las colas que veo (lalailalala) caminando por Montevideo (lalailalala) (8)
Bueno, nada vengo acá a dejar un hermoso piropo para decirle a las chicas de culos bonitos...
Directamente desde memes de acción noetica, aquí les dejo este hermoso piropo bien fino que dice "Con ese Pappo, tocate un Blues"... Piropo fino fino, para culonas y popotes buenos!
Salu'!

Piropo para chicas con lindo culo

piropo para chicas con lindo culo

¿Qué piensan los hombres sobre los culos grandes? 

¿A los hombres realmente les gustan los traseros grandes? ¿O es solo un rumor que comenzó y todos siguieron su ejemplo?
Se le  preguntó a ocho hombres sus pensamientos sobre grandes traseros. Totalmente anónima y completamente sincera, esto es lo que nos dijeron.

1. No todos los grandes traseros son iguales.

"Siento que algunos muchachos se sienten obligados a que les gusten los traseros grandes porque es algo genial. Siento que todos los traseros grandes no son creados iguales. No todos los traseros grandes son buenos traseros. Para mí, se trata más de la forma del trasero que el tamaño. También puedes tener un lindo "pequeño" trasero, pero el hecho de que algo sea "más grande" no lo mejora.

Personalmente, prefiero a las mujeres que viven un estilo de vida activo, aunque con ejercicio, baile o gimnasia (se entiende). Entonces, supongo que podría decir que prefiero un trasero tonificado y el tamaño es simplemente una medida débil. (Calidad no cantidad.)

2. Los traseros grandes en pantalones de yoga son un problema.

"¿Pantalones de yoga? Pros: más divertido para agarrar / golpear y se siente mejor para las posiciones sexuales desde atrás. Contras: cuando se coloca en pantalones de yoga, hace que el cerebro masculino sea inerte."

3. No, gracias, soy más un hombre de piernas.

"No soy realmente un tipo de '¡Oh Dios mio ese culo!'. Un buen par de piernas, sin embargo, y me has llamado la atención".

4. Un buen trasero "insinúa un deseo por la vida".

"No estoy seguro si se trata de la cultura hip-hop o si estamos descubriendo un lugar llamado Brasil, pero un buen trasero sugiere un entusiasmo por la vida y un grado de competencia en el tocador. Por supuesto, lógicamente, no se puede decir nada por la apariencia física de una persona, pero una cola más grande, en el primer sonrojo, infiere fuerza física al mismo tiempo que implica que tal vez su conductor no esté obsesionado con el conteo de calorías.

¿Son estas cosas aproximaciones disparatadas que solo se pueden descubrir conociendo a la persona? Por supuesto. Sin embargo, ocurre en un tic del ojo y es una característica que me parece atractiva."

5. Natural es mucho mejor que falso.

"Nunca diría que me gustan los traseros planos, pero definitivamente son más atractivos que los traseros enormes. Si parece que hay un crecimiento extraño allí o si han tenido implantes como las Kardashian, es un gran desvío para mí. Tomaré lo natural sobre lo falso cualquier día".


6. La mierdasale de allí.

"Me gustan las curvas que da un gran culo, pero al final del día, la mierda sale de allí. Es bueno tener algo a lo que agarrarse en lugar de algo cuadrado y plano".

7. Se trata de proporción.

"Para mí, todo se trata de proporción en lugar de tamaño, y siento que soy una minoría en eso. Tengo amigos que desearán a las mujeres con grandes traseros que digan cosas como, 'Oye, ella tiene un culo tan gordo, lo deseo tanto', pero no lo hacen por mí. Claro, ningún hombre va a rechazar un gran botín, pero para mí, si tienes un trasero tonificado que complementa el resto de tu cuerpo, tráelo por aquí y vamos a escalar o algo así para que pueda echar un vistazo ".

8. El trasero de Kim Kardashian es demasiado.

"Me gusta más la calidad, no la cantidad. Me gustan los culos redondos, pero no necesariamente los traseros grandes. Si estamos hablando de un tipo de culo de Kim Kardashian, entonces no, gracias. Para mí, eso es demasiado y realmente asqueroso". Definitivamente no es para mí".
Read More

Sexo casual y reflexiones

Sexo casual y reflexiones

Sexo casual y reflexiones

"Deje a mi novia, con la que estaba casi tres años. Por saber como se sentia estar con una chica diferente cada dia, me comi como a 300 chicas, supe lo que se sentia ser un mujeriego, mi ex paso meses llamándome cada dia y siento decir que no me dio pena, me daba igual como estaba ella. Despues de un tiempo me siento el tipo mas miserable y sucio, me di cuenta que estar con muchas mujeres no te da la felicidad. La felicidad que me daba ella cada ves que me sonreía, cada vez que se enojaba como una niña inmadura, ahora soy yo el que la llama cada dia pidiendole una oportunidad, asi que les digo a todos esos tipos que tienen al lado a una princesa, que la valoren cada minuto del dia, porque no vale la pena dejar algo que te hace verdaderamente feliz, por probar cosas nuevas ,que al fin y al cabo un dia hechas de menos y extrañas como nunca a esa persona que hizo todo por hacerte feliz!!"

jajaja

Que pedazo de pendejo el que escribió esto. Pero bueno, ojalá que después de mostrarle ese bello post que no llega a las 300 palabras el pobre flaco haya vuelto con su novia... O por lo menos que le haya echado un polvo... Cuestión que este mes no hay poesía ni poema del mes, así que robo esa reflexión pedorra de un nene que la cagó y no supo disfrutar de la soltería... Te falta experiencia guacho, vamo arriba y apo apo, si estás soltero y te comiste a 300 chicas tan feo no debes ser, o tu paladar no es muy exigente... Pero seguí así que vas por el buen camino, hasta las 999 no pares!
Read More

Piropos XXX

Un post de esos que son políticamente incorrectos, con piropos XXX y otras guarangadas que NO deben usar en la calle. Solamente son a modo de museo, de ilustrar lo salvaje que era el hombre antes de la llegada del feminismo al mundo. Como este meme de piropos para mujeres tetonas o tetudas que los borrachos desubicados suelen utilizar en las discotecas, atomizando a la bella dama de senos grandes.

piropos para tetonas

Piropos XXX

Por ti, por mí, por onga.

"Bonitas piernas, ¿a qué hora abren?"
Ante cualquier duda... la más tetuda.

"¿Trabajas para UPS? Pensé que me mirabas el paquete."

Lo que ayer nos unía... hoy no se para.

El hombre promete hasta que mete; y una vez que mete, acaba lo que promete.

Ya llegará el DIA en que se sepan las leyes, por que sotas matan reyes, y por qué razón tan discreta, tira más una cajeta que una yunta de bueyes.

No importa el tamaño de la pieza, sino el tiempo que dura tiesa.

Ser viejo no es un problema ni un estorbo, pues viejos son los caminos y todavia echan polvo.

Mas vale pájaro en mano, que padre a los 18 años.

Mas vale pájaro en mano, que la mano en pájaro ajeno.

La leche en polvo, ¿no es una redundancia?

La mujer que no coje vuela. ¿Vio alguna vez volar a una mujer?

No desees a la mujer de tu prójimo. Date el gusto!

Promueva la agricultura: entierre la batata!

Errar es humano, embocar es divino.

Detrás de un gran hombre hay una gran mujer. Detrás de una gran mujer seguramente hay varios hombres,....... todos alzados.

Detrás de todo gran hombre hay una mujer... que le repite a cada rato que es un idiota.

Pelear por la paz, es como coger por la virginidad.

Ser bisexual duplica tus posibilidades de conseguir cita los sábados por la noche.

La frigidez, es una historia de nunca acabar.

Los hindúes escribieron el Kamasutra, porque no conocian el Fiat 600...

Haga el amor con su esposa.... tantos amigos no pueden equivocarse...

Habiendo lengua y dedo, no hay viejo al pedo.

Dime con quien andas y... si está buena. me la mandas.

Las mujeres de senos pequeños son inteligentes, pero a mí me gustan las
brutas.

Nosotros no hablamos inglés... but we fuck very well.

Sea consciente, use forro! mas vale prevenir que alimentar.

Ninguna mujer es fea si se la mira por donde mea.

Basta de manipulación, queremos erecciones libres.

Si te he visto no me acuerdo, si te desvisto no me olvido.

Si la tierra nos alberga de un modo tan ilusorio, la tierra no es otra cosa que un albergue transitorio.

Morirás como la heladera: con la carne adentro y los huevos en la puerta.

"Cualquiera puede equivocarse, ¡che!", dijo el puercoespín bajándose de un cepillo de alambre.

"Errar es humano", dijo el pato y se bajó de la gallina. "Perdonar es divino", dijo la gallina y salió corriendo atrás del pato.

El hombre se casa por civil, por iglesia y por idiota.

El sexo es como jugar al poker, si no tienes un buen compañero, más vale que tengas una buena mano.

El sexo sin boda es tan bueno como el whisky sin soda.

En este mundo solo hay dos tipos de personas: los que dicen que se masturban y los mentirosos.

Es muy saludable hacer el amor con preservativos, pero es más rico hacerlo con una mujer.

Cinco minutos de emoción... Nueve meses de hinchazón.

No hay mujeres feas... solo hombres sobrios.

No hay mujeres feas... solo bellezas raras.

El amor es una enfermedad: te lleva a la cama.

No a la prostitución. Sí al sexo gratis.

La masturbación produce dos cosas: la primera es la pérdida de la memoria y la segunda... la segunda... ¡ya se me olvidó carajo!!

Las mujeres consideran que, guardar un secreto es simplemente no decir quién se lo dijo.

En este mundo solo hay 2 tipos de mujeres: a las que les gusta el sexo y A LAS QUE LES ENCANTA!

