Blog de poesía, cuentos, relatos, humor rojo, terror, amor, romance y más de la literatura anónima encontrada en Internet.

Mostrando entradas con la etiqueta Historia. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Historia. Mostrar todas las entradas

lunes, 8 de marzo de 2021

Frida Kahlo, el ”ícono”referente del feminismo

En fin, la hipocresía se titulaba este texto tan interesante que muestra otra mirada hacia la artista mexicana... Frida Kahlo, el ”ícono”referente del feminismo, junto a su pareja tóxica a la cual idolatró y amó con todo su ser, siendo humillada una y otra vez hasta el cansancio. 
En el día de la mujer, celebramos la lucha feminista, pero también lo hacemos desde la crítica, compartiendo este texto que encontramos en Facebook y habla de la relación amorosa entre Frida Kahlo y Diego Rivera.
Feliz día de la mujer a aquellas que buscan igualdad, justicia y verdad, no desde el fanatismo, sino desde la racionalidad y el pensamiento libre y crítico. La ignorancia, solo las hará esclavas sin saberlo.

Frida Kahlo, el ”ícono”referente del feminismo

Frida Kahlo, el ”ícono”referente del feminismo

Hoy en día Frida Kahlo es el ”ícono”referente del feminismo, representa la fuerza y la liberación femenina. Es el ideal que desean conseguir las mujeres que la idolatran. Usan sus frases como estandarte y estilo de vida. Pero nadie conoce a su marido, Diego Rivera. Lo que hace la ignorancia...    

El cual la engañó innumerables veces incluso con la hermana de Frida. Pese a todo esto ella siguió obsesionada con él hasta el día de su muerte. Lo idolatró y lo nombró "su Dios". 

Aunque sufrió mucho por él, ella volvía arrastrada a sus brazos. Una imagen totalmente contraria a el imaginario colectivo de las feministas actuales.                              

Frida Kahlo fue una mujer completamente dependiente emocionalmente de un hombre. Que soportó humillaciones, engaños y todo tipo de situaciones que nadie soportaría jamás. 

No fue una mujer libre, no era feliz sin él, les aconsejo ilustrarse, leer... En fin tantas cosas a la mano hoy.

Frida Kahlo fue, hasta el día de su muerte,y por voluntad propia... ESCLAVA DE UN HOMBRE NARCISISTA.

Read More

lunes, 11 de enero de 2021

¿Cuál es el origen de la expresión "Agarrate Catalina"?

Cuántas veces habrás escuchado esta expresión en Argentina y Uruguay y no sabías qué significaba... O tal vez sí conocías su significado, pero no la historia trágica que hay detrás de esta frase...

Curiosamente, la encontré en Facebook y me pareció realmente muy interesante, así que la comparto con mis lectores, porque un poco de cultura popular nunca viene mal, y más aún en un blog de literatura, o que pretende serlo.

Antes de contarles el origen de "Agarrate Catalina" quiero agradecer una vez más a todos por la cantidad de visitas al blog, da gusto compartir historias, poemas, cuentos, poemas, poesías y biografías de escritores, ya que el feedback es muy positivo.

Cuando vean algo que les interese, no olviden compartir y comentar, así puedo seguir viendo qué es lo preferido por mis lectores y qué cosas tengo que subir más seguido en este nuevo año 2021.

Ahora sí, los dejo con la verdadera historia de la expresión rioplatense "Agarrate Catalina". 

¿Cuál es el origen de la expresión "Agarrate Catalina"?

GINA LOLLOBRÍGIDA en el film “Trapecio” - Año 1956

“AGARRATE, CATALINA!”

Catalina era una trapecista argentina que trabajaba en los circos porteños, en la década de 1940.

Venía de una familia de trapecistas. Su madre, su abuela y su bisabuela habían practicado la misma disciplina. El destino de las tres también fue el mismo, y trágico: todas murieron por accidentes en el trapecio.

Los espectadores que se prestaban a ver a Catalina, por su parte, conocían muy bien esta historia. Y antes de cada presentación, gritaban una advertencia que se iba a convertir en un dicho popular.

Antes de que comenzara sus acrobacias, le decían a la joven trapecista: "¡Agarráte, Catalina!".

Después, la frase se generalizó y hoy se sigue usando para prevenir a quien está a punto de enfrentar una situación extrema.

