Blog de poesía, cuentos, relatos, humor rojo, terror, amor, romance y más de la literatura anónima encontrada en Internet.

Mostrando entradas con la etiqueta Forense. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Forense. Mostrar todas las entradas

miércoles, 23 de octubre de 2019

Historia de horror de un médico forense

Historia de horror de un médico forense. Lectura no apta para personas sensibles.

Historia de horror de un médico forense

Historia de horror de un médico forense


-Soy Thomas- un médico forense de 34 años,
yo era un padre y esposo amoroso, era un hombre ejemplar para mi familia y compañeros, pero la ambición y el amor por el dinero me llevaron a la perdición.
Esta es mi historia...

A lo largo de mi vida he aparentado lo que no soy frente a la sociedad, debo admitir que mi trabajo como médico forense se ganaba muy bien y más cuando estas entre los mejores médicos, pero soy un hombre muy ambicioso y lo que ganaba no fue suficiente para mí. A si que decidí crear "mi propia empresa" por así decirlo, cree una red ilegal en venta de órganos y no me fue difícil contratar a personas que se dedicaban hacer trabajos sucios, aproveche mi puesto como forense para extraer los órganos de los cuerpos que llegaban a la morgue, me era muy sencillo hacerlo después de todo ¿quien iba a sospechar de mí?.

Pasado el tiempo mi empresa ilegal fue creciendo, necesite contratar a más personas que hicieran el trabajo sucio, entre ellos contrate sicarios, ustedes saben un hombre de negocios como yo aveces teniamos que resolver las cosas de otra manera, cree una página en los que muchos llaman la DEEP WED (Internet profunda). Era una de las páginas más famosas y era difícil entrar, para acceder a ella era mediante de una series de códigos, tenía mis propios hackers y eran los mejores, no había POLICÍA, FBI o CIA que pudieran dar conmigo, era un gran mafioso anónimo en fin llegue a construir la mejor red de ventas en tráfico de órganos, una "empresa bien organizada" los pagos eran por Bitcoin (moneda virtual) o en efectivo, las ventas cada ves eran mayores y ya no era suficiente con solo extraer los organos de los cuerpos que llegaban a la morgue. Por lo tanto accedí al otro paso, el secuestro de niños, jóvenes y adultos, trata de personas. Los niños eran más fácil de engañar y eran presa fácil.

Los órganos se vendían a un precio muy alto, eso sí se realizaban estudios para que fueran compatibles y así el cliente quedaría muy satisfecho. Llegué a ganar miles y miles de millones de dolares, vivía como un rey y me daba el lujo de viajar a cualquier parte del mundo. Todo era color de rosa, no me importaba el dolor ajeno. A un hay madres desesperadas buscando a sus hijos, no pierden la fe y esperanzas de encontrarlos pero muchas no saben que están muertos y sus órganos fueron vendidos al mejor postor.

Un día me llegó la solicitud de un millonario que necesitaba 2 corazones y un riñón pero de niños, le puse la suma más elevada del mercado, porque había que secuestralos aparte como se dispararon el rapto de niños los padres estaban más atentos. Mi cliente aceptó mi presupuesto y mande a mis hombres a realizar el trabajo sucio secuestrar a 2 niños.

Ya estábamos listo a la espera de los cuerpos para realizar la extracción de los órganos cuando de pronto recibí una llamada en la que me informaron que tuvieron que matar a la madre para secuestrar a los niños.

-Muy bien, no importa traigan los 3 cuerpos, saquen los órganos correspondientes, el de la mujer también, no hay que desperdiciar nada. Mañana por la mañana espero ver los órganos listo para la venta. No quiero errores.

Me retiré y fui a casa. Tome una ducha y la mejor siesta.
Al dia siguiente vendi los órganos al mayor precio, fue la mejor venta del año.
En horas de la noche estando en casa recibí una lamentable noticia, la peor tragedia de mi vida, el carro que conducía mi esposa fue encontrado con manchas de sangre, la policía me informó del hecho ya que el carro estaba a mi nombre.

-¿Pero como va a ser eso posible si ella estaba de viaje con los niños?. Por Dios los niños.
Recordé aquella llamada en la que habían secuestrado a unos niños y mataron a la madre, de inmediato me dirige al lugar. Y con sorpresa y terror vi los pequeños cuerpos de mis gemelos de 10 años con sus tórax abierto, le habían sacado todos sus órganos. El cuerpo de mi esposa estaba desmenbrado dentro de un tanque lleno de ácido. Caí de rodillas lloré como nunca, ese dia me di cuenta que había mandado a secuestrar y asesinar a mi familia.

La culpa y la tristeza se apoderaron de mí, pensé en quitarme la vida pero no era suficiente castigo para mí, a si que me entregue a las autoridades y confesé todos mis crímenes. Luego tras algunos años de investigación capturaron a todos los miembros de la red ilegal incluyendo algunos de sus compradores, a mi me condenaron a la pena de muerte, LA INYECCIÓN LETAL.
Hoy estoy acostado en una camilla amarrado, viendo como un doctor me coloca la inyección mientras observó atrevés de la ventana el llanto de mis padres despidiéndome con mucho dolor y la mirada de asco, odio y repudio de los padres de mi difunta esposa. Lo sé me lo merezco, soy basura. El estafador resultó siendo estafado, ahora entiendo y comprendo el dolor de aquellas familias que perdieron a sus seres amados, siento mucha culpa y sé que mi muerte no va a aliviar su dolor ni mucho menos traerá de vuelta los suyos. Perdón, mil veces perdón.

15 minutos después Thomas oficialmente fue declarado muerto...

Autor : Anónimo
Read More

© 2011 El Poeta Gabriel: Cuentos, relatos y poesía, AllRightsReserved.

Designed by El Poeta Gabriel