Hay que ser agradecido a Dios por todo lo que nos da en la vida, hasta por
los cuernos!

El 80% de los hombres casados engaña a sus esposas en los Estados Unidos. El
resto lo hace en Europa.

No estoy de acuerdo con las relaciones antes del matrimonio, porque te hacen
llegar tarde a la ceremonia.

El amor es una cosa esplendorosa... hasta que te sorprende tu esposa!!

El amor no tiene nada de equitativo, pero mucho de equitación.

Apoyemos el trabajo en equipo... sumate a mi orgía.

Uno al año... no hace daño,
Uno al mes... que rico es,
Uno a la semana... no pasa nada,
Uno al día... que alegría,
Uno a cada rato... se te jode el aparato.

Si la paloma es el bicho de la paz, vos sos la paz de mi bicho.

Si Cristo murió con tres clavos y una corona en la frente, como morirá tu
hermana, qué la clava tanta gente!

Todos Chupan menos Melo, porque Melo no tiene, pero cuando Melo tiene, Melo
chupa.

Las chicas frívolas hacen muy interesante la vida de un hombre mientras
busca una discreta.

Más vale siete veces con Blancanieves que una vez con cada enano.

Vote lista 69, la posición alternativa.

Campaña de protección de nidos: NO ME TOQUEIS LOS HUEVOS.

Cielos... Antonio, estoy embarazada! (A)bortar, (R)eintentar, (I)gnorar.

El Kamasutra en Braille se basa en meter mano hasta quedarse ciego.

Cada mujer es un mundo... ¡Haz turismo!

Con paciencia y saliva se la metió el elefante a la hormiga.

Cuando soy buena, soy buena; cuando soy mala, soy mejor...

De los placeres que no son pecar, el mejor es el cagar.

Dijo Jesucristo: "¡Ensalzaré a los humildes!"... Y creó el Wonderbra.

Fornicar con preservativos, es como chupar caramelos sin sacarles el
envoltorio.

Trata a las mujeres como flores... arráncalas por el tallo!

Si usted todavía no encontró la persona ideal, diviértase con la que tenga a
mano!

Si un día la vida te da la espalda, tocale el culo !!!

Un pene educado es aquel que se levanta para que la mujer se siente.

Dar las gracias después del sexo.... eso sí es educación sexual.

La mujer fea es como las ventanas: sólo sirve para zambullirse en caso de
emergencia.

El vino puede ser tinto o blanco, pero una linda cola tiene que ser rosada.

Las mujeres perdidas son las más buscadas.

Read More

Poema del gaucho donante

Estaba pensando en como cagarle la vida a mis amigos y me acordé de la causa de todos mis problemas: las cadenas de mail que jamás reenvié. Entonces me puse a buscar en la bandeja de entrada y a reenviar todas esas cadenas a mis contactos. Buscando entre viejas cadenas de e-mails, de esas que te traían 7 años de mala suerte, me encontré con este "Poema del gaucho donante". Si no compartes este poema, te romperán el culo por 7 años seguidos.

Poema del gaucho donante

Poema del gaucho donante

Yo me propongo al morir
ciertos órganos donar,
Que a enfermos sin porvenir
puedan sus vidas salvar.

Que mis ojos sigan viendo
la belleza de la aurora
y así seguiré viviendo
cuando me llegue la hora.

Si necesitan riñones
tengo un par en buen estado
y dos potentes pulmones,
porque yo nunca he fumado.

Mi corazón donaré
y que otro siga viviendo.
Yo, por lo mucho que amé,
quiero que siga latiendo.

Para un gran necesitado,
mi pene será donado.
Que lo use sin recato
que esta bien acostumbrado.

Que lo ponga a fornicar
 y ningún polvo rehúse,
él no se va a gastar
por más que se lave y use.

Me reservo lengua y boca
porque soy conservador,
sería triste si le toca
 a algún viejo mamador.

Y no las voy a donar
pues no sé qué sentiría,
si alguien se pone a mamar
con la lengua y boca mías.

El culo, NI MENCIONARLO!!!
pues corre un riesgo mayor.
No me propongo donarlo...
Pensarlo me da terror.

¿Qué pasa si un cirujano,
con una aviesa intención
se decide a trasplantarlo
a un paciente maricón?...

Pues es un hecho bien cierto,
lo digo sin vanidad:
Qué triste, ya estando muerto
Perder la virginidad!

La perspectiva me aterra,
lo digo sin disimulo.
Tanto cuidarlo en la tierra
y  muerto...¿Entregar el culo?
Read More

Video de humor: Sexo después de los 40

POEMA HALCÓN HUMOR

Se habían acostumbrado tanto a estar juntos, que cuando Ella le dijo que aquel sábado a lo mejor podrían verse un ratito, a Él se le abrió el cielo de par en par; un ratito a su lado era más que suficiente para que el día tuviese otro significado y para que la espera hubiera merecido la pena.

Nada más abrir la puerta se fundieron en un beso profundo, cálido y húmedo, anticipo de lo que vendría poco después. Se acomodaron en el sofá y comenzaron a contarse lo acontecido en su ausencia. No obstante sus manos eran ajenas a la conversación, recorriendo su cuello, su espalda, su torso desnudo bajo aquella fina camiseta, sus pechos libres incitándole a recorrer cada uno de sus poros; y sobre todo ese punto incipiente al comienzo de sus nalgas que tanto les excitaba a ambos.

Tras tomar apenas unos tragos de cerveza, Ella le invitó a esperarla en su dormitorio; y así en unos segundos se vieron contemplándose en su desnudez mutua.

Lentamente fue recorriendo cada centímetro de su cuerpo, percibiendo como el contacto de sus labios erizaba su piel y la hacía estremecer. Ella no se quedó atrás y le atrajo hacia sí para hasta poder acariciar con su lengua el interior de su oído, consciente de como aquel acto sacaba de Él cualquier instinto que todavía estuviera oculto.

Entra en mi, cariño, necesito sentirte dentro - le susurró Ella.

Inmediatamente Él se volvió hacia Ella y la cubrió en su plenitud, notando cómo sus cuerpos se fusionaban con extrema facilidad. Suavemente entraba y salía de Ella, percibiendo como su miembro crecía por momentos, deteniéndose en su interior tras cada embestida; aquella posición le permitía a Él dominar la situación, marcando ritmos suficientes que le permitieran controlar su mutua pasión, al tiempo que aproximaban sus bocas abiertas y sus lenguas traviesas. Colocándose de rodillas frente a Ella, abrió sus piernas, la contempló gozoso y volvió a penetrarla con más ímpetu si cabe.

Ella le invitó a tumbarse para poder cabalgarle, pero El ya había decidido que bajaría a saborear su humedad. Sin a penas resistencia deslizó su apetito en su interior, paladeando cada uno de sus pliegues, mientras Ella asía con fuerza su cabeza entre sus muslos. Ocasionalmente Él elevaba su mirada y la veía retorcerse sobre la almohada, mientras aumentaba el tono de sus gemidos.

Para, por favor - le susurró- Vuelve a mi.

Y sin pensarlo, entró nuevamente en su hembra, sin intención de parar esta vez.

Entre jadeos y suspiros Ella no pudo aguantar ni un segundo más, sorprendida aún de cómo Él siempre la exprimía completamente. Plenamente satisfecho Él, pero aún contenido, Ella le invitó a tumbarse.

Obedeciendo su orden, Él pensó que querría acoplarse nuevamente como había hecho en otras ocasiones, pero esta vez, Ella descendió hasta su cintura, con esa mirada golosa que tanto le excitaba. Situándose entre sus pechos comenzó a acariciarle mientras recorría con su lengua toda su extensión. Esta vez era Él quien se arqueaba y en los momentos en que lograba abrir los ojos observaba como desaparecía entre sus labios. Ella le asió con fuerza, plenamente entre sus manos, aumentando el ritmo de sus caricias, al tiempo que su lengua saboreaba los efluvios incipientes.

¿Te aviso? - preguntó Él, caballeroso como siempre.

Sin decir nada, Ella le respondió aumentando la velocidad de su juego. Y notó como subía desde su interior esa pasión que a duras penas había contenido los instantes previos. Y esta vez sí, contempló como explotaba frente a Ella, derramando su dulce néctar en la comisura de sus labios, extendiéndose por sus mejillas, como hacía tiempo no experimentaba.

Y se abrazaron, relajados, gozosos de tenerse el uno al otro, de sentirse mutuamente, increíblemente felices de poder estar juntos y disfrutar cada ratito del día, cada semana, cada mes, cada año, cada vida... Unas ilusiones que ni habrían imaginado tener con quince años, y que ahora, pasados los cincuenta, se hacían realidad a cada instante.

Y después de todo este blablabla hermoso y romántico, voy a cagarles el momento con un video de humor que se me viene a la mente al leer esto.

Video de humor: Sexo después de los 40

Read More

Poema al pedo

pedo

Encontré en el Facebook de Videos de Humor este video sumamente cultural, que no podía dejarlo pasar y desperdiciar la oportunidad de traerles buena poesía al blog. Poema al pedo, cultura mexicana, made in Mexico, con un poeta mexicano. Sublime. Disfruten de este poeta recitando en vivo, si es que están al pedo.
Si te gustan los videos de humor, no olvides visitar esta página.

