Blog de poesía, cuentos, relatos, humor rojo, terror, amor, romance y más de la literatura anónima encontrada en Internet.

Mostrando entradas con la etiqueta Relatos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Relatos. Mostrar todas las entradas

domingo, 18 de agosto de 2019

Relato Erótico XXX : Mi esposo me expuso y me gustó

Fomentando la lectura. Relato Erótico XXX : Mi esposo me expuso y me gustó. Me fascino cuando lo leí espero y sea de su agrado. No recuerdo de de que grupo o de donde lo tome, solo disfrútenlo. Excelente noche.

RELATO ERÓTICO:  MI ESPOSO ME EXPUSO Y ME GUSTÓ.

Relato Erótico XXX : Mi esposo me expuso y me gustó


Jamás imaginé todo lo que iba a disfrutar ese día, mi esposo nunca supo a lo que me expuso y me gustó.

Todo sucedió un viernes por la noche, yo ya me encontraba dormida en mi habitación, cuando mi esposo entró, me despertó y me pidió que por favor me levantara un poco y les ofreciera a él y sus amigos unas botanas. Por lo regular era frecuente que los fines de semana se reunieran mi esposo y sus amigos en la casa para jugar cartas y tomarse unos tragos, ya me había acostumbrado.

En esa ocasión yo confieso que un poco molesta me levanté, el salió de la habitación y yo quise darle un escarmiento, se me ocurrió salir así como estaba, con mi bata de dormir transparente pensando que en esta forma a él se le quitaría la costumbre de levantarme para atenderlos a él y sus amigos. (Debo contarles que soy una mujer con una educación muy estricta y en materia sexual muy restringida, pero no por esto dejo de tener mis fantasías como cualquier otra mujer y me considero ser una persona bastante temperamental )

Una de mis más anheladas fantasías es ver a un hombre masturbándose, nunca tuve la idea ni la fantasía de hacerlo con más de uno a la vez. ( Cuando recuerdo este momento me causa excitación por lo tanto me voy a permitir utilizar palabras fuertes que acostumbran usar los hombres pues esto me excita aún mas)

Continuo con mi relato: para mi sorpresa cuando salí de la recamara con mi bata transparente, no estaban jugando cartas estaban viendo una película pornográfica, vi la cara de sorpresa de los 3 amigos de mi esposo cuando me vieron salir, sentí sobre mí sus miradas morbosas, me imagino que ya se encontraban demasiado calientes y al verme así, pues la verdad no sé qué pensaron, yo me fui inmediatamente a la cocina, confieso que arrepentida de mi osadía y algo temerosa.

Escuche un pequeño ruido en el patio y me asome por la ventana de la cocina que da al lavadero y cual fue mi sorpresa que descubrí a otro amigo de mi esposo, él se encontraba parado cerca del lavadero con los pantalones y los calzones hasta las rodillas con la verga parada, los ojos cerrados, haciéndose una buena sobada, yo lo vi sorprendida por fin se cumplía mi más anhelada fantasía, sentí un calorcito rico por todo mi cuerpo acompañado de un sabroso escalofrío, lo estuve observando por un rato hasta ver como se contorsionaba y empezó a escurrir chorros de semen, yo al momento sentí como me empezaba a humedecer, inconscientemente me metí la mano debajo de mi calzón y sentí toda mi rajita muy húmeda.

Escuché que mi esposo les decía a sus amigos que enseguida regresaba, que iba por mas bebida pues la que había ya se había terminado y salió de la casa dejándome sola con los 4. Yo estaba en la cocina terminando de prepararles las botanas, la verdad yo estaba ya bastante excitada pero muy nerviosa y con miedo. Salí de la cocina con la charola de la botana para dejárselas en la mesa, yo quería hacerlo lo mas rápido y refugiarme en mi recamara, vi que ya estaban los 4 en la mesa viendo la película, yo pase entre ellos para dejarles la charola sobre la mesa, sería mentir si no les digo que alcancé a notar el bulto que se les veía a todos y cada uno sobre el pantalón y con la excitación que yo tenía pues me puse mas nerviosa, al dejar la charola sobre la mesa, la persona que quedó detrás de mi me agarro las nalgas por encima de mi bata, que para esos momentos recordé que era la de dormir, transparente, sentí como me apretó y con un dedo me tocó el culo (por lo regular no falta algún atrevido que en el transporte público se pasa y le agarran a una las nalgas esto a mi me molesta bastante)

Pero en esta ocasión supongo que por lo caliente que ya estaba yo, la sensación fue diferente, yo al sentir esto me quede como paralizada por un instante, le quite la mano de atrás de mí, deje la charola y me fui inmediatamente a la cocina, me incline sobre el lavabo para reponerme de la sorpresa, cerré los ojos respire hondo, en eso estaba cuando siento que alguien me abraza tomándome de la cintura y apretándome con fuerza hacia atrás, yo sentí entre mis nalgas pero por encima de la ropa algo duro, grande y grueso. Nuevamente la sorpresa me paralizó no sé cuantos segundos pasaron, ya cuando me di cuenta, sentí una verga por en medio de mis nalgas sobandome el culo con el cuerpo de la verga y con la punta pasando por mi raja bien húmeda, ya tenia la bata levantada hasta la cintura y los calzones hasta las rodillas, la verdad no supe a que hora me subió la bata y me bajó los calzones.

Ya no era dueña de mi, ya estaba demasiado caliente como para reflexionar, ya no me importaba nada, él me levantó de la posición inclinada y de espaldas que tenia yo y me puso de frente a él, en eso vi que los 4 estaban ahí en la cocina todos con la verga de fuera, yo jamas había visto en vivo tantas vergas paradas juntas (de diferentes tamaños, colores, delgadas, gruesas, flacas, gordas, chuecas), cuando él me puso de frente, me pasó la verga por mi raja ya super mojada y empezó a frotarla sin metermela, yo sentía esa verga muy caliente casi al grado de quemar, otro de ellos se acercó y me apretó un pecho, otro me empezó a sobar las nalgas mientras el que estaba enfrente de mí con la verga sobre mi raja me besaba el cuello, en ese momento tuve ya mi primer orgasmo, me quitaron la bata y los calzones quedando yo totalmente desnuda.

Esto me excitó nuevamente y demasiado que al verme desnuda frente a tanto hombre tuve mi segundo orgasmo, el que estaba frente a mí me tomo de la cabeza y me agacho la cara hacia su verga y me la puso en la boca para que se la chupara, abrí la boca y me la metió toda de un jalón, yo sentí como que me ahogaba, la sacó y la volvió a meter con fuerza y así lo siguió haciendo repetidas veces, mientras otro me tomó una mano y la puso sobre su verga, yo empecé a sobarsela, otro me puso su verga cerca de la cara para que también se la mamara yo soltaba con la boca una y tomaba la otra y así sucesivamente, estaba mamando 2 vergas al mismo tiempo, mientras con la mano sobaba otra, ésto nunca me lo imaginé.

El que estaba detrás de mí sobandome las nalgas se acomodo me tomo de las caderas mientras yo estaba mame y mame me dio un jalón hacia atrás y sentí como resbalaba por mi raja bien mojada la cabeza de su verga y de un jalón se encajó en mí, sentí como se me metió toda completa hasta el fondo, guau aquí tuve mi tercer orgasmo, una verga dentro de mí, con la mano sobando otra y mamando otras dos al mismo tiempo.

Mientras el que me estaba cogiendo entraba y salía de mi los otros 3 se separaron, supongo que querían ver como me estaba cogiendo su compañero yo quede en cuatro patas los que estaban viendo se estaban masturbando, yo estaba nuevamente viviendo mi fantasía, pero esta vez con más fuerza, pues veía a 3 hombres masturbándose mientras otro me estaba cogiendo, que enorme placer sentía, como nunca me hubiera imaginado sentir, para esto sentí como empezó a echar chorros el que me estaba cogiendo, pues sentí todas mis nalgas y piernas chorreadas, se salió de mi y se retiro exhausto otro se acomodó detrás de mi y me la metió así, en cuatro como yo estaba, empezó a meterla y sacarla hasta que después de unos cuantos minutos, empezó a echar chorros también encima de mi.