Fuente de la infromación: Facebook

Foto: GINA LOLLOBRÍGIDA en el film “Trapecio” - Año 1956

Read More

Cuento de charrúas

Sabes manejar el arco y la flecha, puedes cazar y defenderte de los peligros de la pradera y el monte. Tienes todas las virtudes para convertirte en un guerrero, mas, para llegar a ser un guerrero charrúa hay que cumplir una misión ancestral de nuestra gran familia. Es una tarea que requiere vuestra astucia, valentía, entusiasmo y sobretodo vuestra honestidad... hay que encontrar el ave que nuestros grandes caciques han encontrado; caciques que han dejado su vida defendiendo nuestra gran familia.

Es el ave que une nuestro espíritu, nos da la confianza necesaria para la vida en comunidad, es el ave de la verdad...tienes que encontrar al tero azul.

Así terminaban las palabras del viejo cacique de la tribu hacia un joven arquero charrúa.
El joven salió muy feliz en busca de su destino de honor como guerrero charrúa, en busca de la extraña ave que habitaba el campo, el monte o los bañados del territorio, había pues, que ser muy observador, cauteloso y tener mucha paciencia.

En el primer día de búsqueda recorrió mucho territorio por la pradera, bandeó ríos y arroyos, comió la poca comida que traía y bebió muy poco por el gran deseo que poseía de encontrar al tero azul.
Por la noche no descansó, pues el ave podía ser nocturna y había que encontrarla, sorteó peligros como el jaguareté y el puma. Con ayuda de sus espíritus buscó hasta la salida del sol, hasta caer rendido por el cansancio.

Cuando el fuerte sol lo despertó para continuar la búsqueda sintió que sus fuerzas no eran las mismas que al principio, recordó las palabras del cacique y salió nuevamente al encuentro del tero azul; durante ese día 28 buscó muy poco no encontrando nada sobre la pradera, solamente algo para alimentarse, un poco de agua fresca y un refugio para la noche.
–¿Estoy buscando correctamente? ¿Qué paisajes recorrerá esta extraña ave? –Se preguntó para sí una y otra vez. Así, al amanecer comenzó a recorrer todas las sierras de la zona y para su descontento no encontró nada.

Los días siguientes, siguió los cursos de los ríos hasta el Paraná Guazú, soportó la fuerte lluvia y el ardiente sol del mediodía y no pudo encontrar al tero azul.
Por último llegó a la zona de los grandes bañados donde tribus amigas lo ayudaron a buscar, pero todo ello aumentó su sentimiento de fracaso, pues el tero azul allí no estaba. Tras este inmenso dolor, el joven charrúa busco respuestas en los espíritus ancestrales y no las encontró. Pensó en la posibilidad de no regresar a su toldería porque su orgullo se había derrumbado. El regresar y no decir la verdad violaba el gran valor que la palabra tenía en su tribu y nunca pensó en hacerlo, así, movido por una fuerza interior comenzó su regreso, quizás en un futuro cercano, con un poco más de fortuna, el destino le permitiría observar al ave que puso en peligro su honor, e intentar nuevamente convertirse en un prestigioso guerrero charrúa.

Llegó a su hogar y allí estaban todos para recibirlo, un poco más adelantado: el cacique. Ambos se enfrentaron y se miraron a los ojos, el joven sólo dice:
–He fallado, no encontré al tero azul y no me convertiré en guerrero.
El cacique conmovido por su franqueza le entrega un arco especialmente preparado para él, le informa que nunca encontraría al tero azul, pero que aquellas causas que lo han llevado a la búsqueda del ave, más su honestidad, lo han convertido en guerrero charrúa.

Cuento de charrúas. Escritor : Gustavo Dotta - escritor y descendiente Charrúa

Cuento de charrúas


Read More

La primera escritora afroamericana en publicar un libro en los Estados Unidos

En tiempos donde en Estados Unidos se ha visto inmerso en una lucha racista reavivada por sectores de la extrema derecha, es bueno recordar estas bellas historias motivadoras, de personas que, pese a ser discriminadas, pese al racismo y la intolerancia, lograron romper las barreras y llegar a lugares donde se pensaba imposible que pudieran llegar, debido simplemente a su color de piel.

Es el caso de Phillis Wheatley, la primera escritora afroamericana en publicar un libro en los Estados Unidos. Aquí te cuento su historia, de una publicación que encontré en Facebook y me pareció excelente para compartir.

Ahora que Trump se va del poder, esperamos que ese discurso del odio y racista, también pierda fuerzas de a poco en los Estados Unidos.

