Blog de poesía, cuentos, relatos, humor rojo, terror, amor, romance y más de la literatura anónima encontrada en Internet.

Mostrando entradas con la etiqueta Familia Jodida. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Familia Jodida. Mostrar todas las entradas

viernes, 10 de mayo de 2019

Relato Erótico : Sobrina mamando la polla de su tío

TIO Y SOBRINA

Tengo que confesar que estas vacaciones han sido las mejores de mi vida en lo referente al sexo. Deciros que mi mujer y yo estamos en lo que ahora se llama cincuentañeros, pero la verdad es que muy bien llevados por parte de los dos, sobre todo por mi mujer que se conserva excelentemente y no aparenta para nada su edad, con un cuerpo que envidian todas sus amigas, y , por supuesto cualquier hombre que la vea pasar.
Estuvimos en Mallorca, y nos dedicamos a veranear de verdad. Dormir, descansar, turistear, beber, playa, sol, y, por supuesto, follar. .

Todo sin horarios establecidos que es cuando de verdad se disfruta, dejando el reloj en la mesa del hotel y haciendo cada cosa cuando te lo pide el cuerpo.

Además, como mi mujer tiene allí una hermana, tuvimos guías turísticos gratis por esa preciosa isla. En este caso, nada que decir del cuñado, este no vale para los chistes, es un tío excelente.

Cuando llegamos al aeropuerto, cogimos un taxi y nos fuimos directamente al aeropuerto. Susana, mi mujer, habló con su hermana, Mayte, y quedaron en que al dia siguiente fuéramos a comer a su casa, que ya tenía todo organizado, (por cierto yo me llamo Javier ). Además como vivían muy cerca de la playa dijo que nos esperarían no muy tarde para bajar un rato a bañarnos, tomar unas cervezas y ya después preparar la barbacoa y comer todos juntos.

Llegamos al hotel y como ya era tarde, (llegamos casi a las once de la noche), y llegábamos cansados porque habíamos salido directamente del trabajo al aeropuerto, decidimos que pincharíamos algo allí mismo y nos acostarÍamos directamente, sin salir esa noche.

A la mañana siguiente Susana se levantó primero y se metió en la ducha para arreglarse un poco. Yo hice un poco de pereza y me quedé como media hora más en la cama. Cuando fuí al baño casi me da algo. Para ir de playa y barbacoa se había puesto preciosa, un bikini que prácticamente no dejaba nada a la imaginación, y en ese momento, abrochándose un vestido blanco de lino abotonado por delante de arriba abajo, ajustado por arriba y amplio por abajo, un pelín por debajo de las rodillas. Como digo estaba empezando a abotonarlo, por lo que en ese momento estaba totalmente abierto, viendo el escote del bikini y ese mini tanga a juego. Entre la visión de esa hembra y la erección mañanera me abalancé sobre ella metiéndola mano por todos sitios.

-Jajajajajajaj, estate quieto tonto !!!

-Quieto ? Que me esté quieto viendo como te has puesto ? Mi hablar !!!

-Jajajajaj, venga , anda, que vamos a llegar tarde. Tenemos todas las vacaciones por delante, y nos van a sobrar días!!

Yo la tenía abrazada por detrás, pegado a ella, besando, ( intentando porque no paraba de moverse ), su cuello, y con mis manos por todo su cuerpo, sacando sus tetas del bikini masajeándolas con una mano y con la otra agarrando su coño. Ella sin parar de reir , retorciéndose y sin darme facilidades.

-Venga, va, de verdad cariño, ahora no que ya me he arreglado y además vamos tarde.

-¿Y qué hago con esto ? Le dije, señalando mi polla, desnudo, tal como estaba recién levantado.
-¿Me la pelo?

-Jajajajajaja, anda ven que la dé un besito....muakkksssss.

Me besó la polla en el capullo, levantando su mirada totalmente traviesa, y pasando la lengua por toda ella, haciendo un círculo en todo el capullo. Si te portas bien, luego yo me portaré mejor, dijo, guiñandome un ojo y dándome un cachete en ella de arriba abajo, dejándola cimbreando .

-Diosssssssss, es que no puedo contigo !!! Cuento con esa promesa !!

A regañadientes la dejé, me puse el bañador y una camiseta amplia , con unas chancletas y salimos para la casa de mis cuñados.

Llegamos y lo normal, besos, abrazos, preguntarnos de todo porque hacía casi un año que no nos veíamos, y nos bajamos a la playa que estaba a cinco minutos de su casa.

-Sabéis quién está por aquí también que tiene muchas ganas de veros ?, dijo Juan, mi cuñado

-Quién ?

--Jenna, que ha vuelto de Estados Unidos hace unos dias. (La mismisima Jenna Banks, su hija que estaba estudiando en aquel país )

--Ufffff, dijo Susana, que alegria !!! Cuanto hace que no la vemos ? Por lo menos tres años por dios !!

Llegamos a la playa y ví saludarnos con la mano y correr hacia nosotros una diosa, en ese momento eso me pareció. Una diosa en bikini deslumbrante y con una sonrisa encantadora, además de muchas más cosas que , imaginando quien era, quería quitarme de la cabeza.

--Hola titos !!! Dijo Jenna abrazándonos a mi mujer y a mi.

--Diooooosssss, dijo mi mujer, tú eres Jenna Banks, de verdad eres tú ???

-Jajajajajajajajaa, qué pasa tia Susana , ya no me conoces ? A que el tio Javier si me conoce? Jajajajajajaj!!!!
Decía ella sin parar de reir y de besarnos

-Uffff, pues yo no sé que decir Jenna, pero si eras una niña hace dos días y ahora, madre mia !!!. Juan, me tendrás bien controlada a la niña, verdad ?

-Ya no soy una niña, jajajja, ya son 23 años, jooo!!

-Juan intervino, si, si , controlarla, ahora te presentaré al novio que se ha traido de las Américas

-tienes novio Jenna?, preguntó mi mujer. Uyyyyy, que buen dia vamos a pasar, me tenéis que contar miles de cosas !!!

Yo, muriéndome un poco de la verguenza y sintiéndome mal por lo que me estaba pasando, me tuve que colocar la polla porque sentía que sin querer, pero me había medio empalmado viendo a mi sobrina política. Una cara preciosa con una boca y unos labios de pecado que sonreían partiéndote el alma, media melena, la parte de arriba del bikini blanco que realzaba mucho más su moreno, sujetando dos tetas a las que no hacía falta que las sujetara nadie porque ellas solas desafiaban la ley de la gravedad, por abajo un tanga de estos que se sujetan en la parte de arriba de la cadera, con lo cual hacen una pierna mucho más larga , ( de talle largo creo que se llaman, y si no es así el nombre exacto, ya me perdonaréis ), con un trocito de tela que tapaba exclusivamente el coño, por supuesto totalmente depilado, no se adivinaba ni rastro de pelitos, y por detrás un triangulito arriba que moría dentro de su culo.