El tercero se recostó y me pidió que me subiera en él, yo abrí las piernas me acomode sobre el y me la metió toda, empezó a entrar y salir de mi rajita que ya hasta palpitaba de tanto placer, el cuarto de ellos se acomodo detrás de mi y sin darme tiempo a negarme, me la metió por el culo (yo no la había hecho por ahí, a mi esposo cada que me lo pedía se lo negaba, era virgen de ahí) cuando entró su verga, solo grite porque sentí que me partió en dos pero el dolor se transformó en placer ahora estaba con dos vergas dentro de mi, una por delante y otra por mi culo, después de unos minutos sentí mi cuarto orgasmo y al mismo tiempo ellos se vinieron, los dos al mismo tiempo soltando chorros cada uno de semen dentro de mi.

Tomé mis ropas y me fui directo a mi recamara, después de un rato escuché que llegaba mi esposo y estuvieron conviviendo entre ellos, no sé si mi esposo tiene la idea de lo que me hizo vivir con sus amigos, no sé si algún día lo sepa pero no me puede culpar a mi de lo que pasó, pues él a eso me expuso, y lo peor es que me gustó la experiencia.
Read More

lunes, 6 de mayo de 2019

Relato : Mi camino con la muerte

Recordar es vivir y nosotros casi no la contabamos!! En un viaje de carretera ciudad de México a Guadalajara ya casi por la piedad, después de ir manejando por 5 horas me entró un sueño muy raro y una pesadez indescriptible!!, en el coche venía mi esposa, mi hija de 5 años y yo; a ella le pedí que manejará mejor y pare el carro cercas de una bajada para hacer el cambio, faltaban 4 horas para el amanecer y ella dijo que si, al avanzar unos 1000 metros allí sobre la carretera estaba una persona de apariencia muy humilde y vestida de negro pidiendo la subieran y creo mi esposa no la vio pero yo sí y le pedí se detuviera para que la subieramos, pero quede helado a escasos 10 metros de ella, está persona estaba desmembrada, sin piel y se le notaban los huesos por su ropa sucia y podrida y lo que mas me impacto es que no tenía pies, esa cosa flotaba a unos 30 centímetros del piso, me puse pálido y mi esposa pregunto, que tienes José Luis y yo casi llorando le dije no pares y mejor acelera por favor, justo antes de que ese espectro tocara el carro, unos 50 metros más delante le dije que parara de nuevo y por el retrovisor vi como un carro color azul si se paró y subió a este extraño ser de la carretera, ella me preguntó qué diablos tienes? estás sin color y yo solo dije, creo la muerte está buscando almas o de plano no quiere viajar sola? mira mi amor esa cosa que vi así como te la describí se acaba de subir a ese auto que venía atrás de nosotros, por favor déjalo pasar no te le acerques mucho, ella extrañada hizo lo que le pedí y dejo avanzar al otro coche unas 2 millas y continuamos nuestro viaje....

Mi esposa burlándose de mi exclamo, mira allí va tu muerte en su carro, jajajajaja ya mejor duérmete y no molestes, yo un poco pensativo cerré los ojos y no le hice caso y como al minuto que pasó a lo lejos se escuchó como un carro se amarro en la autopista y un golpe seco cimbró a esas altas horas de la madrugada y metros después la cortina de polvo que levantó un accidente nos dejó ver el fatal accidente donde el coche que mencioné quedó hecho pedazos y toda esa pobre familia prensada y desecha abajo de un trailer estacionado en la carretera sin luces de emergencia, en ese momento mi pequeña hija menciono, que pasó papá, cuántos muertos hay allí, mi esposa quedó con las dos manos en el volante y en shock pues no creía lo que acabábamos de ver y gracias a Dios esa familia no era la nuestra...

Pero desgraciadamente allí la muerte cobro muchas víctimas y la mayoría niños, es por eso que no viajo de noche y menos cansado y si un extraño ser oscuro me pide la parada!! ahora ni nunca lo subo! por qué ya se de quién se trata, que en paz descansen las miles de almas de la carretera de la muerte ....

Relato : Mi camino con la muerte

Relato escrito y adaptación de Chemo San Juan
Read More

martes, 16 de abril de 2019

Reencarnación

—¿Estás segur@ de que deseas encarnar en la Tierra?
—Totalmente. La decisión está tomada.
—¿Eres consciente de los retos a los que te enfrentas?
—Nunca antes he encarnado en ese planeta, de modo que no sé lo que significan realmente los conceptos de "miedo", "dolor", "soledad" o "tristeza". Tal vez el que más me preocupa es el de "muerte"... No alcanzo a comprender la idea de dejar de existir para siempre: eso es imposible, pero los humanos creen que es así. Sea como sea, mi alma desea "bajar" y experimentar todo eso, aportar mi luz y contribuir con mi ser al cambio de conciencia.
—Cuando estés allí abajo, limitado por el cuerpo físico y preguntándote qué haces en ese lugar, "comprenderás"... Desde este estado de conciencia ni siquiera puedes intuir lo que implica experimentar la densidad y la limitación.
—Asumo el reto...
—Entonces, si esa es tu voluntad, solo me queda desearte un feliz viaje por el mundo tridimensional y recordarte que estaremos contigo, desde esta dimensión, observándote y guiándote. Si consigues abrir tu corazón lo suficiente, tarea que no es en absoluto sencilla, serás capaz de "escucharnos" y de percibir nuestras señales.
—¿Y cuál es la mejor manera de abrir el corazón?
—Hacerle caso. Escuchar tu voz interna. Dejarte llevar y soltar la resistencia a que las cosas en la Tierra no sean como deseas... Aceptarte, en definitiva, tal y como eres. Solo de esa forma podrás aceptar a los otros y honrar sus aprendizajes. La paz y el amor que surgirán en ti como consecuencia de esa aceptación te pondrán automáticamente en "contacto" con nosotros.
—De acuerdo, lo tendré en cuenta.
—No, amigo mío... Lo olvidarás. Son las reglas. Tendrás que irlo recordando a medida que tu cuerpo físico, ya contaminado de juicios, apegos y creencias negativas, crezca y se haga adulto. La luz de tu alma deberá emerger entre las tinieblas del temor, la desconfianza y la incomprensión. Confía, amado nuestro: estamos seguros de que serás capaz de conseguirlo.
—¿Qué es eso?
—Es el vientre de tu madre terrestre.
Y ese pequeño embrión con extremidades que puedes ver en su interior es el cuerpo físico en el que vas a encarnar.
¡Buen viaje, alma estelar!

Reencarnación

Fuente : Facebook
Read More

jueves, 11 de abril de 2019

Relato de la morgue

Relato de la morgue

Odio el turno de noche. De verdad que lo odio. Sobre todo desde que me trasladaron allí, aunque algunos digan que tuve suerte.
Los pacientes que tengo a mi cargo no se quejan demasiado, o sea, nada. Son muy tranquilos. ¿Será porque están muertos?
Aquí en el depósito casi nunca pasa nada interesante, solo tengo que recibir al cadáver, apuntar la hora de entrada. La verdad es que esa tarea puede ser perfectamente realizada por una persona, pero claro, a alguno de los de arriba se le ocurrió que deberían ponerme un compañero. En este caso, compañera. La chica era muy guapa además era eficiente y simpática. Laura se llamaba. Los primeros días fueron difíciles sobre todo para ella, que era una recién salida de la facultad, y la verdad no estaba muy acostumbrada a ver muertos de tanta variedad.