Video : Poema al pedo

Poema al pedo

Alguien me comentó qué es el pedo
Y yo le contesté el pedo es un pedo

Con cuerpo de aire y corazón de viento
El pedo es un alma en pena
Que a veces sopla, que a veces truena
Es como el aire que se desliza
Con mucha fuerza, con mucha prisa
Es como una nube que va volando
Y por donde pasa va fumigando
El pedo es aire. El pedo es ruido
Y a veces sale por un descuido

El pedo es imponente, pues se lo tira toda la gente
En este mundo el pedo es vida
Porque hasta el Papa bien se los tira
También los pedos son educados
Pues se los echan los licenciados

Cuando los pedos no son sonoros
Dejan un sello como el as de oros
Y si los pedos suenan porquito
Por el pujido salió caldito
Porque los pedos tienen diferentes olores
Sino preguntenselo a los doctores
Hay pedos gordos, hay pedos flacos
Según el diámetro que tenga el taco
Los hay muy tristes, los hay risueños
Según el gusto que tenga el dueño

Amigo, si algún día un pedo toca tu puerta
No se la cierres, dejala abierta
Deja que sople, deja que gire
Pa ver si hay alguien que lo respire

Porque el pedo tiene algo monstruoso
Que si lo aguantas te vas al pozo
El pedo tiene algo tan espantoso
Que a veces sale con todo el trozo
Ay pedo no seas tan gacho
No te me salgas de cacho en cacho

Este poema ha terminado
De tanto pedo que se han echado
Mientras lo escribo, mientras lo mando
Ya no me aguanto, me estoy cagando

Porque el pedo es el suspiro de una noche enamorada
El pedo es un olor ligero
Que sale del agujero
Anunciando la llegada
De su hermana la cagada
Si les gustó que bueno
Sino no hay pedo
Read More

Sabés como le dicen a tu hermana? Vol. II

Sabés como le dicen a tu hermana? Sabés como le dicen a tu mamá? Sabes como le dicen a tu novia?
Para estas 3 ocasiones, les traigo el vol.II de apodos de como le dicen a las chicas fáciles putas/trolas como tu novia/tu madre/tu hermana... Son sólo un par más de apodos que la otra vez, pero vale la pena repasarlos!
LA HELICÓPTERO :  A donde llega levanta polvo
LA SANDWICH : Se la comen en todos los paseos
LA ACEITUNA : Negra, chiquita, pero igual se la comen
LA MOTOSIERRA : No deja palo parado
LA GRIPE : Todos la han tenido
LA CAPA DE OZONO : Cada día tiene el hoyo más grande
LA TABLA DEL UNO : Por lo fácil
LOS TRES MOSQUETEROS : Una para todos y todos para una
LA RELOJ DE ARENA : La dan vuelta cada media hora
LA SEMÁFORO : Después de las 12 nadie la respeta
LA LUZ DEL SOL : Se entrega a todos por igual
LA FOTO INSTANTANEA : Se entrega a los 5 minutos
LA TORTUGA : Duerme con la cabeza adentro
LA DISCOTECA : Pasa abierta toda la noche
LA BANDERA DE EEUU : La han clavado hasta en la luna
LA COCA-COLA : Todos la han tomado

Sabés como le dicen a tu hermana?

Si te gustaron estos apodos, no te olvides de encontrar más en mi primer libro de "Sabés como le dicen a tu hermana", el único libro de una sola página que contiene metáforas románticas, por no decir piropos de humor subidos de tono, para dedicarle a tu hermanita.
No olvides seguirme en mis redes sociales y comentar con otros apodos para mi hermana o tu hermana o la hermana de tu mejor amigo, etc... Cualquier hermana es válida si es por la buena causa de putear e inventar apodos creativos e insultos subidos de tono.
Read More

Este verano enterramo' al enano

Una poesía inspirada por un reclamen de preservativos PRIME, la públicidad del enano ha inspirado en mi esta poesía; espero que la marca PRIME me pague por los derechos de ésta si la llegan a tomar para promocionar su producto.
Debajo de la poesía. una linda desmotivación que dice "Este verano enterramo' al enano".
Saludos by El Poeta Gabriel

El verano comenzó con toda la onda
Este verano quien querés que te la ponga?
Verano es pasión, es un sentimiento
Sucundun sucundun, las olas y el viento

La playa, el sol, la calor y la arena
Yo en zunga roja rodeado de nenas
Baja el sol y garchamos en la playa
Si te molesta la arena, metemo' toalla

Verano divertido, verano de fiesta
Vení a pasarla bien, divertite con ésta
Que venga Moria, que venga Pachano
Este verano enterramo' al enano

Este verano enterramo' al enano

Read More

Ponerte en 4

Esta poesía no es mia, pero me voy a hacer eco de las palabras de Acción Antipoetica BienCTM de Facebook y voy a compartir con ustedes esta linda estrofa para refleccionar.

No soy matemático,
Pero puedo ponerte en 4,
Y partirte en 2.

Ponerte en 4



Read More

No seré lindo, pero la tengo grande

La belleza no es más que un tonto parámetro inculcado hacia nosotros por una sociedad de consumo enferma. Si eres feo, no te frustres, lo importante es tenerla bien grande.
Aquí les dejo una poesía que escribí una vez que caí en un pozo depresivo, cuando una chica me dijo que era feo. Este poema se encuentra en mi libro "Hablo de mi : y si tenés algún problema con eso, andate a la concha de tu madre"
Y además una desmotivación que cita la siguiente frase celebre que dijo una vez un filosofo griego : "No seré lindo, pero la tengo grande"

Si soy feo y no lo niego
Tengo grandes las orejas
Eso no me quita el sueño
Mi imagen no me acompleja

Mis dientes están torcidos
Mi altura es insuficiente
No me importa, he aprendido
A ser autocomplaciente

Si me gritan, che petiso
De mi pene yo hago alarde
Soy petiso y me la piso
Soy feo y la tengo grande

Desmotivación feos

Read More

No tengamos miedo

Mucho fútbol, mucho fútbol, pero nos estamos olvidando de lo más importante que hay en la vida : garchar.
Así que vuelvo más inspirado que nunca al mundo de la poesía pararomántica con esta desmotivación y un fragmento de mi poema titulado "No tengamos miedo"
Saludos de El Poeta Gabriel con amor.

"No tengamos miedo: 
Los planetas también chocan, y del caos, nacen las estrellas y los planetas
Porque no dejás que choquen mis huevitos con tus tetas?”

No tengamos miedo

No tengamos miedo
Read More

Oda a la papa frita

Entre tantos hijos no reconocidos que he ido dejando por el mundo en mis giras internacionales, este ha salido a la fama, gracias al haber heredado el talento del padre.
Aquí les dejo el curioso poema de este niño que se viralizó en las redes sociales. Para ve rmás curiosidades no olvides entrar a Cosas Curiosas.

Este escolar chileno debía hacer un poema incorporando en el mismo la onomatopeya y la aliteración. El resultado se ha viralizado gracias a que su primo mayor compartió el resultado del trabajo en su cuenta de Twitter.
Un niño chileno tuvo que hacer una tarea y el resultado de la misma está recorriendo el mundo.
La maestra le pidió que hiciera un poema incorporando la onomatopeya y la aliteración y así nació la "Oda a la papa frita".
Felipe, el primo mayor de este pequeño poeta, compartió una foto del texto en su cuenta de Twitter y en pocas horas se viralizó y que yo comparto aquí con ustedes.
Que lindo que el legado siga, gracias hijo e'tigre!

Oda a la papa frita

Oda a la papa frita

Amarillas como el sol
Oh que ricas las papas fritas
Oh que ricas son
Calentitas y amarillitas que delicioso sabor
Cuando las echan al sartén suenan chochocho
Son tan exquisitas que
Conquistan a todo su alrededor


Te dio hambre este poema? Entra a De Recetas y Cocina y aprendé a cocinar algo más que papas fritas con huevos fritos!
Read More

Humor : Poemas de amor entre él y ella

Humor : Poemas de amor entre él y ella. Me reí tanto, que no podía dejar de compartir estos poemas de Facebook... Gracias Internet por todo lo que nos das.

Humor : Poemas de amor entre él y ella

Humor : Poemas de amor entre él y ella

POEMA DE ÉL:

Qué feliz soy amor mío!
pronto estaremos casados,
el desayuno en la cama,
un buen jugo y pan tostado.

Con huevos bien revueltitos,
todo listo bien temprano.
Saldré yo hacia la oficina
y tú rápido al mercado.

Pues en sólo media hora
debes llegar al trabajo,
Y seguro dejarás
todo ya bien arreglado.

Tú bien sabes que en la noche
me gusta cenar temprano.
Eso sí, nunca te olvides
que yo vuelvo muy cansado.

Por la noche, teleseries,
cinemateca barato.
No iremos nunca de shopping,
ni de restaurantes caros,
ni de gastar los dineros,
ni despilfarrar los cuartos.

Tu guisarás para mí,
sólo comida casera.
Yo no soy como a la gente
que le gusta comer fuera...

¿No te parece, querida
que serán días gloriosos?
y no olvides que muy pronto,
yo seré tu amante esposo.

POESÍA DE ELLA:

Qué sincero eres mi amor!,
Qué oportunas tus palabras!
Tú esperas tanto de mí
que me siento intimidada

No se hacer huevos revueltos
como tu mamá adorada,
se me quema el pan tostado....
de cocina no sé nada.

A mí me gusta dormir
casi toda la mañana,
ir de shopping, hacer compras
con la Mastercard dorada,

Tomar té o el cafecito
en alguna linda plaza,
comprar todo de diseño
y la ropita muy cara.

Conciertos de Luis Miguel,
cenas en La Guacamaya ,
mis viajes a Punta Cana
a pasar la temporada.

Piénsalo bien, aún hay tiempo,
la iglesia no está pagada.
Yo devuelvo mi vestido,
y tú, tu traje de gala.