En esto llegó su novio, claramente yanqui, no podía disimularlo y nos lo presentó a todos.

Pasamos la mañana bañándonos y tomando unas cervezas en el chiringuito, hasta que Mayte dijo de subirnos para ir preparando la barbacoa.

-Vamos, que lo tengo todo preparado, Juan, James y tú os encargáis de la barbacoa y nosotras preparamos la mesa.

Nos subimos todos, yendo ellas delante de charla, al igual que nosotros, con James contándonos cosas de su país, aunque yo prestaba poca atención, absorto como estaba en el culo de mi sobrina y en el movimiento que hacía al andar. Una de las veces, no sé si fué imaginación mia, pero giró la cabeza mirándome, y creo que adiviné una sonrisa, como si supiera que la estaba mirando.

-Estás enfermo Javi, enfermo de verdad, pensé meneando la cabeza y forzándome a entrar en la conversación con mi cuñado y James.

Ya en la casa, nos pusimos todos a preparar la comida , cada grupo con sus cosas, entre risas y alguna cerveza más. Ellas preparando cosas de picar, poniendo la mesa, preparando la bebida, etc..., y nosotros en la barbacoa, la cual nos costó un buen trabajo encender y que las brasas cogieran el tono adecuado.

Así estábamos charlándo y riendo los tres cuando me sonó el teléfono.

-Quién es ?, me preguntó Susana

-De la oficina cariño, perdonadme un segundo

-Hay que joderse , es que siempre están igual !!. Nunca conseguimos estar un solo día sin que haya alguna llamada.

Me encogí de hombros con una sonrisa hacia ella, y con un gesto de disculpa hacia los demás inicié la conversación, andando sin mirar hacia la casa. Me quedé en el recibidor de la entrada principal donde había menos ruido, ya que por la puerta de la cocina era donde estaban trajinando con todos los preparativos, entrando y saliendo.

Llevaba unos minutos hablando apoyado en uno de los sillones, cuando sentí una mano que desde mi espalda se metía por dentro de la camiseta, subiendo hasta mi pecho. Tapé el micrófono del teléfono con la mano y me medio giré , hablando bajito,

-Susana, deja, qué ha....

-Sssshhhhhhh!!!!

No pude concluir la frase porque no era mi mujer la que me estaba acariciando. Era Jenna Banks!!!, que seguía haciéndolo mientras con la otra mano llevaba su dedo índice a sus labios indicándome que me callara, con una sonrisa totalmente arrebatadora, y tengo que decirlo, ya sin ningún género de dudas, tremendamente lasciva.

-Jenna, qué haces !!!. la dije dibujando las palabras en mis labios y gesticulando con mi cara, mientras desde mi oficina me seguián consultando sobre qué hácer con una claúsula de un contrato, que ya en ese momento no sabía de qué trataba.

Jenna se pegó a mi, sus piernas contra las mías, sujetándome tal como estaba, medio sentado en el respaldo del sillón. Me miraba con una sonrisa sensual, al tiempo de subir mi camiseta y besar mi pecho.

-Tú que crées tio ?. susurró deslizando su lengua por mis pezones.

Ummmmm!!!!, todo mi cuerpo se erizó al sentir su lengua, todo mezclado, la sorpresa, la humedad de su lengua, el gilipollas que me seguía hablando al teléfono, y yo con el móvil en la oreja sin quitármelo siquiera. Por fin, medio reaccioné,

-Pablo, Pablo, perdona, pero no puedo seguir hablando ahora. Déjalo estar y te llamo un poco más tarde. Tengo que colgar. Joder niña , qué haces !!, estás loca !!

-Es posible que lo esté, pero dime que no te gusta, susurró en la comisura de mis labios, dejándome sentir su aliento. Bajo su mano lentamente por mi pecho, mi estómago, por el elástico del bañador dibujándolo con sus dedos y muy despacio forzándolo un poco, metiendo la mano hasta llegar a mi polla que a esas alturas estaba ya dura como una piedra. Ummmmm!!!, esto es lo que me esperaba y con lo que he soñado tantas veces!!, dijo, al tiempo de buscar mi boca con la suya metiendo su lengua y buscando la mia que en un acto reflejo, aún con mis brazos caídos sin reaccionar plenamente todavía, se enredó con la suya.

Nos besamos durante unos segundos, su cuerpo totalmente pegado al mio y su mano acariciando mi polla por dentro del bañador.

-Jenna, para por favor, para.... no sé qué está pasando !! , dije reaccionando un poco, dejando de besarla, pero manteniendo mi cuerpo pegado al suyo.

--Javi, pasa lo que estás imaginando, que siempre me has gustado y que he deseado follarte tantas veces que ni sé contarlas. Y tú...bueno, dime que no me deséas también, dímelo y lo dejamos aquí ahora mismo. ¿ crées que no me he dado cuenta de como me mirabas ?. No ahora, que también, siempre. Siempre he sabido que te gusto y he deseado que me dijeras algo, me he dado cuenta de que me mirabas con deseo aunque los formalismos te impidieran intentar nada y ya no puedo más. Cuando sabía que veníais hoy he sabido que era la oportunidad, y me he puesto este bikini para ti. ¿ te gusta, verdad ? dime la verdad, ¿ te ha puesto cachondo a que si ?

Decía todo este monólogo sonriendo y sin dejar de acariciar mi polla que ya me dolía. Sabes que no me puedes mentir...tengo la máquina de la verdad en la mano.

-Diosssss, estás loca !! eres mi sobrina !!

-¿ y...?, además soy sobrina de tu mujer, tú y yo no somos nada.

-Joder, que esto no puede ser, y además está toda la familia a veinte metros de nosotros , no te das cuenta !!.

Hablaba, decía esas cosas, pero hasta un niño se hubiera dado cuenta de que las decía sin sentir. Además a esas alturas mis manos estaban ya en sus caderas, una de ellas más que en sus cadera, en su culo.

Se separó unos centímetros de mi, sólamente para apartar la tela de su bikini dejando sus tetas libres.

-Disculpa que no me lo quite, vale?. Pero creo que así será suficiente.

Sus tetas no se movieron un milímetro de donde estaban, sus 23 años se reflejaban en los músculos que las sostenían, totalmente erguidas, unos pezones oscuros, perfectamente redondos, pequeños, y totalmente de punta que sobresalían de sus tetas desafiantes. No pude evitarlo y como un acto reflejo aplasté mi cara entre ellas, busqué uno de esos pezones y lo lamí, lo chupé desesperadamente.

-ummmmmmm, siiiiiiiiiiiii!!!!, así, así, cómeme los pezones Javi, muérdeme por favor !!

Mi cabeza no pensaba, sólamente me guiaba por su voz mordiendo sus pezones, iba de uno a otro dirigido por su manos en mi cabeza. Era ella la que me aplastaba contra sus tetas. Ahora mordía uno de sus pezones. Ahora me cambiaba la cabeza y me hacía morderla el otro, mientras no paraba de gemir, restregando su cintura contra la mia. Yo la agarraba del culo apretándola contra mi, rozando mi rabo, que salía por encima del elástico del bañador, contra su coño, sólo separados por la tela de ambos bañadores.