La cuestión es que ella no lo llevaba bien y poco a poco empezó a cambiar. Me decía que no podía dormir, y que apenas descansaba durante el día. Decía que cada vez que cerraba los ojos veía sus ojos. Los de los muertos. Ojos vidriosos carentes de vida que la vigilaban a todas las horas, pero sobre todo cuando cerraba los ojos. Yo intente ayudarla, mas no lo conseguí, porque un día me dijo que un cadáver le había hablado. Era de noche y yo intentaba leer un libro que un amigo mío me había aconsejado. La jornada había sido tranquila, y solo habían ingresado dos cuerpos, eso si, a uno de ellos le faltaban algunos trozos. Tubo un accidente automovilístico su cabeza se había estampado contra el volante y le había volado la tapa de los sesos. De la misma presión su ojo izquierdo había saltado y sabe dios por donde andaría. Y esa fue la causa. A punto estaba de dar una cabezada leyendo uno de esos capítulos, cuando escuché un grito sobrenatural. Bueno, eso lo pensé yo porque en medio de ese silencio se escucho un grito enorme. Después se escuchó un portazo en la sala donde yo me encontraba y Laura entrando con cara de poseída. Cuando conseguí recobrarme, intente tranquilizarla, cosa difícil, pues a mi me había puesto de los nervios, e intente que me dijera lo que le había sucedido.

Ella solo respondió,"Me preguntó que donde estaba su ojo." ¿Como? "Se levantó y me preguntó que donde estaba su ojo" Un escalofrió me recorrió la espalda. Por un momento me imagine a ese cuerpo deforme levantándose de la mesa de autopsias, preguntando por su ojo. Absurdo. Llame al jefe de personal, y le conté que a Laura le dio una crisis de ansiedad y bla bla... para que se fuera a casa y el jefe accedió. Pero parecía que el destino quería gastarle una broma muy macabra a Laura, porque a la noche siguiente, debido a un fallo en no se qué papeleo el cuerpo del desfigurado tuvo que quedarse una noche mas en el depósito. Laura parecía mas tranquila, aunque yo intente que no estuviera sola y sobre todo, que no viese el cuerpo. De vez en cuando pienso que hay alguien o algo que mueve unos invisibles hilos, para que ocurran ciertos acontecimientos. A la mitad de la madrugada me sobresaltó un ruido. Sin darme cuenta me había quedado dormido por culpa del libro y ese sonido me despertó. Sonaba como un chillido. Llamé a mi compañera. No contestó. Insistí. Y se escuchó un ruido de cristales rotos. y después gritos de mujer.

Corrí como alma que lleva el diablo hacia la Zona donde estaban los cuerpos, mas el camino se me hizo eterno, como en un mal sueño en el que te persiguen criaturas espantosas y tus pies pesan una tonelada. La puerta metálica del almacén estaba cerrada, y al abrirla algo la atrancó. Empujé con fuerza y al abrirse violentamente, entré resbalando y cayendo al suelo golpeándome fuertemente la cabeza. Cuando recobré el conocimiento, lo primero que vi fue una estantería volcada en el suelo con todo el material esparcido y destrozado por el suelo. Bien ya sabemos la causa de que estuviese la puerta atrancada, pero el calor y la viscosidad que me envolvía me hizo sentir un terror horrible. Dios mío, que no sea rojo. Lo es. Aterrorizado, caí en la cuenta de que estaba tumbado sobre abundante liquido rojo. Sangre. Pero al girar la cabeza fue lo que provocó en mí que el mundo se me hundiera bajo mi cuerpo, dejándome en un estado de shock, que lamentablemente no me dejo inconsciente, y pude distinguir perfectamente lo que tenía ante mí. Unos ojos desorbitados que se habían vuelto tanto hacia arriba que, que solo quedaba visible lo blanco. La mandíbula estaba tan abierta por el terror que se había desencajado. Su piel estaba tan blanca que se podían ver a través de ella. Salté intentando ponerme de pie, pero me resbalé y volví a caer al fondo de la habitación

Laura estaba tendida en el suelo muerta y en su mano tenia una botella rota, por fin habia perdido el juicio y se suicido. Estuve, un par de días sin poder ir a trabajar, pero tuve que reincorporarme de nuevo. Mi compañero al que relevaba me puso al día, y al ver la lista del almacén mi corazón se aceleró y casi salta por mi garganta. Allí estaba. El accidentado. El deforme. Por lo visto no habían solucionado el papeleo. Las horas pasaron lentamente, y una curiosidad se apoderó de mí. Tenía que verlo. Por su culpa Laura se suicidó. ¿O no? Así que fui al almacén. Allí entre el silencio de ultratumba se encontraba la cámara donde se encontraba. Hacía frío. Los otros cuerpos fueron testigos mudos de mi desfile hasta la pequeña puerta metálica. Con temor la abrí poco a poco, y un chirrido oxidado se escuchó. No se porque, pero tiré demasiado fuerte de la camilla donde se encontraba el cadáver, y por el golpe el brazo derecho se descubrió un poco, dejando ver una muy pálida mano. Entonces fue cuando lo vi. Mi capacidad de razonar luchaba con lo que mis ojos estaban contemplando. En sus fríos dedos, firmemente clavados en ellos. Cristales. No. Aquello no podía ser cierto. Ella sola se lo hizo y no otra persona. Ese lugar carece de ventanas y la puerta estaba cerrada. Ella se quitó la vida. Pero ¿esa expresión aterradora? ¿Que vio? No, no podía ser.

Pero algo crujió y esos fríos dedos se clavaron en la carne de mi brazo, helandome toda la sangre de mi cuerpo, y paralizandome el corazón. Y ya no recuerdo mas, les juro que es cierto. Por eso odio los turnos de noche. ¿Verdad que usted también los odia, enfermera? ¿Que hace? ¿Por qué me afeita la cabeza? ¿Me va a doler...?
Read More

Relatos de terror : La inexpresiva

Una historia o leyenda urbana que aparenta ser verdad. El relato de terror se llama La inexpresiva. Lo conocen?

Relatos de terror : La inexpresiva

Relatos de terror : La inexpresiva

En julio de 1972, una mujer apareció en el hospital Cedar Sinai, usando nada más que un vestido blanco manchado de sangre. Ahora, esto podría no ser tan sorprendente si tomamos en cuenta que a veces las personas sufren accidentes y viajan al hospital más próximo en busca de atención médica; pero hubo en particular dos cosas que causaron que la gente que la viera, vomitara y escapara aterrorizada.

Lo primero, fue que ella no era exactamente humana. Asemejaba algo similar a un maniquí, pero tenía la destreza y fluidez del movimiento de un humano normal. Su rostro perfecto como el de un maniquí, inexpresivo y manchado de maquillaje.

Tenía un gatito en la boca, con la quijada apretada tan fuerte que no se podía ver ninguno de sus dientes; y la sangre del animal manchaba su vestido y el piso por donde caminaba. Entonces, sacó los restos del animal de su boca, los arrojó y colapsó.
Desde del momento en que entró por la puerta hasta cuando fue llevada a una habitación y limpiada para poder ser sedada, permaneció calmada, sin expresión e inmóvil.

Los doctores pensaron que lo mejor era mantenerla amarrada hasta que las autoridades llegaran, cosa que no la hizo protestar.

El personal fue incapaz de obtener respuesta alguna de ella, y la mayoría de los miembros que la atendieron se sentían incómodos con solo verla por unos cuantos segundos.
Pero en el momento en que intentaron sedarla, la mujer reaccionó con fuerza extrema. Al ser sujetada por dos miembros del personal, la mujer miró a un doctor e hizo algo inusual: sonrió.

Mientras lo hizo, una doctora que la sujetaba gritó y la soltó; pues en la boca de la mujer no había dientes humanos, si no púas afiladas y alargadas. Demasiado largas para que su boca pudiese cerrarse sin causarse daño...
El doctor la miró por un momento antes de preguntarle "¿Qué demonios eres?"
La mujer movió su cuello de forma antinatural y lo observó, todavía sonriendo. Hubo una pausa en la cual pudo escucharse a los elementos de seguridad viniendo por el pasillo; y mientras la mujer los oyó, inclinó la cabeza hacia delante, hundiendo sus 'dientes' en la garganta del doctor; arrancándole la yugular.

Luego se incorporó y se inclinó sobre él hasta quedar cara a cara, luego se arrodilló y le susurró: "Yo... soy... Dios."

Los ojos del doctor se llenaron de terror mientras la vio caminar hacia el personal de seguridad. Quizás lo último que el doctor vio, fue como los devoraba uno a uno.
La doctora que sobrevivió el incidente la llamó "La Inexpresiva."
Y jamás se le volvió a ver.