CONCLUSIÓN:

Y el domingo bien temprano
para empezar la semana
pon un aviso en el diario,
con letra bien destacada:

'HOMBRE JOVEN Y BUEN MOZO
BUSCA UNA ESCLAVA MUY LERDA
PORQUE SU EX FUTURA ESPOSA,
AYER LO MANDÓ A LA MIERDA !!!!!!
Read More

miércoles, 19 de febrero de 2020

Una prostituta en mi taxi

Una prostituta en mi taxi

Una prostituta en mi taxi. La llevé hasta el Motel Echaurren, $6750 la carrera, y pagó $40 mil. Me dijo espérame aquí, tengo trabajo toda la noche y necesito un chófer, y que mejor que seas tú que eres mujer. Acepté con gusto, no era poca plata, ella se zumbaba con un tipo, mientras yo esperaba que el tiempo pasara a la cresta y ya estaba de vuelta.

Después hacia San Ignacio con Victoria.

Agarró confianza y me preguntó si estaba enamorada mientras prendía un cigarro sin permiso. Le respondí que sí, que era feliz y se chantó a reír. Que el amor no existe y que el corazón al revés es un poto. Bien por ella, pero yo, 25 años junto a mí marido en las buenas y en las malenas no podía opinar lo mismo. $5500 el viaje y canceló otros $40 mil.

- Me caso mañana por la mañana con un ricachón – me contó al bajar del auto.

Pobre tipo, pensé, pero quien soy yo para juzgar, “la que puede puede” dice la canción. Regresó a los quince minutos, fue un cliente precoz.

A Eliodoro Yañez con Av. Holanda y ya éramos amigas. Me hizo frenar antes para invitarme a comer un completo en una estación de bencina y me terminó de contar todo el asunto.

- Me caso a las nueve y media de la mañana así que esta será mi última noche – confesó con su voz rasposa.

Yo, testigo del cierre final de una escort sin complejos, sonreí. Dejé a aquel reloj de arena de puerta en puerta, mientras las horas pasaban y me imaginaba pagando mis deudas con los 500 mil pesos que ya llevaba en mi guantera. Aquella joven me había arreglado el panorama de cara a un futuro próximo. Me contaba sus chistes mientras se pintaba una y otra vez para el último cliente que le quedaba.

Entró al siguiente edificio y esperé.

Había pasado más de una hora. Otros 15 minutos, 30, 40, y ya eran 120 minutos. Era tan simple como agarrar el taxi y partir, pero tenía su mochila en el copiloto.

Tres horas y ya basta.

Entré a conserjería, pregunté por su nombre y no me quisieron dar información. Volví al taxi y vi que ya eran las 9 y solo le quedaban treinta minutos para su casorio. En un acto de buscar pistas del departamento abrí su mochila y saqué su vestido de novia. No había nada más.
No quería hacerlo, pero no me quedó de otra… Saqué mi pistola escondida, porque trabajo de noche, soy mujer y taxista en esta ciudad ¿Se necesita más explicación que esa? Nuevamente el conserje y le mostré a mi “amiguita”.

- ¿Dónde cresta está?
- ¡Departamento 912 pero no me mate!

Ascensor en el piso uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, ocho… nueve.

912

Toqué el timbre y abrió la puerta gritando, con la cara moreteada mientras el tipo intentaba cerrarme. Me metí igual, le apunté con la pistola y me dieron unas ganas enormes de fusilarlo ahí mismo, con los pantalones abajo. Pero dudé, se abalanzó sobre mí y la pistola a la cresta. Comenzó a ahorcarme, mientras le tiraba torpemente el pelo. Pero ella apareció y le pegó con la con el arma en la cabeza. Estado inconsciente del cerdo y arrancamos.
Bajamos del edificio, y nos metimos al taxi.

Al grano:

- Estás a 15 minutos de tu matrimonio. Dime donde te casas.

Pintor Casanova Zenteno con Francisco Noguera.

Aceleré, mientras ella se vestía en el asiento de atrás y se maquillaba las heridas mirándose con el retrovisor. Comenzó a agradecerme por lo que había hecho y me pasó toda la plata que ganó durante la noche. No pude contarla en ese momento, los fajos no cabían en dos manos.
Terminó de cambiarse, se veía formal y tan curvilínea como ella sola. Le deseé lo mejor en su nueva vida y me besó la mejilla, bajó del auto y se fue. Ahora era su celular, mujer olvidadiza. Me devolví para entregárselo y allí estaba, llorando.

- ¿Qué te pasó?

La dejaron plantada, y todo se fue a la cresta. Ahí comenzó la teleserie en mi Nissan V16, escuchando a Bad Bunny y terminar con “La Chica de humo”. La fui a dejar hasta su departamento y la acosté. Le acaricié el pelo, pena. En su velador mi número de teléfono para que me llamase apenas se despertara.
Llegué a mi casa con la plata y no abrí los ojos hasta bien tarde. El celular sonaba y era ella.

- Hoy vuelvo a trabajar y necesito chófer – me dijo.

Esta vez no me interesaba su plata y fui a buscarla. Ahí la encontré, más atractiva que la noche anterior.

- No trabajes más en esto. Eres joven, inteligente, bonita, puedes tener el mundo a tus pies, pero no te arriesgues más. Casi te matan y la próxima vez no va a estar una vieja taxista para ayudarte.

Pero no me escuchó. En fin, hice lo que pude.

- ¿Adónde vamos ahora?
- Angamos con Vargas Buston

La verdad es que en ese instante no presté atención, como que mi inconsciente intentó no avisarme para prevenir lo que estaba a punto de suceder conmigo.

- ¿Espera, donde me dijiste?
- Angamos con Vargas Buston.

Era la esquina de mi casa. Me quedé muda, mientras ella nuevamente prendía el cigarro sin permiso, me contaba del cliente frecuente que tenía hace algunos años, que le cobraba más barato porque le tenía cariño. Me tiró como gracia que a ella la llamaba cuando la esposa salía a trabajar por las noches.

- ¿Te imaginas que fueras tú? – bromeó.

No respondí, aún estaba ahogada, no sabía que cresta hacer. Llegamos hasta la puerta de mi domicilio y bajó.

- Quizás acá me demore un poquito, me voy a hacer tira con este viejo.

Él mismo le abrió la puerta, y ni siquiera se dio cuenta el imbécil que yo estaba afuera.
No lloré, estaba en un agujero, en la nada. Aceleré y me di un par de vueltas a la manzana, me detenía al frente. Me bajaba y volvía a subir al auto… pero no me pude contener más. Abrí la guantera y saqué el arma mientras comenzaba recién a chorrear en lágrimas. Se escuchaba la risa de ella. El pasillo interminable como un túnel hacia la muerte hasta que vi la luz que se me enterraban como agujas en los ojos. Él no dijo nada, y ella me preguntó que hacía ahí, que la esperara en el taxi porque recién estaba empezando. El ruido como de un camión en mi cabeza, mientras solo observaba sus gesticulaciones y los ojos bien abiertos de aquella niña enterándose en ese instante de quien era yo.

Apunté y esta vez no dudé como en aquel departamento.

- ¡¡No!! ¡¡No me mates por favor!!

Jalé, una y otra vez. Una fiesta de sangre en la habitación y mi oído se tapó con un pitido. Así caminé, como una zombie por el pasillo, subí al auto y el taximetro marcaba $5800 el viaje desde su casa hasta la mía.

Autor: Sergio Cortes
Read More

Relato erótico: El primer trío de una pelirroja

Relato erótico: El primer trío de una pelirroja

Relato erótico: El primer trío de una pelirroja

Hola, soy Fiorella, pelirroja, 1.65, dicen que lindas curvas, ojos celestes, les voy a contar mi primera experiencia. Estuve casada durante mas de 20 años, hasta que mi ex marido se fue con su secretaria (por suerte), estuve mal, desanimada durante un tiempo, hasta que me convencieron que tenia que salir a hacer amigos, cuidarme, etc. Me anote en el gimnasio de mi barrio, ahí conocí a muchos nuevos amigos y amigas, todo era normal hasta ahí, bromas van, bromas vienen con mi profesor Fernando de 40 años y los demás, hasta que un día me invitan al cumpleaños numero 32 de Martín, otro chico del gimnasio, iríamos varios chicos y algunas chicas, era un sábado por la noche, me prepare y fui al departamento de Matías de 33 años, donde se iba a festejar, fui la primera en llegar, estaba vestida con una blusa suelta, una mini falda no muy corta y mis infaltables tacos altos, solos estaba el dueño de casa, después llego Fer y Martín, ya había pasado mas de una hora y no llegaba nadie mas, así que nos dispusimos a tomar unos tragos, a mi me encanta el Daikiri y el mojito, cosa que ellos sabían muy bien, todo iba normal, hablábamos de todo y la conversación empezó a subir de tono, a mi me causaba mucha gracia, pero les seguí la corriente. Ahora si llego la música y como sabían que a mi me gusta bailar me invitaron, Martín me pregunto si yo bailaba lentos en mi época, obviamente les dije que si, ahí fue cuando ya un poco pasada de copas, pusieron un lento y Martín para festejar su cumple me pidió si no le hacía el honor a lo que yo accedí, comenzamos a bailar y enseguida sentí su pija dura junto a mi, cosa que me excito bastante, no se como fue pero al rato Matías estaba bailando juntos a nosotros tomándome por detrás y Fer miraba sonriendo, comenzaron a moverse primero lentamente y después cada vez mas insinuantes, yo ya estaba bastante acalorada, cuando me quise acordar estaba besando a Matías y Martín me tocaba mi colita con fuerza, se sumo Fer, mientras me decía que no se imaginaba que yo estuviese haciendo eso y comenzó a tocarme los pechos lentamente, yo no sabía si parar o no, estaba nerviosa y un poco de miedo y vergüenza, pero seguí, en un momento ya estaba desnuda en la cama mientras me besaban los tres y me tocaban por todos lados, todos esos cuerpos jóvenes y musculosos, transpirando sexo para mi, ya el nivel de calentura era insoportable, cuando empecé a gemir, Fer saco su enorme pija y me la puso en la boca, apenas podía entrar en mi boca, no se con que movimientos Matías me dio vuelta y quede en cuatro como se dice, mientras seguía chupando la pija de Fer ya descontroladamente, y Matias me penetraba con fuerza, ahí sentí la primera explosión en mi boca, creí que me ahogaba y quise vomitar, pero Fer me tomo la cabeza y me retuvo y empezó con movimientos suaves y me acabo dentro de mi boca hasta la ultima gota y me encanto, ya después fue el turno de Martin, Matías se puso debajo de mi, mientras Martín suavemente me la puso por mi culito, a chupar otra vez desenfrenada mientras Matías terminaba, ya recuperado volvió Fer con su enorme pija y en un movimiento me la metió en mi culito ya mas dilatado, Fer primero empujaba lentamente, yo sentía una mezcla rara de placer y dolor hasta que solo fue placer y comencé a empujar yo cada vez con mas fuerza hasta que entro toda su enorme pija en mi culo ya con movimientos cada vez mas rápidos, sentía su pija cada vez mas dura e hinchada, mientras yo seguía chupando la pija no me acuerdo de quien, que también acabo en mi boca, y así seguimos mas de tres horas, no recuerdo cuantos orgasmos tuve en una sola noche, pero esa fue mi primera vez, nunca me cojieron tanto ni tan bien, termine exhausta pero feliz, voy por más-
Read More