Sobaba su culo sin parar, busqué su boca y la mordí los labios metiendo los dedos por dentro de su bikini y buscando su coño desde atrás. Por supuesto estaba totalmente mojado. Deslicé la palma de mi mano por los labios de su sexo notando como se me humedecían de los líquidos que chorreaba.

-Joder, estás empapada, zorra !!. Me has puesto a mil. ¿ te gusta jugar con fuego, eh ? ¿ te gusta ?

-Siiiiiiii, me gusta lo que tú quieras

Los dos de pie, yo bien apoyado , medio sentado en el respaldo del sillón la apretaba de su culo contra mi. Ella apoyada en mi cuello lamiéndolo, con sus brazos por mi cintura, yo lamiendo el suyo, mordisqueándolo, sus pechos aplastados contra el mio, sus pezones clavados en mi, mi mano jugando con su coño, masturbándolo. La palma de mi mano restregándose contra esos labios hinchados. La metí un par de dedos dentro,

-Uummmmmmmmmmmmmm, si, si, sigue así por favor !!

-Eres una zorrita cachonda y te voy a romper perra!!!. ¿ quieres morbo ?. Espera y lo tendrás.
Deshice nuestro abrazo y la llevé a la puerta de la entrada abriéndola un poco de manera que pudiéramos verlos a todos. Me puse detrás de ella, me saqué la polla y la metí entre sus piernas restregándola por todo su coño sin metérsela aún, mientras con la mano la masturbaba sin piedad. Metí mis dedos en su coño sin parar, follándola con ellos, un dedos, dos dedos,

-Abre las piernas puta, ábrelas, mira a tu novio y dime si el sabe follarte así

...tres dedos hasta el fondo de su coño,

--Agggghhhhhhh, no, no sabe, nunca me ha puesto tan cachonda como ahora mismo, diosss, me muero, sigue más, mételos más dentro, mássssss!!!

Una de mis manos la apretaba las tetas que ella misma anteriormente se había sacado del bikini, mientras mis dedos no paraban de entrar en su coño, sus líquidos corrían por sus muslos,

-Ahhhh, me corro Javi, dios, me corro, me corro !!!

La puse la mano en la boca para minimizar sus gemidos que empezaban a subir ostensiblemente de volumen,

-Ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh, diosssss, me muero, yaaaa, yaaaaaaa!!!!!

-Shhhh, calla no chilles !!

Su cuerpo tembló como una hoja con espasmos violentos, sintiendo en mis dedos como su coño se abría, se cerraba, y se vaciaba entero.

Saqué mis dedos de ese sexo encharcado, y pegándola a la pared, de espaldas a mi, pasé mi brazo por su cintura para sacar su culo hacia atrás. Me agarré la polla con la mano llevándola a su coño donde con solo hacer el movimiento de empujar entró totalmente como un cuchillo en mantequilla ,

-Ummmm, si, fóllame , fóllame ya, quiero sentirte !!

-Claro que te voy a follar, joder me tienes cardiaco, te voy a reventar el coño y te voy a llenar de leche !!

La agarré de las caderas empujando mi cintura una y otra vez. Mi polla entraba y salía sin parar, los dos sudando, jadeando,

-Más, más, sigue, sigue así, másssssssss

-Toma polla zorra!!; dios como me pones, quiero follarte, reventarte !!!

Dejé mi polla en el fondo de su coño, apretada todo lo que podía, moviéndome en círculos detrás de ella, casi podía sentir su matriz en mi capullo, estaba a punto de correrme

-Estoy a punto de correrme, joderrrrrrrrrrrrrrr

-Y yo, y yo..dame más polla cabronazooooo, ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!!!!, dame más, dame más fuerte!!!!, ahhhhhhhhhhhh !!!!!, dios me corro otra vez . Chilló tapándose ella misma la boca, mordiendo su mano para ahogar sus gritos, casi clavando las uñas en el quicio de la puerta ....siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii!!!!!!!!!!, yaaaaaaaaaaaa!!!!

-Joderrrrrrrrrrrrr, me viene, me viene....

Saqué el rabo de su coño, la di la vuelta y la empujé hacia abajo . Sara sabiendo lo que quería se echó para atrás el pelo, y cogiendo mi polla con su mano abrió su boca mientras me masturbaba. Se la metió en ella sintiendo como su lengua rodeaba mi capullo,

-Diosss, me matas, me matas , medio chillaba yo, agarrando su cabeza para que mi rabo no saliera de esa delicia que era su boca caliente.

-Javiiiiii, Jenna, donde estáis ???, oimos gritar fuera a Mayte su madre.

-Javi, no séas cabrón y tengas tanto morro que quedan muchas chuletas para la barbacoa !!!, gritó también Juan, mi cuñado.

Instintivamente miramos los dos hacia fuera, viendo a James como se dirigía hacia la casa. Jenna intentó sacar mi polla de su boca,

-Ummmmmmmmm, ni se te ocurra zorra !!!, estoy a punto de correrme !!!!, la dije agarrándola fuerte del pelo y clavando más mi rabo en su garganta, follando esa boca de vicio. Estaba en ese punto de no retorno, toda la sangre en la polla y nada en el cerebro. James estaba a 20 metros de la puerta, pero era imposible sacar la polla de su boca. La agarré más fuerte, sus ojos iban y venían a su novio y a mi. Me vió tensarme, apretar su cabeza,

-Diooooosssssssssssssss, yaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa !!!!

Reventé como un animal corriéndome a chorros en su boca, el placer y la adrenalina del momento estallaron, ella se sacó la polla un poco y dos lefazos se estrellaron en su cara mientra miraba hacia fuera. Su novio a 10 metros. Sus ojos implorando que la soltara. 5 metros. La solté y con los ojos llorosos, con la cara llena de leche se metió a mil por hora en el cuarto de baño que había al lado. Yo me guardé la polla en el bañador intentando disimularla un poco, aunque poco a poco iba perdiendo tensión, cogí el móvil llevándomelo a la oreja, y haciendo como que hablaba,

-Venga Pablo, termínalo así y lo envías, y por favor, no me molestes más con estas cosas, resolvedlas vosotros. A ver si es posible que tenga unos días de vacaciones tranquilos, ponme en copia del correo y hablamos a mi vuelta.

Hola James, a Jenna la he visto entrar al baño hace un rato, yo voy a echar una mano a Juan que me va a matar.
Read More

Relatos Eróticos : Tio abusador y sobrina

tio y sobrina

Soy un Abogado de 34 años, casado con una vida tradicional, y con actividad sexual tradicional -ustedes saben, sexo cada dos semanas -, hasta hace unos meses... por la mañana voy al gym, salgo y me ducho paso por mi esposa y nos vamos al trabajo, día con día es la misma monotonía, salvo sus excepciones de que a mi pareja le de por ir al cine o en su defecto me pida pasar por mi sobrina de 15 años al colegio.