Fuente: Internet
Read More

lunes, 8 de abril de 2019

Relato de terror : Íncubos y súcubos

Un relato de una mujer que nos cuenta qué le sucedió en una noche de terror, de pesadillas, que nosotros llamamos "Íncubos y súcubos".

Relato de terror : Íncubos y súcubos

Relato de terror : Íncubos y súcubos

Esto me paso cuando tenia 18 años estaba estudiando la universidad la carrera de psicología, estaba en el primer semestre, la universidad donde yo estudiaba estaba a una hora de de la casa de mis papás, la verdad para viajar todas las mañana se me hacia muy pesado, así que mis papás y yo decidimos que me quedaría en ese lugar donde estudiaba, rentaría un cuarto con otras 3 compañeras;
bueno ya en la escuela la maestra nos dejo tarea para el fin de semana nos encargo una investigación de que eran los "íncubos y súcubos". Pues como todo fin de semana me fui a casa de mis papás, agarre mi netbook y me puse a investigar en google y me acorde que la maestra nos dijo no vean los vídeos por que están muy pesados en eso yo desafiando abrí youtube y busque vídeos ya estaba muy cansada estaba corriendo el vídeo en eso la voz del vídeo dijo y aquí una oración para atraer a los íncubos y súcubos, yo me dormí unos cuantos minutos y cuando desperté ya casi terminaba la chingada oración, no le tome importancia apague mi netbook y me dormí.

Bueno, entregué mi tarea y comentamos sobre el tema, para los que no saben que son los íncubos son tipos de demonios sexuales que según tienen sexo con humanos en los sueños, existen para la mujer y para el hombre, bueno una noche estábamos en el cuarto mis tres compañeras y yo; el cuarto tenia una pequeña división la cocina y donde dormíamos, ellas se metieron a dormir al cuarto que dividía a la cocina con una cortina nada más, yo me quede en la cocina tendí una cobija y me puse a estudiar porque al otro día me tocaba exponer, mis compañeras me dijeron -ya vente a dormir les dije -No todavía me falta, por el sueño que no me aguantaba me quede profundamente dormida boca arriba en eso, no se la verdad que fue, si fue un sueño o realmente lo viví pero fue tan real, vi como una silueta de un hombre entraba por la puerta y se dirigía hacia mi, me dio mucho miedo en ese momento pensé que mis compañeras habían dejado la puerta abierta y me habían dejado sola y alguien aprovechó para entrar, yo tenía los ojos cerrados nunca los abrí, esa silueta de hombre sin rostro se puso encima de mi y empezó por mi vientre a recorrerme con su boca y después a mis pechos pero aceleradamente como si quisiera abusar de mi yo quería gritar pero no podía, en eso, es lo mas horrible que me a pasado, con mis manos toque su rostro y tenia ojos; nariz, boca, todo lo que un rostro humano tiene empujaba con mis manos su cara con la que me acosaba y metí mis manos en su boca pude sentir sus dientes con mis dedos en eso logre despertar y no había nadie a mi alrededor grite fuerte y llorando, mis compañeras se despertaron con el grito y fueron corriendo donde yo estaba y una de ellas me abrazo me decía -que tienes que te pasa?, y yo llorando helada y pálida y con mucho miedo les reclamaba por que dejaron la puerta abierta y que alguien entró.

Entonces una de ella fue a la puerta y me dijo mira la puerta tiene seguro no hay nadie solo nosotras, yo no paraba de llorar me quisieron hacer dormir pero volvía a sentir lo mismo que alguien se subía encima de mi así que les marcaron a mis papás y ellos dijeron que no podían ir ya era muy tarde que trataran de controlarme y acabé dormida en los brazos de mi compañera al día siguiente mis papás fueron y rociaron agua bendita. La verdad yo no creo que sea eso de que se te sube el muerto o parálisis del sueño por que me ha pasado en repetidas ocasiones, pero no se compara con la experiencia que viví fue horrible para mi tal vez fue la tal oración para atraer los íncubos y súcubos no lo se.

Autora : Anónima
Read More

Relato de terror : En las penumbras de la noche

En las penumbras de la noche, un relato largo que encontramos en Internet y compartimos con ustedes.

Relato de terror : En las penumbras de la noche

Relato de terror : En las penumbras de la noche

Todo era tan normal como siempre y Andrés, el profesor de literatura de la primaria, había encargado a los niños de tercer grado unos poemas para la próxima clase, poemas de todo tipo, y tal vez este fue su gran error desde un principio ya que hay todo tipo de poemas en este mundo.

El día lunes comenzó aburridamente, como todo inicio de semana, la diversión comenzó hasta el recreo, tiempo esperado por todos los niños pues es donde tienen tiempo para comer, para reír y jugar con compañeros y amigos. Ricardo, Ana y Esteban jugaban a las escondidas y observaron que Iván, su otro amigo estaba muy extrañado por algo que tenía en la mochila fijando unos ojos muy grandes como escondiendo algo, a lo que Ricardo le preguntó:-Iván ¿Qué tienes?, ¿Quieres jugar con nosotros?-, e Iván le respondió:- ¡¡Olvidé mi poema!! Tal vez se me cayó.

¿Quieres que te ayudemos a buscarlo?-, preguntando Ana. -No, mejor no, yo lo buscaré, ustedes jueguen, debe estar por aquí.

Así, se acabo la hora del recreo y tenían que volver al salón de clase, Ricardo, Ana y Esteban entraron y observaron que a lo lejos se encontraba su amigo caminando muy feliz, a lo que Estaban le preguntó:-¿Encontraste tu poema?-. -No, pero he encontrado otro tirado en el jardín de atrás- respondió Iván, -¡¡Excelente noticia!!- dijo Ana, -De prisa Iván o te quedarás afuera del salón-; -¡¡Ya voy!!-, dijo Iván caminando un poco más rápido.

Al entrar todos los compañeros de la clase el profesor les pidió a los alumnos que juntaran sus poemas por equipos de 5 y elegirían cual poema lo dirían en voz alta. Iván un poco extrañado preguntó a sus compañeros si entendían lo que quería decir ese poema tan raro que encontró tirado en el jardín, algunos de ellos se reían, otros se asustaban, a lo que el profesor Andrés les dijo:-Muy bien, terminó el tiempo de organizarse el equipo 1 pase al frente y digan en voz alta el poema que eligieron, y así lo hicieron equipos por equipos, el equipo de Iván escogió su poema por la extrañeza que tenía desde el título, pues no era muy común, todos los poemas de sus demás compañeros tenían nombres hermosos pero el de Iván era raro, el poema se titulaba: “En las penumbras de la noche”

Había llegado el momento de decir en voz alta el poema del equipo 5 en este se encontraba Iván, pero no estaban seguros de dejar ese poema o cambiarlo por otro, al final decidieron dejarlo y comenzaron a recitarlo, lo que todos escucharían en esos pocos minutos los dejaría petrificados y sin habla:

“En las penumbras de la noche”

En las penumbras de la noche nos escondemos,

Tú no nos verás, pero nosotros si te vemos,

En la oscuridad nos encanta vivir, pero también en el día podemos existir,

Nos encanta cuando sientes miedo en la noche,

Ir solo al baño, o conducir solo en el coche,
-Esperen un momento muchachos ¿Qué clase de poema es ese?- preguntó el profesor

-Es que así va el poema profesor- le respondieron los niños

-Vaya, de acuerdo sigan trataré de no interrumpirlos de nuevo-

Y los niños continuaron:

Cuando te escondes en las sábanas, nosotros no escondemos contigo,

Y si intentas ocultarte de nosotros, las pesadillas que sueñes serán tu castigo,

Nos encanta tu miedo cuando se va la luz, cuando estas solo en casa,

Pero sobre todo cuando jalamos tus pies acostado en tu cama,

Y tú solo intentas relajarte imaginando que alguien te abraza,

No te esmeres en orar, persignarte o predicar,

No funciona, nos hace reír solo verte fracasar,

Tu ángel no te cuida, nadie te mirará si no quieres,

Solo finge que no te vimos,

Nuestro mejor truco es que creas que no existimos,
¡¡¡Muchachos!!!- dijo el profesor molesto -¿No se dan cuenta que asustan a sus compañeros?, -lo sentimos- ,dijeron los niños, – pero así dice el poema, – de acuerdo dejare que terminen el poema ahora sí pero por favor no estén diciendo mentiras, -no profesor- dijeron los niños, así pues continuaron con el poema:

Poco es el miedo por bichos o una araña,

Al miedo que causamos quedarás paralizado,

Créenos tu mente siempre te engaña,

Tal vez eres valiente o muy cobarde, pero no estarás a salvo,

Nuca esperes a que los demás escuchen algo,

Pero no estarás solo, no te estoy mintiendo,

Tan seguro es esto que ahora mismo te están viendo,

Tal vez estés nervioso, aburrido o asustado

Pero no lo evitaras, ahora ya están a tu lado

No te detengas ahora no importa que estés asustado,

Nosotros no nos detendremos, más vale estés interesado,

Si el perro ladra no lo calles, le grites o golpees,

Te estará advirtiendo algo, yo sé que no me crees,

Si te encuentras trabajando, en la escuela o en el coche,

Cuando oscurezca ten cuidado,

Yo te cuidaré en las penumbras de la noche.
El silencio en todo el salón de clase era increíble, los niños no sabían que decir, no se escuchaba ni una sola risa ni un solo susurro y fue en ese momento cuando el profesor le preguntó a Iván lo siguiente: -Iván, ¿Me podrías decir de quién es ese poema?-, a lo que Iván le dijo que no lo sabía pues el poema no tenía autor; el profesor entonces se molestó mucho porque creyó que era una broma de Iván hacia todos sus compañeros, le quitó el horroroso poema y lo castigó por el resto de la clase y le dijo que cuando sus padres vinieran por él, quería que hablaran con el profesor a cerca de lo sucedido.

Y así pasó cuando Pedro y Sonia llegaron por Iván hablaron con el profesor Andrés a cerca de lo sucedido y aunque quiso explicar las cosas no pudo evitar los regaños de sus padres, ni mucho menos el castigo.

Acabado el día lunes 4 de Mayo de 2008 el profesor llegó a su casa con un fuerte dolor de cabeza, mientras en la casa de los compañeros de Iván, también padecían fuertes dolores de cabeza, todos excepto Iván, pero ¿A qué se debió semejante cosa?, no lo sabrían hasta el viernes 8 de Mayo de 2008 cuando las cosas estuvieran peores.

En la madrugada del día martes Andrés se levanto con muchas nauseas, revisó el reloj, eran las 3:30 am pero aun permanecía despierto, somnoliento, mareado y con aquellos dolores que no cesaban tuvo que ir al doctor de emergencia…

Los dolores empeoraron y Andrés comenzó a convulsionar, los doctores estaban horrorizados por ver que aquel vomito que emanaba de la boca de Andrés no era más que lodo, un lodo negro, como si fuera aceite podrido y en el nadaban asquerosos bichos como lombrices y cucarachas; además sus ojos se extraviaban hacia arriba como si entrara de pronto en una especie de hipnosis y comenzó a hacer chirridos con su voz, sonidos como el ruido que hacen las ratas al chillar. Los doctores no podían creer lo que estaban viendo, muchos salieron corriendo de la habitación donde se encontraba aquel profesor que nunca imaginó que un poema podría ser la evidencia de algo más macabro que estaba por manifestarse en su cuerpo en pocos días y que no solo provocaría cambios físicamente, sino también espiritualmente, Andrés no sería el único que padecería estos síntomas, también sus alumnos, todo aquel que haya escuchado aquella invocación infernal estaría perdido, pues de en las penumbras de la noche algo abrió paso a este mundo y era seguro que no regresaría a la oscuridad jamás.

A la mañana siguiente cuando Iván llegó a la escuela se encontró con una asombrosa noticia, ningún miembro de su salón de clase había llegado ese día, ni siquiera el profesor Andrés, ¿a qué se debía?, bueno pues, por así decirlo, estaban enfermos pero, ¿de qué? No lo sabían, ¿ qué cosa escondía el famoso poema?, ¿Por qué precisamente fue Iván el que se encontró el dicho poema y no otra persona? Esas fueron preguntas que se hizo así mismo.

Cuando Iván llegó a su casa, la familia de Ana, la compañera de Iván, llamó por teléfono para decir que Ana estaba muy enferma y querían saber si Iván había ido a la escuela para que le dijera que habían dejado de tarea. A lo que Pedro afirmó, pero les mencionó que nadie de su salón de clase había ido.

Los padres de Iván llevaron a ver a Ana que se encontraba en su casa descansando, al llegar Mónica y Ángel, los padres de Ana le dieron la bienvenida a su casa como si fuera la primera vez, – Buenos días Iván, nos da gusto que vengas a visitar a Ana, ella enfermó de pronto pero no sabemos que le pasó, ¿Tú sabes si comió algo que le haya hecho daño, o alguien de tus compañeros la contagió de alguna enfermedad?-.

– No, nadie estaba enfermo hasta ayer, pero cuando llegué hoy a la escuela nadie de mi salón llegó a clase, por lo que la directora me dijo que me retirara, mis padres me llevaron al doctor antes de venir aquí pero no encontraron nada raro, por lo que yo no les contagié de ninguna enfermedad- Mónica y Ángel no sabían qué decir por lo que solamente le dijeron donde estaba su hija para que Iván la visitara, mientras él iba al cuarto de Ana los padres de Iván platicaban con los de Ana de cosas relacionadas al extraño misterio que ocurrió.

Al entrar Iván en su habitación observó que Ana estaba muy pálida y sus ojos estaban medio abiertos, sus manos un poco arrugadas y cuando respiraba parecían los ronroneos de un gato.

Iván le preguntaba que porque había enfermado, pero ella le dijo que no sabía, pero que tal vez se debió a su poema, aquel que había encontrado tirado en el jardín de la escuela, Ana le dijo que había escuchado que todos los niños del salón habían enfermado, menos él, a lo que Iván se asustó y le dijo a Ana que haría todo lo posible por que mejorara, pues Ana era la niña que había robado su atención desde el primer grado de primaria. Dicho esto Iván se despidió de Ana dándole un beso en la frente, salió de su recámara y se despidió de sus padres.

En camino a casa en auto, los padres de Iván le preguntaban cosas a cerca de porqué habían enfermado los demás excepto el, dando mal a entender de que él había provocado que los demás enfermaran, el niño les decía una y otra vez lo que sabía pues no se explica porque pasó lo que pasó, fue entonces cuando Iván le dijo a sus padres que había encontrado un poema tirado en el jardín de la escuela y que lo leyeron y que después de haberlo leído todos se quedaron sin habla incluso el profesor, los padres de Iván no le creyeron. Fue una lástima para Iván, pues aquellos, aquellos que en las penumbras de la noche habitaban comenzarían a manifestarse con el paso de los días.

Hasta la fecha ninguno de sus compañeros había mejorado, más bien empeoraron, y en las noticias de las diez de la noche se mencionaba que un hombre llamado Andrés Rivas había fallecido de un ataque al corazón, y que cinco niños que iban en el salón de Iván también murieron de la misma manera. Los padres de Iván al darse cuenta de esto llamaron a su hijo a la sala de su casa y le preguntaban qué era lo que había encontrado ese día, Iván subiendo los hombros no dijo ni una sola palabra, solo agachaba la mirada, Pedro le volvió a preguntar, Iván le dijo que ese poema lo había hallado tirado en el jardín, Sonia le sugirió a Pedro que investigaran con alguien lo que ese tal poema decía, pero Iván no estaba muy convencido de tal cosa, pues el poema se lo había quedado su profesor y este ya había muerto.

En ese momento una llamada por teléfono interrumpió la plática de Iván y sus padres diciendo que Ana su compañera de clase había enfermado aún más y que estaba hospitalizada en urgencias. Iván y sus padres se apresuraron al hospital, mientras Pedro, su padre llamaba a la policía por si habían encontrado ese tal poema que su hijo llevó ese día a la escuela, ya que Pedro tenía un hermano llamado Héctor que era policía o algo así pero se encargaba de investigar cosas que ayudaran a la policía a encontrar evidencias de algo para arrestar criminales o cosas así.