Relato sexual : Mio tío me quito la virginidad

Relato erótico: Mio tío me quito la virginidad. Sacado de Internet.

Relato sexual : Mio tío me quito la virginidad

Relato sexual : Mio tío me quito la virginidad

Estaba en mi casa, mas precisamente en mi habitación, cuando tocaron timbre. Fui a ver quien era. Abrí la puerta, esperando del otro lado se encontraba mi tío.

Salte a abrazarlo, le di un beso en la mejilla.

– No sabía que venias a casa. Le dije.

– Yo tampoco, me llamó tu mama, hace dos horas. Respondió

Yo estaba feliz de verlo, siempre me llevé muy bien con el. Podía hablar de todo, era como un mejor amigo.

Fui a la cocina para avisarle a mi madre, que Ezequiel había llegado.

– No te quería interrumpir, que estabas estudiando, pero tu abuela, está en el hospital, que tuvo una caída, pero ya esta bien. Le pedí a tu tío que venga a cuidarte. Me contó mi madre.

Fui egoísta, me preocupó lo de mi abuela, pero saber que ya estaba bien y que iba a pasar un rato con mi tío, me puso de muy buen humor.

Mi madre ya estaba lista, asi que solo se despidió y se fue al Hospital con mi hermana.

Con mi tío nos quedamos en el living, llevamos gaseosa y galletas y nos pusimos a ver una película de acción con actores desconocidos o por lo menos no los conocía.

Estábamos en un sillón de tres cuerpos de color rojo frente a la televisión. Ezequiel se sentó en la punta derecha y yo me recosté apoyando mi cabeza sobre el muslo izquierdo de mi tío, mirando hacia la televisión.

Hablamos un buen rato de todo, nos pusimos al día. La película terminó, vimos otra a continuación que ya ni recuerdo cual era.

En un momento me dice:

– No me dejas recostarme un rato?

– Si, perdona, me puse cómoda y ni te pregunté. Contesté.

Ezequiel se acomodó en el sillón de costado, sobre su hombro derecho mirando la televisión.

Me senté en la punta izquierda, al lado de sus pies.

– Acostate conmigo, ponete cómoda.

Lo hice, me puse en su misma posición, dándole la espalda.

Apoyó su mano izquierda sobre mi cadera, y seguimos viendo la película.

A los pocos minutos, sentí un movimiento por detrás, escuché como desabrochó el cinturón, y bajo el cierre de su pantalón.

Acto seguido se acomodó y apoyó algo bien duro contra mi cola.

Era virgen, no sabía mucho de sexo, pero lo poco que sabía, me permitió suponer que su miembro erecto estaba apoyándome.

Su mano izquierda empezó a acariciar mi cadera, y comenzó a bajar por mi pierna.

Apenas respiraba, me quedé completamente inmóvil.

Sus caricias siguieron unos minutos.

Empezó a moverse para levantarse e hice lo mismo.

No quise mirar hacia atrás. Me quede viendo la película, aunque sin verla realmente.

– Date vuelta linda.

Giré mi cuerpo lentamente y ahí estaba, mi tío sentado, con su miembro en la mano, acariciándolo lentamente.

– Acercate, así lo ves bien. Esto es lo que tienen los chicos, tocalo.

No me moví solo me lo quedé mirando.

– Veni no tengas miedo, ya estas en edad de saber de que se trata.

Di un par de pasos. Y tomó mi mano derecha y me la puso sobre su pene. Con su mano sobre la mia, me hizo que lo masturbe.

– Seguí solita.

Y saco su mano y seguí haciendo el movimiento ascendente y descendente sobre su miembro.

– Que manito suavecita tenes, me encanta. No pares.

Obedecí y seguí acariciando el pene de mi tío.

Me parecía un sueño, jamás me imaginé estar en una situación así. Era una mezcla de vergüenza, sentía mi cara roja, con calor, curiosidad, de ver por primera vez un miembro masculino y me encantaba, no se si por el afecto que sentía hacia mi tío, de compartir algo tan íntimo con el, o solo me excitó agarrar una pija por primera vez.

Escuchar a mi tío gemir de placer me hacía sentir bien, me encantaba lo que producía en el.

– Parate linda.

Lo hice y se me quedó mirando, sobre todo mi cuerpo.

Puse sus manos en mi cintura y con suavidad bajo mi short.

Su mano derecha tocó mi tanguita, se río y dijo:

– Mmmmmmm, estas mojadita preciosa, me encanta.

Me estremeció el cuerpo sentir sus dedos tocando mi parte íntima. Pero su comentario me hizo morir de vergüenza.

Me acarició mi vagina con la tanga puesta. Lo hizo por varios minutos. Fue muy placentero, cerré mis ojos y me deje ir, disfruté cada segundo, deseando que no acabe nunca.

Retiró su mano, abrí mis ojos, y comenzó a bajarme la tanguita.

– Subite al sillón linda.

Me iba a sentar a su lado, pero me dijo:

– No, parada sobre el sillón.

Me tomó la mano y me ayudó a subirme.

Quedé parada sobre el sofá, un pie de cada lado de sus muslos y mi conchita contra su cara.

Su nariz rozó mis labios vaginales, aspiraba tratando de olerme mi vagina.

Sus manos tomaron mis nalgas, con fuerza, cada mano con una nalga, me las separó y hundió mi conchita contra su boca.

Primero fueron besos, contra mis labios vaginales. Luego su lengua comenzó a jugar, la pasaba por mis labios, sentía como me la llenaba de saliva. Cerré mis ojos, sujeté su cabeza y solo disfruté.

Ahora su lengua estaba dentro de mi orificio, sentía como lamia mis paredes interiores. Era tan rica la sensación.

– Mmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm, gemía.

Mi tío no paraba de usar su lengua, y mis piernas cedían del placer, si no fuese que me sujetaba de mis nalgas fuertemente, hubiese caído.

No sentía pudor, estaba liberada, solo placer, amaba tanto a mi tío por esa experiencia única.

Su lengua cambió de posición y pasó a mi clítoris, al principio la punta de su lengua, la frotó sin parar, pensé que no se podía sentir mas placer, pero su lengua en ese sector hizo estragos.

– Ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh, mmmmmmmmmmmmmmmmmm.

No podía parar de gemir, lo hacía gritando.

Mi tío intercambiaba la punta de su lengua, con sus labios succionando mi clítoris.

La punta de su dedo, de la mano derecha, se metió en la entrada de mi ano, solo un centímetro, no me hizo doler pero me resultó raro, supuse que fue un accidente, no sabía en ese entonces, que a los hombres o la mayoría les encanta jugar con las colas de las mujeres.

Con la punta de su dedo en mi ano, y su lengua dándome placer en mi clítoris. Sentí una sensación que jamás experimenté. Fue una mezcla de mareos, visión borrosa, falta de aire, mi cuerpo no me respondía como debería. Finalmente largué un gritó de desahogo y me corrí en su boca. Bebió todos mis fluidos vaginales, siguió chupando sin parar mi vagina.

Con mis rodillas dobladas, y mi espalda arqueada hacia atrás, solo me sostenían sus manos, que sujetaban mis nalgas. Esperé que termine de lamer mi conchita, solo miraba el techo fijamente, me encontraba relajada, mi cuerpo no tenía fuerza para sostenerse.

Su boca se alejó de mi vagina. Tomó mi cuerpo, y con sus brazos me cargó, hasta mi habitación que estaba a solo cinco metros.

Me recostó sobre mi cama de una plaza. Se desvistió completamente. Observé su miembro venoso, mucho mas oscuro que el color de su piel, me encantaba verlo.

Se subió a la cama, se arrodilló entre mis piernas, con sus manos me tomo por la cadera, y me acomodó contra su pelvis, sentía la cabeza de su pene contra mis labios vaginales, tratando de entrar. Finalmente encontró la entrada a mi orificio y su cabeza se hundió con fuerza, sin cuidado, con varios movimientos bruscos, habrán sido 8 o 10 intentos de penetrarme, hasta que mi vagina cedió y gran parte de su miembro estaba dentro.

Grité muy fuerte, fue doloroso sentir su pene entrando en mi conchita virgen. Mi tío no se detuvo.

Se acomodó mejor. Sin soltar mis caderas que estaban en el aire. Mis hombros y cabeza contra el colchón. Y empezó a embestirme con fuerza y velocidad. Sus manos hundían mi cuerpo contra el suyo y su pene entraba y salía de mi vagina una y otra vez, sentía el ruido de mi cuerpo chocar contra el suyo, era un golpe en seco, violento.