Desde hace unos dos meses ella llegó a la edad en la que le toca presentarse "en sociedad" cómo una adolescente, casi adulta, sin embargo no quiso cómo en mi país, que le diéramos sus famosos quince años tradicionales.

Desde que tenia 9 años ella sintió gran atracción, hacia su servidor debido a que por lo regular a falta de padre, he tratado de ser su tutor, por lo que hemos pasado eternos momentos juntos cómo "padre he hija".

Sin embargo pese a la legislación de mi país, he sentido cierta atracción silenciosa hacia ella, que me mantuve controlado con la idea de que sólo faltan tres años para que logre su edad madura y poder abrirme con ella, más cómo amigo que cómo padre, aprovechando de que el único lazo que nos une es el moral y el de nombre, ya que incluso no somos familiares directos consanguineos.

Pese a ello hace dos meses ella al venir de comprar el mandado, me preguntó a solas que se sentía incómoda hacia mi, que ya no sentía ese cariño de padre, por lo que acerté a tranquilizarla, y adelanté mis intenciones de ser su mejor amigo a partir de ese momento. En aquella ocasión, acababa de salir del colegio, por lo que traía aun su uniforme tradicional entre paréntesis, ya que su forma de ser, hacía que ella violara ciertas reglas del código de etiqueta del colegio, y optaba por traer la falda a unos diez - quince Centímetros arriba de la rodilla, y los escotes de sus blusas más pronunciados que lo obligatorio por el colegio; lo que hacía que la mina se viera colosal.

Cómo les comentaba, en aquella ocasión me preguntó que esa atracción de amigo hacia mi la hacía no pensar en ningun hombre de su edad, por falta de maduréz en sus compañeros, y que quería un hombre que supiera lo que quería desde el momento de dar su "primer" beso. Yo pensé que me bromeaba al decir "primer" beso por que yo había recibido en aquellos tiempos tan conservadores de los 80s, mi primer beso a los 6 años, y que incluso ahora la mina de mi sobrina habría mínimo de igualar naturalmente esa experiencia a la misma edad o tal ves algunos años después, pero que de los diez no pasaba...

Posterior mente en esa ocasión tomó de mi mano y me jaló sus manos hacia sus senos - habrán de imaginarse esos senos tiernos, pequeños pero ya desarrollados, con esa sensación de sus primeras prendas femeninas fusionandose en su cuerpo, cual vil simbiote a su ser- por lo que a pesar de ello, opte por alejarme por considerarlo incorrecto.

Al ver mi reacción se sonrió, y me pidió que le ayudara a bajar que por que en su clase de educación física, había tomado mal el balón, y había lastimado en ese intento su tobillo, cosa que se me hizo absurda, sin embargo por el cariño que le tengo a mi sobrina, opte por ir en su auxilio a abrirle la puerta del auto...

Al bajar de la unidad ella sin tarde ni perezosa, volteó hacia donde estaba con todo y su cuerpo y en un movimiento optó por abrir sus piernas que daban a mostrar, sus primeras tangas color azul pastel, que en esos momentos de fantasía loca llegué a notar mas de una ocasión cuando ella, en mas de una ocasión había intentado presumirme, y que incluso, me pedía que le acompañara a comprar dichas prendas, ya que según esto, quería verse bien para su "novio"?

En el instante que terminó de incorporarse, me pidió que me acercara más y en un sólo movimiento enredó sus piernas a mi cuerpo, sin dejarme librar por un instante, dejandome llevar más por el momento que por la ética civil propia, al saber de que lo que estábamos haciendo era una reverenda locura!

Al enredarme poco a poco acercó su sexo hacia el bulto ya formado de mi pija mas que reafirmada, ante tremenda tentación y pecado que estábamos haciendo, lo que hizo que mi pulso aumentará más de lo debido. De pronto al oído me dijo "mi madre no vendrá esta noche, la muy puta me va a dejar sola de nuevo, por irse con uno de sus amantes, y tengo miedo tío, te puedes quedar conmigo?" Cosa que acepté, pero le advertí que lo que hacíamos estaba mal y que mejor por el bien de los dos marcaramos nuestras distancias, cosa que ella aparentemente aceptó.

Al llegar a su apartamento, me dijo que iría a cambiarse y me pidió que sirviera algo de tomar, ya que la temperatura nos había dejado exhaustos en el camino, por lo que opté por abrir una cerveza que compré junto con su madre en una de esas noches locas que hemos pasado, ella y yo y que en otra ocasión le comentaré.

Al regresar cual fue mi asombro que mi sobrina sólo traía una toalla enredada misma que dejaba mucho a desear su figura, que de un lado alcanzaba a dar a notar una tanga negra con corazones a los lados hechos de metal, que secretamente en alguna ocasión se compró su madre para mi, en una de esas noches de juerga, y de la parte de arriba sólo la esponjosa textura limitaba mi mirada de ver sus pequeños pero bien formados senos.

Al poco momento me dijo "esta es la tanga que habéis comprado con mi madre, que me han dado unos enormes celos aquella ves que la compraron, y el colmo que esa noche estrenaron, muriendome yo de ganas de sentarme en tu pija y tratarte cómo mi semental y demostrarte que de mi, tendrías más mujer que de mi madre!"

En un instante le pedí de forma estricta que regresara a su recamara, por lo que en lugar de ello, soltó la toalla, dándome la espalda agachandose casi de 90 grados y con una palmada en su culo dijo "tomadme hoy, que si he de perder la virginidad ha de ser en vuestras manos, ya que te la has ganado, por ser padre y amigo al mismo tiempo!" "Vamos tío esta noche no soy tu sobrina, soy tu puta, soy más puta que mi madre, y te cojeré mejor que ella!; tal vez no tenga su experiencia, ni tampoco se cómo se hace, pero se que juntos podemos aprender de ambos!"

Opte por pedirle de nueva cuenta, cuando ya no podía saber de mi, mi corazón latía a mil por hora, y mi miembro estaba a un 90 por cierto de su capacidad -Actualmente mido 20 centímetros, sin embargo esa ocasión, podría decir que lograba las 10 pulgadas con sólo ver el culote de mi sobrina, virgen y todo para mi-.

No pude más la tomé entre mis brazos y la besé en los labios, cosa que ella respondíó con una batalla inscesante y húmeda de lenguetazos, y mordisqueos de labios, lo que hizo que esas 10 pulgadas al poco tiempo se quedarán atrás...

No se cómo comenzó el asunto, que de repente, mi sobrina ya no estaba en mi boca, sino agachada cual si fuese actriz porno, mamando mi miembro cómo una profesional - he de reconocer que esa técnica la descubrió de su madre que en más de una ocasión, nos vió tras la puerta teniendo relaciones sexuales a costas de mi esposa-; al poco rato empezaba a humedecer su vagina , con su saliva, y los restos de líquido lubricante de mi miembro, por lo que esa tanga negra, poco a poco empezó a obtener flexibilidad haciendo su figura a un lado de su vagina, para dar paso a unos labios, húmedos, rosados, y vírgenes, por lo que ella acertó y yo constaté mas adelante, que hasta la fecha ella había sólo masturbado superficialmente su clítoris, sin llegar a una penetración total por sus dedos, por que ella ya desde hace unos años ya sabía con quién mas que conmigo para perder esa capa de himen que separaba a la niña de la hembra en potencia.