Los policías entraron a la casa del profesor Andrés y encontraron una hoja tirada en el suelo con varias manchas de sangre que decía un raro título: “En las penumbras de la noche”, Pedro les dijo que no lo leyeran por lo que más quisieran, pero uno que otro policía estúpido lo leyó creyendo que se trataba de una broma. La llamada se había cortado, una fuerte estática bloqueo la llamada, cortándola en un instante, por lo que las respuestas que buscaban tuvieron que esperar, ya que aquellos policías idiotas murieron dos horas después de haber encontrado semejante hallazgo.

Al llegar al hospital Mónica y Ángel los estaban esperando, pero ya fue tarde cuando llegaron, Ana había muerto.

Iván lloraba desconsolado pues no pudo hacer nada para evitar que su amiga que veía con ojos del primer amor infantil ya no estaba entre ellos. Se realizó el funeral, y los padres de Iván los acompañaron junto con su hijo, pero aún el misterio de ese poema no se había descubierto y los compañeros de Iván seguían muriendo uno por uno en una espantosa agonía.

Entonces fue cuando la pesadilla se agrandó a un grado de ser insoportable.

Miércoles 6 de Mayo de 2008

Esa noche como a las tres de la madrugada Iván escuchó unos ruidos raros en su ventana las ramas del árbol rascaban el vidrio como si tuvieran vida propia y lo hicieran para intimidar a Iván, de pronto las sábanas de aquel niño asustado comenzaron a deslizarse hacia abajo como si estuviesen siendo tiradas por alguien debajo de la cama, Iván se asustó tanto, preguntando quien era, pero de respuesta solo recibió un extraño silencio, Iván trató de dormir nuevamente.

Cuando Iván ya se estaba quedando dormido escuchó un fuerte: ¡¡¡¡Iván!!!!! ÉL se levantó con un gran salto, miró hacia toda su habitación, pero no había nadie, un viento tenebroso soplaba sin cesar, los arboles se movían al ritmo del viento como si estuviesen bailando esa danza macabra, Iván caminó despacio a la puerta, la abrió suavemente y se dirigió a la recámara de sus padres, y ahí estaban profundamente dormidos pero escuchaba ruidos debajo de la cama, a lo que él sin hacer ruido para no despertar a sus padres. Iván se agacho lentamente y mientras lo hacía un escalofrío recorrió la planta de sus pies, subiendo hasta sus rodillas y terminando en sus hombros, al mirar bajo la cama, no observó nada extraño, de pronto sintió que alguien estaba a su espalda, el cerró los ojos apretándolos haciéndose creer que era solo su imaginación y fue en ese momento cuando recordó las palabras que mencionaba el poema responsable de la muerte de muchas personas. Iván se abrazó a sí mismo, pues el frío que sentía era demasiado, en ese momento, escuchó que la cama rechinaba, a lo que él se retiro lentamente para que sus padres no supieran que se encontraba ahí, fue en ese momento cuando sintió los pies helados de alguien, era una presencia un poco borrosa pero aterradora de una niña con los ojos profundamente negros y una mueca espantosa, en ese momento Iván se dio cuenta de que se trataba de su amiga Ana.

Se asustó tanto pero hizo lo posible por no gritar, se levantó y corrió a su recámara para hacer lo típico que hace un niño asustado y pocas veces también la gente adulta, ocultarse en las sábanas.

Así lo hizo y mientras se quedaba allí escuchaba los pasos de una persona acercándose lentamente hacia su habitación, Iván se moría del miedo y por un momento sintió que mojaría la cama.

Poco después Iván fue descubriéndose la cara lentamente para ver que había pasado, pues ya no se escuchaban aquellos pasos. Convencido, se levantó lentamente de la cama y cuando estaba por dar el primer paso la puerta de su habitación se cerró lentamente haciendo un ruido horrendo, nuevamente el nerviosismo se hizo presente, pero esta vez algo le impidió ocultarse en las sábanas, una mano despellejada salió debajo de la cama tomando su pie izquierdo, Iván se empujaba hacia atrás intentando de alguna manera soltarse de aquello que lo sostenía. De alguna manera logró soltarse y en ese momento una cara salió de entre las sabanas con una mueca espantosa avisándole:-¡¡No debiste quedarte dormido!!-. Iván se asustó tanto que no pudo evitar gritar del horror.

En ese momento los padres de Iván entraron a su habitación y encontraron a su hijo con los ojos cerrados retorciéndose y gritando de miedo, al parecer Iván estaba teniendo una pesadilla.

Cuando lograron despertarlo aquel chiquillo lloraba sin parar y pedía ayuda a sus padres, pues aquella cosa que vió se veía tan real que por un momento eso lo creyó. Pedro y Sonia tomaron al niño y subieron al auto, en camino al hospital, una llamada por celular le informó a Pedro que su hermano estaba muerto, lo habían encontrado en un poste a las afueras de la casa del profesor de Iván, la forma en que lo encontraron fue horrible.

Pedro bajó el teléfono lentamente, y Sonia le preguntó: -¿Qué pasó? Y Pedro le respondió con voz temblorosa: -Mi hermano, mi… mi… hermano…es…está… muerto-.

Iván sostuvo la mano de su padre mientras la oscura noche gobernaba las calles y una niebla espesa las cubría con un silencio. No se escuchaba ni un solo perro ladrar ni el chirrido de los grillos ni un solo sonido del viento, solamente oscuridad.

Confundido y adolorido por la noticia Iván y sus padres doblaron la esquina hacia una iglesia que se encontraba frente a una librería para saber si ellos podían darles información a cerca de dicho poema.

Al llegar, Pedro bajó del auto y se dirigió a la puerta de la iglesia, Iván estaba muy nervioso y Sonia trataba de calmarlo.

-Disculpe padre que lo moleste a estas horas de la noche pero hay algo que tiene que saber- dijo Pedro

-¿De qué se trata?- pregunto el padre Martin, -De algo sobrenatural que ha estado pasando estos últimos días- le respondió Pedro.

-Será mejor que entren a la iglesia y de esa manera me cuentas con más calma lo que está pasando- le recomendó el padre Martín.

Así pues entraron a la iglesia y fue en ese momento cuando Pedro le comentó todo lo que había ocurrido desde aquel lunes 4 de Mayo, desde que su hijo Iván encontró un poema que al parecer era el responsable de los eventos paranormales, el padre un poco curioso pregunto de que poema se trataba, Iván le dijo que el nombre de tal era “en las penumbras de la noche”, el padre Martín se paralizó y sus manos temblaban, Sonia le preguntó que ocurría con ese dicho poema y el padre Martín pregunto si este estaba en las manos de Iván pero él le dijo que no, que su profesor se lo había quedado, el padre Martin les dijo que tenían que encontrarlo y dejarlo en el sitio donde lo habían visto por primera vez, pues ese no era solo un poema, era la invocación al ejercito de un poderoso demonio llamado “Legión”, las escrituras dichas en esta invocación se narraban en forma de poema porque simulaba una burla al oprimido dañándole cuerpo y alma al leerlo provocándole una desesperación y desesperanza alguna porque aquel que lo leyera sería testigo de la muerte de las personas más apegadas a él y sería atormentado por ellas por toda la eternidad.

Jueves 7 de Mayo de 2008

La búsqueda desesperada por encontrar aquella infernal invocación no daba fin, aquel poema no se encontraba por ningún lado y el tiempo era poco pues si no lo encontraban, el tormento de Iván sería peor y lo perseguiría por toda su vida y después de ella por toda su infinita muerte condenado a ser parte de una prisión obscura atormentado por todas esas almas.

Viernes 8 de Mayo de 2008 (9:30 pm)

Un pordiosero había encontrado una extraña hoja de papel arrugada en la calle con manchas rojas, el hombre ya viejo no se dio cuenta del gran hallazgo que había encontrado y así puso en peligro su vida, al caminar por la calle con tal hoja de papel, un camión lo arrolló aplastándole la cabeza, un brazo y una pierna.