No lo disfrutaba al principio, pero con los minutos pasando, ya no era tan doloroso y me permití disfrutarlo. Me encantaba ver a mi tío tan concentrado en mí, estaba muy traspirado, el sudor de su cara, caía sobre mi vagina y vientre.

Al cabo de unos cuantos minutos, mi tío largó unos gemidos aún mas fuertes y se vino dentro de mi conchita. Me encantó esa sensación de sentirme llena de leche y como salía hacia afuera.

Mi tío se recostó de costado, estábamos incómodos por el tamaño de la cama.

Me pidió que me corra, se acostó boca arriba, me dijo que me saque el top, y me acueste sobre el.

Apoyé mi cuerpo sobre el suyo, mi mejilla izquierda sobre su pecho. Sentía su respiración agitada y su corazón latiendo rápidamente. Su manos comenzaron a acariciar mi espalda y cola, y nos quedamos descansado. Cerré mis ojos y disfruté el momento.

Me despertó el sonido del teléfono. Mi tío atendió, era mi madre.

Me levanté de la cama, mis piernas estaban débiles.

Esperé que terminen de hablar.

– Vamos a buscar a tu hermana al Hospital que tu madre se va a quedar esta noche.

Asentí con mi cabeza. Fui a mi placar a buscar ropa para vestirme.

– Estas bien? los pasaste bien? Preguntó mi tío.

– Mucho, no sabía mucho que hacer pero me encantó.

– Estuviste de 10 preciosa, fuiste la mejor con la que estuve. Me dijo.

En parte me gustó lo que me dijo aunque me dio celos saber que estuvo con otras.

Terminamos de cambiarnos. Y fuimos al auto.

Seguimos hablando, me preguntó si me había dolido.

– Para nada, fue todo hermoso.

Solo mentí un poquito, fue increíble todo, solo la parte de la penetración que fue bastante doloroso al principio. Me dije a mi misma.

– No pensaba penetrarte pero me dejaste loco. Y ni lo pensé. Espero que no estes enojada. Dijo.

– Me encantó. Le respondí.

Me sonrió y con su mano derecha acarició mi muslo izquierdo.

Seguimos hablando de otras cosas hasta que llegamos al Hospital.

Antes de bajar del auto, un poco nervioso, me pregunta varias preguntas sobre mi periodo.

Se las respondí un poco avergonzada.

Mis respuestas lo dejaron aliviado.

Ya en la habitación, saludé a mi abuela, mi madre y hermana.

Nos quedamos un momento, que ya había terminado el horario de visitas y volvimos a mi casa, esta vez con mi hermana.

Llegamos a casa. Mi hermana se fue a bañar. Mi tío se puso a cocinar. Y yo fui a mi habitación.

Cerré la puerta y me senté en la cama. Noté una mancha en la sabana. Era el semen de mi tío que salió de mi vagina. Desabroché el botón del short y metí mi mano derecha por debajo del short y tanga y mi mano izquierda sobre la mancha y cerré mis ojos
Read More

Relato erótico con la amiga de mi hija

Relato erótico con la amiga de mi hija

Relato erótico con la amiga de mi hija

Soy hombre de 37 años, un día estaba solo en mi casa y de repente llegó mi hija de 18 años con su compañera, subieron a la habitación y cerraron la puerta para hacer una tarea, cuando yo me acerqué a la puerta sin querer escuché a mi hija quejarse de dolor entonces empuje la puerta y resulta que las dos chicas se estaban masturbando y cuando me vieron se asustaron y me pidieron perdón, mi hija me dijo que ellas tenían la fantasía de estar con un señor maduro y que en el colegio no encontraba cómo cumplir esa fantasía, yo les dije que no se preocupara y que era una lástima que yo fuera casado porque de lo contrario hubiera ayudado por lo menos a la compañera de mi hija, mi hija me dijo: papá no te preocupes, yo quiero tanto a mi compañera que estoy dispuesta a guardar el secreto, yo le dije estás segura? Ella me dijo sí, entonces yo le dije bueno si quieres puedes salir de la habitación, mi hija me dijo no, la condición es que yo me quede aquí para que mi compañera tenga confianza porque no te conoce, debo confesar que me emocione con la idea de hacer el amor delante de mi hija, de repente su compañera se acercó donde yo estaba sentado y se arrodilló y con mucha ternura saco mi pene del pantalón y lo empezó a chupar, yo me sentía extraño por la presencia de mi hija pero ya lo empezaba a disfrutar mientras acariciaba la cabeza de su compañera, yo cerré los ojos por un momento y cuando los abrí pude ver a mi hija acariciar sus piernas pero disimulé para que no se incomodara, mi hija tenía una minifalda en la cual metió su mano y empezó a acariciar su vagina, para ese momento yo ya estaba besando por completo el cuerpo de la compañera que por cierto tenía una vagina hermosa la cual no me cansé de chupar, después la compañera se acostó en la cama y yo me lancé sobre ella y la penetre por mucho rato, cuando miré a mi hija me di cuenta que estaba completamente desnuda masturbándose inspirada por el espectáculo que nosotros estábamos ofreciendo, después mi hija me dijo: que dichosa es mi madre con un hombre como tú, yo traté de hacer como si no hubiera escuchado esas palabras pero después la compañera dijo: si quieres venir a probar a tu papá, yo sentí la emoción más fuerte de mi vida en ese momento, entonces mi hija se puso de pie y me dijo: ven papá y dame un beso, no tengas miedo, entonces me beso apasionadamente y se arrodilló para chupar mi pene mientras su compañera se masturbaba en la cama, no podía creer lo que estaba sucediendo cuando yo besaba los deliciosos pechos hija y también su vagina que tenía olor fascinante, cuando yo introduje mi pene en la vagina hija sentí el placer más delicioso por lo estrecho de las paredes vaginales y por lo prohibido, Al pasar el rato yo me iba a venir entonces la compañera chupó mi pene hasta quedar completamente llena de leche toda su boca y después sorprendentemente beso con mi hija muy apasionado, es increíble todo lo que sucedió pero bueno, yo me siento muy feliz por la experiencia, este relato fue escrito en la madrugada del 3 de agosto del año 2018 recién estrenado.
Read More