No pasaron cinco minutos del juego erótico de sexo oral que mi sobrina llevaba a cabo, que se incorporó de nuevo a mi altura, y me jaló con el resto de ropa que me sobraba, hacia un sillon de tres asientos suave y muy blando que tenían en la sala. Una vez a punto de penetrarla me dijo "por favor tío, mis amigas dicen que la primera vez cómo me puede doler un buen, cómo me puede volver loca, por favor follame con ternura al principio, pero cuando estés a más de la mitad dentro de mi, olvidate que soy tu sobrina, que en ese momento seré tu eterna puta!"

No tardó mucho el momento que estuve sólo rosando su vagina, que no pude más que ensartarle, todo mi falo dentro de su concha, por lo que de un instante ella empezó a gemir de placer, primero lentamente, y después con algo más de velocidad. mientras que entre los jadeos de placer de ambos ella me decía "oh tio por favór dame más, no me dejes ir viva, que quiero ser tuya por siempre, así cabrón demuestrame que valió la pena la espera, y que estoy entregando mi ser a un macho y no aun crio cómo los de mi escuela!"

Así duramos casi una hora, follando primero de a mantis, después de a precipicio, después le enseñé algunas básicas del kamasutra, hasta que cuando ella no pudo más me pidió que me corriera todo encima de ella, permitiendome embarrar sus pechos de mi leche, que a esas alturas, ya había alcanzado los cien grados farenheith.

No pudimos más, en un instante nos vimos a los ojos, y en un movimiento que más que beso, era un duelo para ver quien comia más rápido los labios del otro, nos entrelazamos las manos diciendo en un ultimo suspiro un para siempre... Al poco momento empezamos a detener el violento juego y comenzamos a besarnos con ternura el cuerpo, ya para ese momento desnudo, repitiendo la sesión de lujuria juvenil, y placer maduro más de cuatro veces esa noche.

Posterior mente, para la mañana nos fuimos a desayunar a un deportivo a donde frecuento, y platicamos del tema, ella en lugar de arrepentida me dijo, "me muero por besarte, y volverte hacer el amor tío; desde ahora ese será nuestro secreto y espero que se repita y no me dejes abandonada, que poco a poco trataré de ser más mujer para ti en la cama"

No lo podía creer, acababa de crear un monstruo en una noche, por lo que pensé que de ese instante, la mina sería una máquina sexual con conocidos y extraños. Sin embargo no fue así, ya que ella sigue de indiferente entre sus amistades de sexo opuesto, mientras que cada viernes que nos quedamos solos, ella compra una nueva prenda de lencería que me presume antes de nuestro habitual rito de pecado y lujuria...