La familia de Iván se encontraba sentada en la sala de su casa viendo la televisión cuando su programa se interrumpió por las noticias de último minuto, en estas noticias se mencionaba a un hombre de 60 años de edad más o menos que fue arrollado por un camión, no se sabía su nombre, lo único que encontraron fue una hoja de papel sostenida con fuerza en su mano, a los padres de Iván se les hizo raro la forma en que se mencionó la descripción de lo que contenía la hoja y dedujeron que se trataba del poema.

Pedro llamó a la policía para saber si aún contaban con aquella hoja de papel y el jefe de policía le dijo que si pues podía ser una evidencia.

Tras varios minutos de hablar con el jefe de policía Pedro lo convenció de que le permitiera tal evidencia. Mientras el padre de Iván fue a la comandancia, Sonia llevó a su hijo a la iglesia y ahí se encontrarían con el sacerdote. Teniendo todo en su mano Pedro, Sonia, Iván y el sacerdote se dirigían al lugar donde Iván había encontrado el poema, pero un fuerte choqué evitó llegar a su destino.

Levantándose lentamente salieron del auto y corrieron a la primaria donde estudiaba Iván, los perros ladraban y aullaban sin cesar, Iván se acordó de lo que decía el poema, “los perros tratan de advertir algo”.

Pedro saltó la rejilla de la escuela e intentó de alguna manera abrir la puerta para que el sacerdote pudiera entrar. Una vez hecha tal hazaña todos se dirigieron al jardín y mientras se acercaban al lugar escuchaban murmullos de varias personas, Iván agarrado de la mano de su madre se acercaron al lugar junto con Pedro y el sacerdote.

-Ahora el que haya encontrado el poema por primera vez debe de dejarlo en el lugar exacto donde lo vió- dijo el padre Martín.

Iván se enfrentaría a uno de los momentos más tensos de su corta vida, al acercarse al lugar, observó que el suelo que pisaba se hacía flojo como lodo, el padre Martin comenzaba a orar y fue en ese momento cuando del suelo un estruendo interrumpió sus oraciones, bajo el jardín se revelaron varios esqueletos de personas que se acercaban extendiendo la mano pero junto con ellas las almas de aquellos fallecidos por el poema revelaron al demonio causante de las desgracias alrededor de setecientas almas junto a él.

Iván se asustó demasiado y temblaba al caminar, el padre Martín estaba impactado al ver semejante escena que su corazón no pudo más y se desplomó cayendo muerto al instante.

Pedro y Sonia comenzaron a sentirse un poco mal y comenzaron a perder el equilibrio, en eso de esas setecientas almas mencionaban en coro: No estarás a salvo, no estarás a salvo, permanecerás con nosotros, Sonia corrió y sujeto a su hijo, aquellas almas estaban furiosas y los perseguían, Pedro, Sonia e Iván se ocultaron en diferentes salones, Pedro en un salón de la planta baja, Sonia en un salón del segundo piso e Iván se ocultó en su salón, aterrorizado se quedó oculto sentado debajo del escritorio donde alguna vez su profesor le impartía clases, en ese momento lloraba sin cesar de terror y se lamentaba haber tomado aquel poema, de pronto escuchó que su madre gritó y a lo lejos observó a su padre acercándose al salón donde estaba su madre, de pronto escucho que ambos gritaban, fue entonces cuando el corrió al salón y observó una horrible imagen de sus padres que nunca olvidaría.

Iván no podía creer lo que veía, las cabezas de su padre y padre estaban en un mesa banco y aún podía ver que su cuerpo aún escupía grandes chorros de sangre por doquier que incluso salpicaron sus pies.

A lo lejos observó a un hombre parado dándole la espalda a Iván y de pronto le dijo:-¡¡Excelente Iván te felicito, es el mejor poema del mundo!! Y fue entonces cuando Iván le dijo: -Profesor Andrés creí que había muerto, lo habían dicho en las noticias, en ese momento observó que una niña se ponía a su lado y también lo felicitaba, el no tardó en descubrir que se trataba de su amiga Ana, al fondo también estaban Ricardo y Esteban, sus otros dos amigos, todos los felicitaban, entonces el comenzó a tranquilizarse un poco, en ese momento vio que todos sus compañeros de clase estaban sentados en sus lugares como si no hubiese pasado nada. De pronto el profesor le dijo:-Ha, por cierto iban se me olvidaba algo- , -¿Qué profesor? – le preguntó Iván, En seguida el profesor le dijo:-Todos queremos desearte que tengas muy buenas noches-.

En ese momento el profesor se dio la vuelta dando a conocer su aterrador aspecto, Iván no dio ni dos pasos y se desvaneció, mientras él estaba tirado, el espectral rostro de Ana sonreía, pues sabía que el fin de Iván había llegado....

Nunca en la vida se supo lo que realmente pasó aquella semana de Mayo, pero… tú ahora lo sabes…y ahora que lo sabes entiendes que el terror existe y que no debes de adentrarte en cosas que no conoces….pues pueden haber graves consecuencias solo por sentirte orgulloso contigo mismo de investigar lo que otros prefieren dejarlo como un misterio…ten cuidado…créeme…es un consejo de aquellos que residimos….En las penumbras de la noche…

Autor: Desconocido

Read More

Cuento : Nunca pensé ser el amante

Desde que conocí a Kasandra me enamore de ella, la conocí en un bus, ella estaba sentada mirando hacia la ventana era muy hermosa toda una dama , usaba colores oscuros pero entonaban muy bien con su piel, era muy hermosa, ella volteo me miro y bajo su mirada tímidamente pero sé que también le guste..

A partir de esa día casi todos los días la veía, a la misma hora en el bus 7am todos los días tomabamos el mismo bus no hablabamos, hasta que intente hablarle aunque ella era muy tímida poco a poco se fue soltando y las conversaciones iban fluyendo con el pasar de los días, pero no eran muy largas ya que solo hablabamos en el bus, un día lleves dos cafés que habían comprado en la cafetería del paradero y le ofrecí uno ella lo acepto, ella era tan dulce amable y educada sus movimientos eran suaves, siempre olía a un perfume suave exquisito y su sonrisa era encantadora me cautivo, casi nunca hablaba de su vida privada, hasta que un día me atreví y fui mas aya, le dije que si podíamos ir a cenar saliendo de su Trabajo y ella acepto.

Me dijo que la esperara en un café conocido del centro y así fue, ahí nos encontramos hablamos y reímos mucho pero ya se había hecho tarde asi que ella debía de irse, en realidad ella no hablo mucho de su vida y familia como siempre pero la verdad eso era lo que menos me importaba la pasamos tan bien, quise acompañarla a su casa pero ella no quiso dijo que no me preocupe,que iría en taxi y así fue...

Al otro día como siempre estuve en el bus a la misma hora pero no me la cruce, así pasaba 1,2,3 5 días y hasta una semana que no supe nada de ella estaba muy preocupado ya que pensé que ese día en el taxi le había pasado algo, pensé que quizá tuvo un accidente o que le habían hecho daño, la verdad por mi mente pasaron mil cosas, pero...

Al otro día cuando subí al bus la vi, estaba ella al final del bus pero usaba gafas negras y tenia el cabello sobre el rostro, aun así pude reconocerla, me acerque y ella me dijo que me aleje, le dije que tienes ? Que te pasa? Estas bien? Ocurrió algo? Ella estaba en silencio...

Luego me miro y me dijo ya no podemos seguir hablando, soy casada disculpame por no habertelo dicho. lo siento...

Soy hombre pero sentí que mi corazón se partía en mil pedazos, la seguí escuchando pero por algún motivo en mi mente no estaba alejarme de ella , si estaba decepcionado pero en realidad ella y yo no eramos nada ni un beso nos habíamos dado , no tenia nada que reclamarle ...

Le toque el rostro y ella hizo un sonido como de queja, de dolor y le dije que te pasa? Y le quite los lentes y pude ver que tenia los ojos moreteados y el rostro golpeado, le pregunte que le había pasado? Si el taxista le hizo algo aquel día y dijo que no que fue su esposo.. Por ella haber llegado 2 horas tarde del trabajo...