Relato erótico : Mi esposo me expuso y me gustó

Relato erótico : Mi esposo me expuso y me gustó

Relato erótico : Mi esposo me expuso y me gustó

Jamas imaginé todo lo que iba a disfrutar ese día, mi esposo nunca supo a lo que me expuso y me gustó.
Todo sucedió un viernes por la noche, yo ya me encontraba dormida en mi habitación, cuando mi esposo entró, me despertó y me pidió que por favor me levantara un poco y les ofreciera a él y sus amigos unas botanas. Por lo regular era frecuente que los fines de semana se reunieran mi esposo y sus amigos en la casa para jugar cartas y tomarse unos tragos, ya me había acostumbrado.
En esa ocasión yo confieso que un poco molesta me levanté, el salió de la habitación y yo quise darle un escarmiento, se me ocurrió salir así como estaba, con mi bata de dormir transparente pensando que en esta forma a él se le quitaría la costumbre de levantarme para atenderlos a él y sus amigos.
(Debo contarles que soy una mujer con una educación muy estricta y en materia sexual muy restringida, pero no por esto dejo de tener mis fantasías como cualquier otra mujer y me considero ser una persona bastante temperamental )
Una de mis más anheladas fantasías es ver a un hombre masturbándose, nunca tuve la idea ni la fantasía de hacerlo con más de uno a la vez. )
( Cuando recuerdo este momento me causa excitación por lo tanto me voy a permitir utilizar palabras fuertes que acostumbran usar los hombres pues esto me excita aún mas)
Continuo con mi relato: para mi sorpresa cuando salí de la recamara con mi bata transparente, no estaban jugando cartas estaban viendo una película pornográfica, vi la cara de sorpresa de los 3 amigos de mi esposo cuando me vieron salir, sentí sobre mí sus miradas morbosas, me imagino que ya se encontraban demasiado calientes y al verme así, pues la verdad no sé qué pensaron, yo me fui inmediatamente a la cocina, confieso que arrepentida de mi osadía y algo temerosa.
Escuche un pequeño ruido en el patio y me asome por la ventana de la cocina que da al lavadero y cual fue mi sorpresa que descubrí a otro amigo de mi esposo, él se encontraba parado cerca del lavadero con los pantalones y los calzones hasta las rodillas con la verga parada, los ojos cerrados, haciéndose una buena sobada, yo lo vi sorprendida por fin se cumplía mi más anhelada fantasía, sentí un calorcito rico por todo mi cuerpo acompañado de un sabroso escalofrío, lo estuve observando por un rato hasta ver como se contorsionaba y empezó a escurrir chorros de semen, yo al momento sentí como me empezaba a humedecer, inconcientemente me metí la mano debajo de mi calzón y sentí toda mi rajita muy húmeda.
Escuché que mi esposo les decía a sus amigos que enseguida regresaba, que iba por mas bebida pues la que había ya se había terminado y salió de la casa dejándome sola con los 4. Yo estaba en la cocina terminando de prepararles las botanas, la verdad yo estaba ya bastante excitada pero muy nerviosa y con miedo. Salí de la cocina con la charola de la botana para dejárselas en la mesa, yo quería hacerlo lo mas rápido y refugiarme en mi recamara, vi que ya estaban los 4 en la mesa viendo la película, yo pase entre ellos para dejarles la charola sobre la mesa, sería mentir si no les digo que alcancé a notar el bulto que se les veía a todos y cada uno sobre el pantalón y con la excitación que yo tenía pues me puse mas nerviosa, al dejar la charola sobre la mesa, la persona que quedó detrás de mi me agarro las nalgas por encima de mi bata, que para esos momentos recordé que era la de dormir, transparente, sentí como me apretó y con un dedo me tocó el culo (por lo regular no falta algún atrevido que en el transporte público se pasa y le agarran a una las nalgas esto a mi me molesta bastante) pero en esta ocasión supongo que por lo caliente que ya estaba yo, la sensación fue diferente, yo al sentir esto me quede como paralizada por un instante, le quite la mano de atrás de mí, deje la charola y me fui inmediatamente a la cocina.
Me incline sobre el lavabo para reponerme de la sorpresa, cerré los ojos respire hondo, en eso estaba cuando siento que alguien me abraza tomándome de la cintura y apretándome con fuerza hacia atrás, yo sentí entre mis nalgas pero por encima de la ropa algo duro, grande y grueso. Nuevamente la sorpresa me paralizó no sé cuantos segundos pasaron, ya cuando me di cuenta, sentí una verga por en medio de mis nalgas sobandome el culo con el cuerpo de la verga y con la punta pasando por mi raja bien húmeda, ya tenia la bata levantada hasta la cintura y los calzones hasta las rodillas, la verdad no supe a que hora me subió la bata y me bajó los calzones.
Ya no era dueña de mi, ya estaba demasiado caliente como para reflexionar, ya no me importaba nada, él me levantó de la posición inclinada y de espaldas que tenia yo y me puso de frente a él, en eso vi que los 4 estaban ahí en la cocina todos con la verga de fuera, yo jamas había visto en vivo tantas vergas paradas juntas (de diferentes tamaños, colores, delgadas, gruesas, flacas, gordas, chuecas), cuando él me puso de frente, me pasó la verga por mi raja ya super mojada y empezó a frotarla sin metermela, yo sentía esa verga muy caliente casi al grado de quemar, otro de ellos se acercó y me apretó un pecho, otro me empezó a sobar las nalgas mientras el que estaba enfrente de mí con la verga sobre mi raja me besaba el cuello, en ese momento tuve ya mi primer orgasmo, me quitaron la bata y los calzones quedando yo totalmente desnuda.
Esto me excitó nuevamente y demasiado que al verme desnuda frente a tanto hombre tuve mi segundo orgasmo, el que estaba frente a mí me tomo de la cabeza y me agacho la cara hacia su verga y me la puso en la boca para que se la chupara, abrí la boca y me la metió toda de un jalón, yo sentí como que me ahogaba, la sacó y la volvió a meter con fuerza y así lo siguió haciendo repetidas veces, mientras otro me tomó una mano y la puso sobre su verga, yo empecé a sobarsela, otro me puso su verga cerca de la cara para que también se la mamara yo soltaba con la boca una y tomaba la otra y así sucesivamente, estaba mamando 2 vergas al mismo tiempo, mientras con la mano sobaba otra, ésto nunca me lo imaginé. El que estaba detrás de mí sobandome las nalgas se acomodo me tomo de las caderas mientras yo estaba mame y mame me dio un jalón hacia atrás y sentí como resbalaba por mi raja bien mojada la cabeza de su verga y de un jalón se encajó en mí, sentí como se me metió toda completa hasta el fondo, guau aquí tuve mi tercer orgasmo, una verga dentro de mí, con la mano sobando otra y mamando otras dos al mismo tiempo.
Mientras el que me estaba cogiendo entraba y salía de mi los otros 3 se separaron, supongo que querían ver como me estaba cogiendo su compañero yo quede en cuatro patas los que estaban viendo se estaban masturbando, yo estaba nuevamente viviendo mi fantasía, pero esta vez con más fuerza, pues veía a 3 hombres masturbándose mientras otro me estaba cogiendo, que enorme placer sentía, como nunca me hubiera imaginado sentir, para esto sentí como empezó a echar chorros el que me estaba cogiendo, pues sentí todas mis nalgas y piernas chorreadas, se salió de mi y se retiro exhausto otro se acomodó detrás de mi y me la metió así, en cuatro como yo estaba, empezó a meterla y sacarla hasta que después de unos cuantos minutos, empezó a echar chorros también encima de mi.
El tercero se recostó y me pidió que me subiera en él, yo abrí las piernas me acomode sobre el y me la metió toda, empezó a entrar y salir de mi rajita que ya hasta palpitaba de tanto placer, el cuarto de ellos se acomodo detrás de mi y sin darme tiempo a negarme, me la metió por el culo (yo no la había hecho por ahí, a mi esposo cada que me lo pedía se lo negaba, era virgen de ahí) cuando entró su verga, solo grite porque sentí que me partió en dos pero el dolor se transformó en placer ahora estaba con dos vergas dentro de mi, una por delante y otra por mi culo, después de unos minutos sentí mi cuarto orgasmo y al mismo tiempo ellos se vinieron, los dos al mismo tiempo soltando chorros cada uno de semen dentro de mi.
Tomé mis ropas y me fui directo a mi recamara, después de un rato escuché que llegaba mi esposo y estuvieron conviviendo entre ellos, no sé si mi esposo tiene la idea de lo que me hizo vivir con sus amigos, no sé si algún día lo sepa pero no me puede culpar a mi de lo que pasó, pues él a eso me expuso, y lo peor es que me gustó la experiencia.
Read More

Relato erótico : Mirando el partido

Relato erótico : Mirando el partido

Relato erótico : Mirando el partido

Aquella noche todo estaba organizado para que yo viera el partidazo de fútbol en la casa de mi vecino. Luis se dedica al mantenimiento de las líneas eléctricas de alta tensión, y tiene una enorme televisión y es además de mi equipo. Él y su mujer Laura viven en el portal de enfrente, y nos conocemos desde hace muchos años, de coincidir en el barrio, y últimamente con Luis en el monte donde hacemos senderismo.

A Laura le eché el ojo hace muchos años, pero enseguida me dejó claro que estaba casada, sobre todo aquel día en la frutería, en el que le sugerí si cenábamos juntos. Supongo que aquella intentona a ella se le olvidó, pero a mi me calentaba el cuerpo cada vez que la veía.

Embolsé mi botella de vino tinto, y salí hacia casa de Luis, preparado para ver un interesante encuentro, y cenar con mi vecino delante del plasma. No era la primera vez, y mientras lo hacíamos, Laura se dedicaba a leer, o hacer cosas en la casa.

Llamé al timbre y su natural sonrisa me recibió como siempre, alegre y con ese olor que me volvía loco.

– Adelante Fran, ya tengo todo preparado….menos mi marido, que se ha tenido que ir hace 10 minutos, con lo de la tormenta de esta mañana han tenido que venir hasta de Madrid.

– ¡Vaya!! Y por que no me ha avisado por wasap??

– Por eso, porque si te dice, no hubieras venido, y te quedas sin ver el partido, que en tu televisión no puedes.

– Ya mujer….pero….

Estuvimos cenando juntos, en el salón, frente a la pantalla, pero en la 2º parte del partido ella se puso cómoda, y se quedó con una camiseta, unos bóxer…y dándose crema en las piernas, mientras yo veía el partido. Laura era una chica morena, con pelo rizado, menuda pero con unos pechos que imaginaba duros y por lo que se adivinaba, muy proporcionados. La crema desprendía un olor dulce y penetrante.. Aunque lo había estado evitando, ya no había escape, y se tenía que comentar la situación:

– Que bien huele eso Laura! Me da ganas de echarlo al gin-tonic!

– Jajaja…ya ves lo que tenemos que hacer las mujeres. Espero que tu amigo vuelva antes del martes…porque llevamos unas semanas que casi no nos vemos…ni en la cama.

– Que suerte tiene…

– No sé si se da cuenta…le noto bastante frío últimamente –mientras sus manos extendía la crema en la zona interna de los muslos-.

Me estaba excitando de una manera que no controlaba, y comenzaba una erección. En ese momento, recibí por Whatsapp un video porno, enviado por mis amigos, haciendo referencia al resultado del partido, donde mi equipo había perdido.

– Que cabrones!

– ¿Qué ha pasado?

– Nada un video que me han mandado…

– A ver…ponlo

En el video, un hombre con un potente pene sodomizaba a una jovencita que gritaba mientras el empujaba intentando entrar en el pequeño hueco.

Laura se había acercado tanto que casi podía acariciar su pelo rizado…¡Dios mío! ¿Qué voy hacer?? Su pecho se posó en mi brazo. Ella atenta al video, que volvió a reproducir cuando terminó.

– Uffff que morbo! Vaya cara de gustazo que pone!

– ¿Te gusta el sexo anal??

¿Pero estoy loco? ¿Qué pregunta es esa? Ahora es cuando me echa de casa–pensé-

– Me vuelve loca, pero con Luis es imposible, me hace mucho daño cada vez que lo hemos intentado, y la verdad es que lo echo de menos! –contestó con normalidad reposando su espalda sobre el sofá, en un gesto donde sus pechos brincaron, y mi mirada se posó en ellos-.

– Es una de las fantasías de todo hombre…-únicas que se me ocurrían-

– ¿Tienes otro video?

Busqué en archivos otro, lo más artístico posible, y empezó a verse una pareja interracial en plena faena, la chica rubia de rodillas, haciendo una felación a un enorme chico de color. El juego terminó con una verdadera ducha de leche y la chica diciendo más, más, mientras el líquido blanco se deslizaba por toda su cara.

– Vaya corrida! Que pasada, me ha encantado!

Ya no podía más. En esa posición mi miembro no podía colocarse bien, y mi pantalón pellizcó la punta de mi pene. Como un resorte, me levanté del sofá, con un enorme bulto en el pantalón.

– Ayyy! Mi pito! Que me lo he pillado!

– Fran, pobre, pero mira como estás!

