Blog de poesía, cuentos, relatos, humor rojo, terror, amor, romance y más de la literatura anónima encontrada en Internet.

Mostrando entradas con la etiqueta Mitología Griega. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Mitología Griega. Mostrar todas las entradas

martes, 24 de marzo de 2020

El mito de Procusto

En la actualidad la psicología lo denomina "Síndrome de Procusto" : quiero que te vaya bien pero no mejor que a mí hace referencia a esas personas que menosprecian a aquellos que las superan en talento y habilidades.
Conoces alguna persona como Procusto? Cual seria la manera de cuidarnos de ellos? Comenta debajo.

El mito de Procusto

El mito de Procusto

El mito de Procusto no es muy conocido, pero es uno de los que más me encanta, se podría decir que es sin duda uno de los más lóbregos y terribles. Cuenta la mitología griega que este personaje era posadero de una taberna en las altas colinas de Ática. Allí, ofrecía alojamiento a los viajeros. Sin embargo, bajo aquellas barbas y bajo aquellos techos amables que invitaban al descanso y la comodidad, se escondía un macabro secreto.
Procusto tenía una cama donde invitaba a tumbarse a los viajeros. Por la noche, cuando estos dormían aprovechaba para amordazarlos y atarlos. Si la víctima era más alta y sus pies, manos o cabeza salían de la cama, procedía a cortarlos. Si la persona era más baja, les rompía los huesos para ajustar las medidas. Este oscuro personaje llevó a cabo sus macabras acciones durante años hasta que a su posada llegó un hombre muy especial: Teseo. Como ya sabemos, este héroe adquirió fama por haberse enfrentado al Minotauro de la Isla de Creta y por convertirse más tarde, en el rey de Atenas. Se cuenta, que cuando Teseo descubrió lo que aquel sádico ser llevaba a cabo por las noches, decidió aplicarle a Procusto el mismo castigo que este aplicaba a todas sus víctimas.
Procusto Decía : – Si sobresales, te cortaré los pies. Si demuestras ser mejor que yo, te cortaré la cabeza…
Desde entonces, trascendió una advertencia a modo de refrán que dice lo siguiente: cuidado, hay personas que cuando perciban que tus opiniones no se ajustan a las suyas o cuando vean que eres más brillantes que ellos, no dudarán en acostarte en la cama de Procusto.

Fuente: Facebook
Read More

© 2011 El Poeta Gabriel: Cuentos, relatos y poesía, AllRightsReserved.

Designed by El Poeta Gabriel