Se que no soy nadie en su vida pero me llene de ira de que alguien pudiera golpearla y ella dijo que eso es muy común en ellos. Cuando ella desobedece algo que el dice o no tiene la comida a la hora o siquiera lo contradice el la golpea...

Le pregunte que porque no lo dejaba, me dijo que ellos tenían hijas 2 ambas niñas adoraban a su padre, ademas ella tenia un hijo que estaba en coma y aun mantenía la esperanza de que despierte , ademas el lo amenazaba de que si ella lo abandonaba el desconectaría a su hijo de las maquinas que lo mantenían con vida..

Me llene de mucho odio hacia el, solo quería conocerlo y hacerle pagar todo lo que le hacia a Kasandra...

Seguia viéndome con Kasandra pero no conocía su hogar, quería saber si ella decía la verdad o me mentía así que un día la seguí, vi a lo lejos que la recibía un hombre mayor que parecía su padre, no solo por la edad en realidad se parecía mucho a ella, el la jaloneaba y la hacia entrar a su casa , en eso vi a sus dos pequeñas que corrían abrazar a su papá.

Vi suficiente y me retire, averigüe el nombre de aquel hombre lo investigue porque quería saber donde trabajaba , cuando me entere de toda la verdad quede perplejo, aquel hombre era el padre de Kassandra así salia en sus registros, la madre presuntamente había muerto por suicidio, porque Kasandra me habrá mentido ella ? y sus hijos no era casada ? solo vivía con su padre..

Enfrente a Kasandra para que me dijera la verdad pero no estaba preparado para oir lo que ella me dijo...

Me dijo que no solo vivía con su padre sino que el la violaba desde que ella tenia 15 años y no solo eso, sino que fruto de ellos eran sus dos hijas y que aquel chico que estaba en coma no era su hijo sino su hermano menor, la madre de Kassandra y su hermano al enterarse de lo que había hecho se suicido y les dio de beber veneno a Kassandra y su hermana para morir todos, pero Kassandra sobrevivió sana y salva pero su hermano habia quedado en coma ...

Kasandra al ver eso quería denunciar a su padre, pero se entero que estaba embarazada y su padre amenazo con desconectar a su hermano si lo hacia, y el tenia el dinero para mantenerlo con vida.. Kasandra amaba mucho a su hermano así que decidió que hasta que el mejorara ...
Cuando termine de oír a Kassandra llena de lagrimas supe entender su dolor y porque había aguantado tanto pero quería liberarla de aquel perverso y asqueroso hombre así que comencé a idear un plan para asesinarlo...


Cuando conocí a Kasandra me enamore de ella aunque era casada, jamas me imagine ser el amante de alguien pero Kasandra no era cualquier mujer, descubrí que el que decía ser su esposo era su Padre y abusado de ella desde pequeña es mas la había embarazado y tenían 2 hija. la tenia amenazada para no matar a su hermano, todas esas cosas en mi mente solo me trastornaban y me hacían querer vengarme y asesinar a ese. Maldito, me sentía en la obligación de salvarla de su destino, ella con su primera mirada. Y dulzura se había apoderado de mi corazón y no me importaba siquiera perder mi alma con tal de liberarla de aquella bestia que la tenia presa no solo en cuerpo sino también en alma.

Kasandra reflejaba en su mirada el temor que sentía por aquel hombre, sabía que ella nunca tomaría la decisión de dejarlo ya que no era dueña de su voluntad por eso me di el tiempo de planear una venganza.

Comencé a seguir y a vigilar sus pasos, para tramar otra forma de liberar a Kasandra.
Cada vez veía más difícil la manera de atacarlo, aquel hombre. Nunca estaba solo, siempre andaba con un par de matones que lo custodiaban, me veía perdido y desesperado no solo por no poder llegar a el sino porque me hacia falta ver a Kasandra, después de nuestros encuentros casuales su padre le prohibió seguir trabajando por lo que no podía verla solo sabía que estaba todo el día en casa.

Una tarde en que estaba vigilando desde enfrente de la casa vi como todos salían vestidos de negro, pude ver que Kasandra tenía nuevas marcas en su cara y en las manos las cuales trataba de cubrir, junto a ellas iban sus dos hijas quienes también tenían claras señales de haber sido maltratadas, eso quebró mi corazón.

Los seguí hasta el lugar en donde iban, era al cementerio de la ciudad, su hermano había muerto, averigüe que en venganza aquel hombre sin piedad lo había desconectado de las máquinas como escarmiento a un enfrentamiento que tuvo con Kasandra.

En ese momento pensé que aquel hombre ya no la podría manipular con la vida de su hermano, pero estaba equivocado, Kasandra no estaba con él solo por el hermano, estaba porque era una mujer con la voluntad quebrada por los constantes maltratos, se había vuelto parte de él, como un juguete de su propiedad, así se sentía ella.

Así pasaron los días, ya casi me daba por vencido, cuando bebiendo en un bar veo llegar a aquel hombre, ignoraba que detrás de este bar se ofrecían servicios sexuales de menores, a los cuales esta bestia acudía en forma frecuente, era la única vez que estaba solo fuera de la protección de sus guardianes.

Lo seguí disimuladamente y luego de darle una buena gratificación al tipo que custodiaba el lugar me dejó entrar a la zona roja clandestina.
Al entrar mi estómago de revolvió del asco y la repulsión al ver la escena en donde aquella bestia se acercaba a dos pequeñas las cuales reflejaban el horror en sus miradas, recordé la misma expresión de dolor y miedo que tenía la mirada de Kasandra, no lo soporte más y con la botella de cerveza que aún tenía en la mano ataque a aquel hombre.
Quebre la botella en su cabeza, causándole un profundo corte, la sangre chorreaba por su cara ante la mirada de aquella pequeñas niñas quienes corrieron a esconderse bajo la cama.
Tomé a la bestia por el cuello y le propine golpes en su cara hasta que sentí que los huesos de mi mano se quebraban. Aquel hombre era un cobarde, entre sollosos suplicaba por su vida, lo cual me causaba más ira, pensaba en todo el daño que había hecho y le dije <a mi no me pidas piedad... Pidesela al demonio que te follara en el infierno maldito psicópata pervertido> y le introduje lo que quedaba de la botella en el ano.
Sus gritos ahogados eran música para mis oídos, tenía a mi favor que el bar siempre contaba con una banda en vivo por lo cual nadie escucho sus gritos aun cuando le machaque sus genitales, dejándolos solo como una masa de piel y carne molida. Con vergüenza debo confesar que disfrute cada segundo de su agonía hasta que ya sus ojos perdieron su brillo y su corazón dejó de latir.
Saque a ambas niñas de debajo de la cama y les pedí que se vistieran, luego salimos por la ventana, no sin antes prenderle fuego al lugar.

Subí a las niñas a mi auto y me dirigí a la casa de Kasandra, golpee la puerta pero nadie me abrió, la desesperación me estaba ganando por lo que sin pensar derribe la puerta y entre a su casa, busque por las habitaciones pero no había rastro de ella. Cuando ya me iba a retirar escuche unos leves lamentos que venían del sótano.

Al bajar nuevamente me lleve una sorpresa, Kasandra estaba esposada a una pared y en una jaula estaban sus dos hijas, todas completamente desnudas temblando de frío.
Kasandra estaba con la cara totalmente desfigurada por los golpes, con los ojos irreconocibles a penas podía abrirlos, de los cuales caían sus lágrimas las que le causaban gran dolor.

La solté de sus cadenas y cayó en mis brazos, la abrace y le prometí que ya nunca más, nadie le haría daño que yo la protegería a ella y a sus hijas por la eternidad. Ella como una cachorrito maltratado se acurruco en mi cuello y comprendí que confiaba en mi.

Después de ese encuentro jamás nos volvimos a separar, nos fuimos del país y comenzamos una nueva vida con amor logre que recuperará la fe y ganas de vivir... Nunca pensé ser el amante y lo fui, también fui el único que la rescato de ese infierno..fui el amante y un amante muy feliz

Fin

Autor: Madeley Morales

kassandra

Read More

© 2011 El Poeta Gabriel: Cuentos, relatos y poesía, AllRightsReserved.

Designed by El Poeta Gabriel