– Me duele….me lo voy a mirar –y cuando me dirigía al baño-

– Bájate el pantalón, tienes que dejarlo suelto. Te vas hacer más daño si no…

Me bajé el pantalón y el bulto en mi bóxer era importante. Ella sentada en el sofá se acercó y me lo bajó. Mi pene estaba gordo y rojo.

– Pues sí que lo tienes inflamado.

– Dame un poco de tu crema. –me atreví a decir-.

– No…con eso no. Y su cara esbozó una sonrisa pícara.

De un pequeño cajón del armario cercano saco un bote de lubricante de sabor fresa, hechó un poco en sus manos, y empezó a extenderlo por mi miembro, que ahora, brillante y con el glande fuera, se mostraba orgulloso.

– A ver si te puedo relajar…..

– Ufff Laura….que manos….

– No te vayas a correr, eh?

– No creo que aguante.

– Espera…un poco…

Y se metió mi polla en su boca….Lamiendo….suavemente…. Nunca me habían hecho una mamada así!.

– Ves porque no se podía hacer con la crema?

– Levántate –le dije-

– ¿no quieres terminar en mi boca?

– Luego…ahora quiero follarte!

– Que bruto eres!! Ehh?

La puse de rodillas en el sofá, le bajé su pantaloncito y el tanga….acaricié su rajita que estaba empapada, y le metí bien dentro la polla, empezando a bombear mientras agarraba su culo blanquito, y redondo…casi perfecto.

Ella callada…solo jadeaba…y casi musitando decía un tenue “sí, sí”.

– Así te gusta eh Laura, así te hace falta eh…

– Dame duro, dame duro…-empezó a susurrar con los ojos cerrados-

– Déjame ver esas tetas.

Se quitó su camiseta y yo le quité el sujetador sin dejar de penetrarla….

Sus pechos eran pequeños y duros. Se volvió loca cuando la monté subido casi encima de ella, con su cara contra el sofá.

– Fóllame, como una perra, soy tu perra!!

Al oír eso…no pude aguantar más, y me me corrí como hacía tiempo…hace años que no me salía tanta leche…

Terminamos acostados en el sofá.

– Me has rellenado…como un bollito de leche! –y empezó a reírse-

Tuve una sensación especial, no solo me había follado a una chica con la que había soñado, sino que me gustaba su presencia.

– Eres magnifica….- y le besé-.

Ella se levantó, y muy seria me dijo:

– No te hagas ilusiones, si quieres lo haremos de vez en cuando…pero por favor,…nada más. En cuanto vea que me pones ojos tiernos, se acabó!

Y bajó debajo de mi cintura y empezó a mamar mi polla blanda y pequeña..cansada de la corrida.

– Espera…está enana.

– Me encanta, es como un caramelo…que crece en mi boca.

– Pues no voy a aguantar mucho.

– Mmmmr……De eso nada! Mi culo necesita que lo calmes.

Aquello sonó tan caliente…que de repente me puse tan duro…que el preservativo se colocó solo. Repartí bien el lubricante en su estrecho huequito que al contacto con mis dedos se dilataba mientras Laura gemía y movía su cintura hacía mi mano. Me acerqué por detrás y entré dando un pequeño empujón….que vino seguido de un dulce quejido de mi amante. Le estaba zumbando con ganas y ahora le estaba dando duro, todo mi ariete estaba dentro, no quedaba nada fuera y el placer era inmenso por la pretura de su cuerpo. De repente, ella dijo:

– Me vas a reventar el culo, cabrón! –con voz enfadada-.

Me quedé parado y me retiré asustado.

– ¿Qué haces Fran? Por favor, sigueeeee! Es que me pongo muy bruta, y necesito que me domen.

– Pues te voy a dar bien duro, perrita mía. Te voy a partir en dos.

– Sí, eso esssss ….dame…tu polla es la medida justa …me corroooo! Daaamee ..dameeeeeeeee. -Esas últimas palabra casi llorando de placer-.

Tumbados en el sofá…abrazados…no pude impedir besarla en la boca y acariciar su cara. Al oído le dije: “quiero repetirlo otro día”.

– ¿Quieres que sea tu putita?

– No me gusta la palabra…pero….me gustaría tenerte de vez en cuando.

– A finales de mes estaré sola de jueves a sábado…Mi trasero te estará esperando… si me recupero…porque me lo has dejado bien roto. –Y su carcajada sonó en todo el piso-.
Read More

Más cuentos, poesías y relatos

Etiquetas

10 poesías para Navidad 100 Poesias con A 1800 1984 2014 2016 4 Poemas Para Martita Abigail Pereira Aborigen Abuelos Accion Noetica Ahijada Alemania Alicia en el país de las maravillas Amantes Amiga Amistad Amor Anal Ano Anónimo Antiguo Año Nuevo Apodos Árboles Argentina Arte Asesinatos Asesinos seriales Astral Atletismo Audio Autos Avión Bailando por un Sueño Baño Barack Obama Barcelona Basada en hechos reales Bebés Bersuit Vergarabat Bicicleta Bizarras Bob Dylan Bob Esponja Bodas Boxeo Brasil Brujas Caca Cadenas Cádiz Café Calafate Canadá Canciones Cande Tinelli Cantantes Cánticos de Tribuna Carpe Diem Cartas Casos Cataluña Ceibo Celda Celebridades Celos Cementerio Centroamérica Charles Bukowski Chile Chiste Choferes Chris Namús Ciencia Cine Ciudades Clásicos Colas Colombia Comida Confesión Coquena Cordoba Coronavirus Corrientes Cosas Curiosas Costa Rica Creencias Cristianismo Croacia Cuba Cuentos Cuentos cortos Culos Cumbia Cura Curiosidades Cutcsa Dalma Maradona Datos Curiosos Deborah Rodriguez Declaración Delincuente Deportes Deportistas Derechos Humanos Desmotivaciones Desubicados Día de la mujer Diablo Dibujos Animados Dios Disney Divorciada Doctor Duendes Eduardo Galeano El hombre del sombrero El Poeta Gabriel Empleada Enfermeras Entes Entre Ríos Erección Esclavitud Escritores Escuela España Espejo Espíritus Esposa Esposo Estados Unidos Europa Ex Exorcismo Facebook Familia Familia Jodida Famosas Famosos Fantasmas Fantásticos Farándula Feminismo Filosofía Florencia Peña Flores Forense Fotos Freddy Krueger Fuego Fútbol Gabriel García Márquez Gabriel Marquez Garcia Gargamel Gárgolas Gauchos George Orwell GIF Gigantes Gorditos Gordos Graffitis Gramática Guadalajara Guaraní Hablo de mi Hermanas Hermanos Hija Hijastra Hijo Historia Historias Holanda Hombre lobo Homero Simpson Horror Hospital Hot Humor Iglesia Imagenes Incesto Infidelidad Información Inglaterra Internet Interracial Inventos Invierno Ivan Alonso Jacobo Winograd Jaimito Japón Jeepers Creepers Jefe JJOO Jovencitas Juana de Ibarbourou Juegos Olimpicos Karma La catrera La Cenicienta La guillotina La huérfana La poesía y el fútbol un solo sentimiento La Telesita Latinoamérica Leandro Ureta Lengua Lenguaje Inclusivo Lesbianas Letra Leyenda Leyendas Leyendas Urbanas Libros Literatura Lluvia Lobo Lobo feroz Londres Los Pitufos Los Rugrats Luchona Lucifer Luz Machismo Madre Madre Soltera Madrid Mala Fama Malasia Malasya Airlines Maldición Mamá Marido Marihuana Masturbación Matrimonio Médico Memes Mendoza Menstruación Messi Mexico México Miedo MILF Militar Misiones Mitología Griega Mitología Hebrea Mitos Mónica Farro Monjas Monstruos Moraleja Morgue Motumbo Muerte Mujer Mujeres Muñecas Música Nacho Alvarez Nalgas Navidad Necrofilia Negro Beto Nickelodeon Niños Noche Noticias Novia Oda Orfanato Orgasmo Origen Orto Ouija OVNIs Padrastro Padres Padrino Palabras Pandemia Papá Papas Fritas Para Mujeres Paraguay Paranormal Pareja Pastor Patagonia Payadas Pedo Pelado Cordera Película Pelirroja Pendejas Pene Pensadores Perros Pesadillas Pete Pinocho Piratas Piropos Piropos para Hombres Playa Plena Poema Poemas para esa orto Poemas para ese orto Poemas para la fiestera de tu hermana Poesía Urbana Poesiando desde Miami Poesías Poesías de estación Poesías para Tu Hermana Poesías Varias Policía Policiales Política Pombero Popol Vuh Porno Presidente Preso Prima PRIME Prisión Prisionero Profesor Prohibido Prostitutas Punta del Este Puta Redes Sociales Reencarnación Reflexiones Relatos Relatos Eróticos Religión Responsabilidad Revancha Rio 2016 Roberto Carlos Rocha Rodrigo Romano Rubias Rusia 2018 Sabés como le dicen Salamanca Salta Salud San Valentin Santa Teresa Santiago de Chile Seba Torres Sexo Sexo oral Sexualidad Sobrina Solidario Suegra Sueños Swinger Tamaño Taxi Te doy Te doy hasta que Terror Texto Tío Titanic Trabajo Traseros Trío Tu hermana Tu mamá Tu novia Tumba Turismo Tuteo Umita Universidad Uruguay Usain Bolt Vacaciones Vagina Vecina Vecino Veneno Venganza Ventrículo Verano Verídicas Vibrador Videos Viejas Viejos Villera Violación Virgen Virus Vomito Walt Whitman Wazzup Xuxa XXX

© 2011 El Poeta Gabriel: Cuentos, relatos y poesía, AllRightsReserved.

Designed by El Poeta Gabriel