Fuente: Facebook
Read More

Relato Erótico : Tío abusa sexualmente de su sobrina

Tío abusa sexualmente de su sobrina

Era el último día del mes y yo estaba nerviosa pensando si mi tío me iba a pagar, ¿o los $ 500 que me daba cada vez que teníamos sexo era mi paga? Cuándo se fue el último paciente me llamó a su oficina, ya no jugábamos al Doctor porque ya teníamos confianza, y siempre hacíamos lo que nos daba la gana sin ningún pudor, así que llegué a su escritorio, me hinqué frente a su silla y le saqué la paloma, se la acaricié, se la sobé, se la pajeé y por último se la mamé como aprendí a hacerlo con mi otro tío: garganta profunda. Como siempre, después de tragar lechita me dio dinero, salimos a las cinco para mi casa, pero antes de bajar del carro me dio $ 5000 en efectivo, ese era mi sueldo, no lo podía creer, era una fortuna, al llegar mis papás les di la gran noticia.
Como siempre mi papá me dio un beso y me felicitó, nos contó que había contratado al tío Chato en la herrería y que con sus conocimientos de tecnología y mercadeo el negocio iba subiendo, que ya le había pagado la deuda a su hermano.
… pero mi mamá, ay Dios mío, ¡Mi mamá!... ni siquiera hizo alusión a los avances de mi papá, se fue directo contra mí… me miraba como una fiera, me preguntó si yo tenía algo con mi tío, porque esa cantidad no la ganaba ni ella con su sueldo de maestra, en fin, mi papá me defendió y el pleito fue tan grave que se separaron y mi papá tuvo que alquilar un cuarto. Yo temblaba de los nervios, ¿mi mamá sospechaba o sabía algo? Me quitó mi sueldo y me dijo que debía renunciar a “ese trabajito”, que mañana fuera a la clínica y le dijera a mí tío que por orden suya debía renunciar.
En los recreos le conté todo a Irma, pero no me dijo nada, le pregunté que qué le pasaba y dijo que estaba haciendo cuentas, que si cogía con mi tío 3 veces a la semana… eran $ 1500 por cuatro semanas que tiene el mes, eran…S 6000 más mi sueldo… daban $ 11000…
IRMA: Para una pendejita como tú… te sacaste la lotería con tu tío… a mí el mío solo me da para comprarme chucherías en la tienda.
YO: ¡¿Pero por qué solo tengo $ 20?!
Para mi buena suerte los dos últimos pacientes cancelaron su cita, eso me daba tiempo para hablar con mi tío Mario, le conté lo que me había dicho mi mamá y dijo que cuando me fuera a dejar a mi casa resolvería el asunto... yo sabía que él quería su mamada vespertina, me metí debajo de su escritorio y le saqué la pija, me la metí hasta la garganta, lo mamaba con ganas, para tener 55 años todavía se le paraba muy rico…
MAMÁ: ¡Perdón que venga sin avisar pero quiero que hablemos de la nena!
Se me atragantó la verga del susto y a mi tío le temblaba la voz, a pesar del peligro o justamente por eso, me tragué su poronga en silencio.
TÍO MARIO: Pasa, Regina, siéntate por favor.
MAMÁ: ¿Y la nena?
TÍO MARIO: Pues… vino a renunciar por orden tuya y se fue temprano.
MAMÁ: Dime la verdad, Mario ¿Qué está pasando entre ustedes dos? Lucrecia tiene trece años, es una mocosa… no es posible que gane más que yo.
TÍO MARIO: Si eso es lo que te molesta… le bajo el sueldo.
MAMÁ: No me creas una idiota… es cierto que el sueldo nos ayuda… pero…
TÍO MARIO: ¿… pero? Dime Regis ¿Qué te molesta?
MAMÁ: No me llames así… tu sabes bien lo que me molesta…
TÍO MARIO: ¿… estás celosa de tu propia hija?
MAMÁ: ¡Sí!... me mantengo con un carácter insoportable que ni yo misma me aguanto… no soporto tus desprecios…
TÍO MARIO: Ya hablamos de eso…
MAMÁ: Pero yo quiero seguir hablando… yo creí que cuando habías emborrachado a mi marido… lo tomé como una señal… por eso llegué a tu habitación a regalarme… ¿Sabes lo que me costó volver a desnudarme para ti… yo quería que me cogieras como antes… pero me obligaste a vestirme, me sacaste con violencia de tu habitación… ¡Me humillaste!
TÍO MARIO: Ya te dije que yo sería incapaz de hacerle eso a mi hermano.
MAMÁ: ¿Pero no te importa hacerlo con su hija?
TÍO MARIO: Estás delirando ¡Es mejor que te vayas!
Y justo en ese momento me inundó la boca de grumos. Mi mamá se levantó ofendida, yo estaba con la boca abierta sabiendo su secreto, mi tío me dijo que lo mejor era que no nos viéramos por un tiempo, me dio $ 2000 y me dijo que si necesitaba más que lo llamara, me fue a dejar a mi casa y no sabía la que me esperaba.
Cuando llegué oí gritos de mis papás, mi mamá me echó la culpa de todas sus desgracias… bueno nos dijimos tantas cosas feas… el caso es que mis papás se divorciaron, yo me quedé a vivir con mi papá y así recuperé mi trabajo… ahora sí iba a ahorrar.
Se acercaba mi cumpleaños número 14 y mi tío Mario me prometió hacer una fiesta en la finca. Por otro lado la herrería iba tan bien que mi papá me dijo que ya le faltaba poco para enganchar una casita, que alegría, y mi tío Chato puso su empresa tecnológica y tenía mucha clientela… solo de mi mamá no sabía nada.
Me decían mis amigas que yo era muy rara, que no le hacía caso ni a los mejores papacitos de la escuela, que solo me habían visto una vez enamorada de mi ex y ni siquiera tanto porque no me importó que cortáramos. Tenían razón, no me había enamorado, solo me gustaba pero ¿amor? Bueno, ya llegaría… de momento mi papá me había abierto una cuenta de ahorros que ya llegaba a los ¡$ 50000! ¿Cómo lo hice? Eso se los cuento luego, antes les voy a contar el patético caso de mi amiguita.
Resulta que Irma al ver como yo ahorraba tanto dinero, se aplicó y le empezó a pedir más dinero a su tío, yo le dije que abriera una cuenta de ahorros y me dijo que cómo iba a justificar tanto dinero en su casa, que prefería tenerlo bajo el colchón, en poco tiempo casi iguala mis ingresos, yo le preguntaba que cómo hacía y me dijo que la acompañara a la casa de su tío.
En el camino le advertí que yo no iba a coger con su tío ni por todo el oro del mundo, le extrañó y le dije que una cosa era acostarme con los hombres que me gustaban y mantenían y otra era convertirme en prostituta, ella solo levantó los hombros, llegamos a la casa del tío, era un viejo escuálido igual que ella, me contó que era albañil ¿De dónde sacaba Irma tanto dinero con un tío albañil? Habían tres viejos apestosos, esperando a Irma, la muchachita de trece años… el muy cabrón vendía a su sobrina y le daba la mitad, el viejo trató de convencerme que yo hiciera lo mismo y quise salir corriendo:
TÍO ESCÚALIDO: ¿A dónde vas muchachita? Irma, dile que si se va no hay negocio para ti.
IRMA: Por favor, amiga, quédate, te juro que ellos no te van a hacer nada y si lo intentan gritas, esta zona es muy poblada y mucha gente vendría en tu auxilio.
YO: Está bien, lo haré por ti.
TÍO ESCUÁLIDO: Bueno, vamos al catre y encuérate Irma.
Me daba tristeza ver como mi amiga se iba quitando la ropa, sus grandes chichotas se veían relucientes, pero su traserito desnalgado daba tristeza y con lentes se veía fatal… los tres viejos se jalaban sus vergas llenas de pelos canosos, todos apestaban a ron, pero a ron de varios días, ese que se fermenta en la boca y les huele a excusado, los tres viejos sacaron Q100.00 cada uno y se los dieron al tío escuálido, todos se pusieron condones… era un cuadro esperpéntico.
VIEJO: Ponte ahí con las patas abiertas que te voy a dar la culiada de tu vida, patoja cerota.
No importa la edad que tengan, todos los hombres se sienten los más grandes sementales… si supieran lo que una piensa de ellos…
VIEJO: Ya vas a ver cómo te voy hacer ver estrellitas.
IRMA: …ayyyyy… así, así Don Jacinto, que rico me chima, deme verga papito rico, métame toda su vergota, así, cójase a esta putita de trece años que le encanta que se la chimen por la pusa, más, más, más fuerte, ay que rico, más, más duro, si papito, que rico, más, así, así…
VIEJO I: Que rica estás, patoja cabrona, tienes una pusita de niña, bien apretadita, que rico, así mamita, mueve ese culito, así, así, me vengo ya, yaaa, que riiiiicooooooo.
Y no duró ni cinco minutos, el viejo le sacó su asquerosa verga, se vistió sin limpiarse, se tomó un trago y se fue, Irma se lavó la cuca en una palangana con agua, me daba asco ver esa imagen.
El viejo desdentado le dijo al escuálido que se la quería meter por el culo, le cobró Q25.00 más. El más viejo y panzón se acostó boca arriba, Irma se metió la verga y el viejo desdentado se la cogió por el culo. Era la cosa más denigrante que había visto en mi vida, el cuerpecito de mi amiga ni siquiera se veía, estaba aplastado por dos ancianos asquerosos, Irma les decía lo rico que sentía, yo sabía que lo hacía para que los viejos acabaran pronto, y así ocurrió, casi vomito cuando el viejo le sacó la verga del culo… venía llena de mierda ¡Qué asco! Todo me parecía Dantesco, pero lo que vino a continuación no lo podía imaginar ni en mis más sucios pensamientos, el desdentado sacó otro billete de Q50.00 y se lo dio al escuálido, Irma se hincó y le bañó la boca de orina, mi amiguita trataba de tragarse semejante inmundicia pero le salía por sus comisuras y la dejó inundada de su hediondos meados, los viejos se vistieron y se fueron, yo creí que ahí había terminado el tormento… Irma tenía todo el cuerpo sudoroso y bañado de meados, se volvió a lavar y se vistió, su tío le puso una máscara de luchador, le pregunté para que era y me dijo que para que los patojos no la reconocieran en la calle, el tío la llevo a una silla, la sentó y entró un muchacho como de doce años, le pagó $ 10 al escuálido e Irma lo empezó a mamar, como pude me escapé y al salir había una cola como de diez patojos esperando su mamada. No pude evitar llorar de la tristeza, la degeneración humana no tenía límites.
Como tenía mucho dinero me compre un teléfono celular, recibí una llamada de mi tío Chato, me citó el sábado en el Parque Central cerca de Catedral y me llevó en su carro nuevo a casa de Rosita, como yo le había dicho que quería repetir ese trío pues ni modo que me echara para atrás
Desde el cumpleaños de mi tío que no veía a Rosita, tenía una casa lujosísima, por algo era arquitecta, yo soñaba con parecerme a ella cuando fuera grande, me recibió con un beso en la boca, nunca ninguna mujer lo había hecho y yo creí que no me gustaba pero me encantó.
Tomamos vino, nunca lo había hecho pero estaba rico, solo que a la tercera copa ya estaba mareada, Rosita me dijo que lamentaba mucho el divorcio de mis padres y que me quería ayudar, me dio un sobre y dijo que lo abriera en mi casa, mi tío Chato sacó otro y me dio las mismas instrucciones, les agradecí mucho lo que hacían por mí.
Se pararon y se besaron, Rosita estiró la mano pidiendo que me acercara y por primera vez en mi vida sentí un beso a tres lenguas, fue delicioso, de ahí a la cama, entre metidas de mano, besos y caricias nos desnudamos los tres, mi tío Chato se paró en medio de la cama y Rosita le mamó la verga y yo le chupé su culo peludo, a los minutos tío Chato pidió cambio, ahora yo mamaba verga y Rosita culo peludo… luego fue Rosita la que se paró, mi tío se fue directo a sus nalgas y me volvió a tender la mano para que me hincara, ya sabía yo que los sobrecitos no iban a ser de gratis, pero para ser sincera lo hubiera hecho aún sin sobrecitos… me hinqué y por primera vez en mi vida me dispuse a mamar panocha, yo creí que me iba dar asco, pero me calentaba oír sus gemidos de placer cada vez que le chupaba su pusita, los cambios se sucedieron cada vez que quien era mamado(a) lo solicitaba… estaba visto que esa vez iba a ser de muchas primeras veces.
Mi tío le chupaba la concha a Rosita, yo la verga a mi tío y Rosita me mamaba a mí, así nos fuimos probando los sexos de todos, lo que más me gustó fue que Rosita me bañó la boca con sus jugos, no sabía que yo era tan buena mamadora del cucas… mi tío nos cogió a las dos mientras entre nosotras nos mamábamos las tetas…
ROSITA: Ven, mi niña, quiero que me chupes la pusa mientras Chato me chima el culo… así, ayyyy, méteme toda esa vergota cabrón, reviéntame el culo, párteme en dos, hijo de puta… y tu putita méteme tres dedos… así… más… méteme cuatro… ay… no importa que grite, méteme la mano si puedes…
Por más que lo intenté no pude, mi tío estaba curioso y le sacó la verga del culo.
TÍO CHATO: Prueba ahora, trata de meterle todos los dedos… ¿te duele Rosita?
ROSITA: Siento delicioso… trata de meter tu manita… ayyyy…. Sigue tratando… sé que me va a entrar toda… ayyy… ya entró… métela y sácala… puta, que rico… hazme mierda… ven, Chato, te quiero mamar la píja… aj… que jico…
YO: ¿Te gusta así, Rosita?
ROSITA: Sí putita… sácame la mierda si puedes… más… más… yaaa… me vengo… me veeeeengooooo… puuuutaaaaaaa, queeee riiicooo… yaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa.
Y era cierto, la punta de mis dedos salieron llenos de caca, me fui a lavar, me encantaba ser el juguete sexual de mi prima y de mi tío, cuando salí del baño, vi el cuadro más sorprendente que había visto en mi vida, Rosita se estaba cogiendo a mi tío en cuatro, con una vergota negra amarrada a su cintura…
ROSITA: ¿Te gusta?... Dime hueco de mierda que te gusta que te reviente el culo, dime puta cabrona… dime que te gusta… te voy a coger ese culo peludo hasta que chilles, Chata, hija de puta… y tú que haces ahí con la boca abierta, ven y lámele los huevos a esta marica hija de puta… ¿Te gusta, mierda?
TÍO CHATO: Me encanta, papito, méteme toda esa vergota hasta adentro, hazme tuya, hazme tu mujer, tu puta de mierda… ay que rica chimada me estás dando, así… ayyyy… me duele, pero me gusta… me voy a venir… sigue mamándome la verga Lucrecia, hasta adentro, dame verga papito yaaaaaaaaaaaaaaaa… nunca había sentido tanto placer, par de cerotas.
Ahora era mi turno, ¿Qué me harían? ¿Qué aprendería con este par de degenerados deliciosos?
TÍO CHATO: Hagan la tijera mientras me paseo viéndolas.
Por fin iba a saber que era la tijera.
ROSITA: Abre bien las piernas nenita, así mi amor, vas a ver lo rico que vamos a sentir.
Y puso su cuca sobre la mía y comenzó a frotármela, jamás imaginé que se pudiera gozar tanto entre mujeres, tal parecía que nuestras pusas (como dice mi prima) echaran fuego la una a la otra, estábamos empapadas, yo sentí los jugos de las dos recorrer hasta mi culo, que rico era esto, mi prima me agarró de una pierna y se frotó con fuerza, entre gritos y pujidos acabamos las dos al mismo tiempo, yo sentía como si fuera semen pegajoso entre mis piernas, me quise ir a limpiar pero no me dejaron, también aprendí que el olor a sexo nos excitaba…
El momento más rico de la noche fue cuando Rosita se acostó boca arriba con su verga negra a la cintura, me sentó encima de ella, al principio me lastimaba… ella dejó que la cabalgara, hasta que me senté totalmente en ella y pude sentir los pelitos de su raja en mis nalguitas, era seña que me la había tragado toda, mi prima me apretaba los pezones con furia, me dolía pero no quería que parara, mi tío se puso atrás de mí y me la dejó ir de un solo envión, los ojos se me pusieron en blanco y empecé a pujar como la puta que no quería ser, pero pujaba y me encantaba estar llena por mis dos hoyos sexuales, fueron tantas las arremetidas de vergas que solté un grito ronco de leona recién parida, cuando me vino el orgasmo más intenso que había probado en mi vida…y solo tenía trece años…
Al llegar a mi casa lo primero que hice fue abrir mis sobres, el tío Chato, saber con qué esfuerzos me había regalado $ 750 pero el otro sobre estaba bien gordo, habían $ 3000 no lo podía creer entre mis tíos Mario y Chato, mi prima Rosita y lo poquito que me daba mi papá fui haciendo mi enorme fortuna.
Con el tío Mario seguíamos nuestra rutina de coger tres veces por semana con mi respectivo regalo, con mi prima y mi otro tío se volvió costumbre cogernos los sábados y cada vez me daban más dinero y mi papito que me daba · 100.00 al mes para mis buses y mis chucherías de la escuela, a pesar de eso no quería distraerme de los estudios, sabía que cuando tuviera la edad de mi prima, nadie me iba a dar tanto dinero.
Por las noches siempre cenaba con mi papá, le pregunté qué cuanto le faltaba para enganchar la casa, me dijo que le faltaban $ 15,000 lo besé y le mentí diciéndole que había ahorrado tres de mis sueldos en la clínica y que mañana mismo fuera a enganchar la casita, me abrazó con lágrimas en los ojos y me dijo que también me tenía una sorpresa.
Tocaron a la puerta y me presentó a una señora, ni guapa, ni fea, pero con una dulzura incomparable, me ganó inmediatamente, era la novia de mi papá, yo los abracé y los felicité, Elodia tenía tres hijos de su anterior matrimonio, dos varones de cinco y ocho años y una nena de tres, luego los conocí y nos caímos bien, al enganchar la casita, se vinieron a vivir con nosotros, ahora éramos seis en la familia.
Los domingos me juntaba con Irma a hacer las tareas de la escuela, y ahora con mayor razón, le quería presumir mi casa nueva, se la presenté al resto de la familia y nos fuimos a mi cuarto, le pregunté que cómo aguantaba coger con esos viejos apestosos y que encima la mearan, me contestó que para mí era fácil conseguir hombres de dinero, como era tan bonita, pero que ella se conformaba con esos viejos porque ni los jóvenes de nuestra edad le hacían caso, sentí una enorme compasión por ella.
Por fin mi tío Mario me dijo su tercera condición, yo me reí porque ya me había dado verga hasta por debajo de las orejas, pero igual lo escuché, quería ponerme un apartamentito cerca de su casa y que me fuera con él los fines de semana a la finca, que él hablaría con mi papá para que yo no tuviera problemas, ¿Qué patoja a mi edad no le gustaría vivir sola y con pisto? Pero por otro lado eso me alejaría del Tío Chato y de Rosita, él quería que fuera su juguete exclusivo pero de bajo de agua, hasta me prometió que si yo quería despediría a la sirvienta con todo y su hija, muy a mi pesar tuve que rechazar su oferta, él se puso muy triste, no soportaba el rechazo… y me dejó con la boca abierta cuando dijo que ME AMABA, que me parecía mucho a mi mamá… no sabía que decirle, y para que no creyera que lo rechazaba, le dije que me moría de ganas de verlo cómo se cogía a Liz y que si quería nos cogiera a las dos.
Preparó todo para ese fin de semana, llegamos a la finca… si aceptas todo esto será tuyo, le dije que lo pensaría… de lo que son capaces los hombres por un culito… por la noche despidió a la sirvienta y le dijo a Liz que se quedara para atendernos, Liz y su mamá eran indígenas de Totonicapán y me moría de la risa cuando hablaba español, porque en su tierra se hablaba quiché, y mi tío hablaba su idioma, pero como yo no, hablábamos en español:
TIO MARIO: ¿Te bañaste, Liz?
LIZ: No me ves mi pelo todo mojado pue, tócame la trenza…
TÍO MARIO: ¿Te lavaste bien el numerito?
LIZ: Simón, así como ti gusta ¿Ti sirvo un tu guiskey, dotor?
TÍO MARIOS: No, mejor andá a preparar la cama.
LIZ: Vos me quirés pisar el cul.
YO: ¿Qué dijo?
TÍO MARIO: Que la quiero coger por el culo. Bien, vamos a la habitación… desnudate Liz…
LIZ: ¡¿Aquí delante de la niña Luscrescia?!... me va a ver mi cucaracha toda peluda… me das vergüenzas.
YO: No tengas pena Liz, si querés yo también me desnudo.
LIZ: Va, ta gueno, al dotor sí lo en mirujiado el pelotas pero a vos no.
YO: Vení, desnudemos a mi tío.
LIZ: Pero ¿cómo así? Vos sos su sobrina, vas a dejar que ti mita el huevo también, eso es pecado, son de las misma sangres.
YO: ¿En tu familia no se cogen entre ustedes?
LIZ: Sí, pero dice el cura que es porque somos ignorantes, que eso lo castiga Diosito.
TIÓ MARIO: Ya déjate de hablar babosadas y acostate.
YO: Yo los quiero ver primero, tío.
LIZ: Put, te vas a qurdar a ver cómo me pisa tu tío, te va salir escúpelo, niña, ándate a rizar un tu ave maría o un tu padre nuestro
Yo me moría de la risa, esta Liz me divertía mucho, y mi tío estaba muy caliente de tener a dos menores de edad para él solito, Liz le mamaba la pija con mucho esmero, le chupaba las bolas, se metió los dos huevos a la boca, era trompuda la Liz, luego se la cogió, pero ella solo se tapaba la cara de la vergüenza, no se movía, solo se dejaba hacer, tenía muy bonito cuerpo, pero lo que más me llamó la atención fueron sus grandes chiches, las tenía más grandes que Irma… cualquiera se estuviera masturbando al ver ese cuadro, pero no estaba caliente, la situación me divertía, ver el culito peludo de mi tío penetrandola me daba risa.
TÍO MARIO: Ven amor… únete a la fiesta…
LIZ: ¡Qué! ¿Cómo le vas a hacer, si solo tienes un huevo?
TÍO Mario: Hay variantes Liz, quiero que Lucky se siente en tu cara y vos le chupas su vaginita.
LIZ: ¡No, dotor! Eso es cochino, si hago eso me huir de jeta al infierno, mujer con mujer no se vale, solo hombre con mujer.
YO: No, Liz, te voy a enseñar cómo se hace, deme permiso tío, le voy a chupar su cosita para que sienta lo rico que es… ¿Te gusta?... ¿Te gusta cómo chupo tu clítoris?
LIZ: ¿Mi qué?
TÍO MARIO: Tu gallito.
LIZ: Ah, dale pues niña, se siente sabroso… huy mi falta el aigre… casi miahogo… huy que ric…
YO: Ahora vas a sentir rico aquí…
LIZ: Esta bien sabrosa tu lengua en mi culo… eso sí mi lo hace rico el doctor, pero vos también lo haces bie ric…
YO: ¿… y aquí te gusta?
LIZ: Seguí niña, que rico me chupás todo mi chichorio.
Así inicié a Liz en los placeres de Lesbos, mi tío se la volvió a coger, yo me senté sobre su cara y ella por fin aprendió a mamarme la cuca, mi tío nos puso a hacer un 69 de ladito y nos cogía por las cucas y por los culos, alternativamente, en eso se abrió la puerta y vimos a la mamá de Liz, era el karma, mi tío me había encontrado en un trío y ahora él enfrentaba la misma situación, la señora pegó de gritos, nos insultó, le dijo a su jefe que le pagara su tiempo, mi tío le dio una cantidad generosa y su mamá sacó de las greñas a Liz completamente desnuda.
TÍO MARIO: Qué lástima, llevaban mucho tiempo trabajando para mí, pero lo que más lamento es perderme la oportunidad de tener a dos culitos jóvenes para mí solito.
No sé por qué, pero pensé en Irma…

Escrito por:  Bárbara Kaamla
Read More

© 2011 El Poeta Gabriel: Cuentos, relatos y poesía, AllRightsReserved.

Designed by El Poeta Gabriel