Phillis Wheatley, fue la primera escritora afroamericana en publicar un libro en los Estados Unidos

La primera escritora afroamericana en publicar un libro en los Estados Unidos

Phillis Wheatley (1754-1784)

“Fue llamada Phillips, porque así se llamaba el barco que la trajo, y Wheatley, que era el nombre del mercader que la compró. Había nacido en Senegal. En Boston, los negreros la pusieron en venta:
-¡Tiene siete años! ¡Será una buena yegua!
Fue palpada, desnuda, por muchas manos.
A los trece años, ya escribía poemas en una lengua que no era la suya. Nadie creía que ella fuera la autora. A los veinte años, Phillips fue interrogada por un tribunal de dieciocho ilustrados caballeros con toga y peluca.

Tuvo que recitar textos de Virgilio y Milton y algunos pasajes de la Biblia, y también tuvo que jurar que los poemas que había escrito no eran plagiados. Desde una silla, rindió su largo examen, hasta que el tribunal la aceptó: era mujer, era negra, era esclava, pero era poeta.”

Phillis Wheatley, fue la primera escritora negra en publicar un libro en los Estados Unidos.
Read More

Quién fue Ana Monterroso?

Esposa, madre y heroína ejemplar...

El suegro no la aceptaba como la “esposa” de su hijo. Por eso, ella se casó por poder en la “Capilla de la Florida”.

La boda no aseguró la soñada “vida conyugal” que "enamorada" tanto añorara.

Casi de inmediato debió partir siguiendo el destino militar de su esposo.

Talvés maldijo las “boleadoras” que derribaron el caballo de su hombre, que con coraje increíble atacó una partida enemiga cayendo así prisionero.

Ya encontrándose a bordo de un navío, una noche se reencontró con él, en la condición de prisionero y lastimosamente engrillado.

Siguiendo el destino del "oriental", con él, parte conviviendo tres largos años en la Isla das Cobras, de tal forma que parece una prisionera más.

Pasado el tiempo, se alegró cuando el “marido” deshecha el ofrecimiento de recuperar la “libertad” con la condición de viajar a Norteamérica y permanecer en aquel lugar durante largos años antes de regresar a la tierra natal.

La intimidad de la pareja dio lugar a que ella, le diera la alegría de hacerlo padre por primera vez.

El embarazo transcurrió dentro de lo esperado.

Llegado el tiempo de dar a luz, el Príncipe Regente del Brasil se ofreció para ser padrino de bautismo de la criatura que nació lejos de la patria.

El bautizo tuvo lugar en la capilla imperial, siendo el Conde de Viana quien representó en aquel acto al Príncipe Regente.

Estando prisionero él, trajeron a la vida dos hijos más que alegraron sus tristes días.

Todo lo dicho parece abarcar un extenso período de tiempo. Pero no es así, se trata de un breve lapso de cuatro años en la intrigante vida de la mujer.

Pero todo tiene un inicio, al menos para los acontecimientos que voy a relatar. Me remito para eso a lo expresado por Isidoro De María, viejo narrador, que manifiesta que "el padre de Lavalleja era opuesto al enlace de su hijo con Ana Monterroso, por aversión a los Monterroso, porque eran patriotas o insurgentes, según la clasificación de los godos”.

A causa de esa circunstancia, -añade el cronista, -se efectuó el desposorio en Florida, casándose Ana Micaela Monterroso y Bermúdez con Don Juan Antonio Lavalleja por poder, representándolo Don Fructuoso Rivera, de quien más tarde fue “compadre".

El sacramento tuvo lugar el el 21 de octubre de 1817 siendo bendecido por el Cura Vicario Franco Rafael Oubiña. Siendo testigos de la boda el Mayor Felipe Duarte y el capitán Ramón Mansilla.

Y si bien suele decirse que rara vez, habríase visto nupcia parroquial, tan sola, con consorte de encargo y familias desavenidas, este acontecimiento marca el inicio del relato de hoy.

Por un lado, la “dama” en cuestión logró superar la postura de su suegro conviertiéndose en esposa del futuro jefe de la Agraciada. Y por otro, lo acompañaría siempre en sus sentimientos patrióticos y por la condición de “señora de...” que acababa de asumir.

Ana Monterroso, lucía una fisonomía opulenta con rasgos de notoria energía. Elegida para el amor, lo fue resueltamente en el riesgo y la abnegación, manteniendo erguida su frente y elevando el alma al nivel de los peligros más inesperados.

Tenía la facultad de amar como la de reinar entre los suyos, unas veces con frenesí pasional y otras con lo que el sentido moral y la inteligencia ponen de firme en el corazón femenino.

Como esposa impulsaba a su marido a huir de los hábitos modestos que le caracterizaban, recomendándole: "¡Date corte, Juan Antonio. No te quedes atrás!".

Sobre ella dijo Benjamín Poucel, connotado ganadero francés y autor del sugestivo libro "Les otages de Durazno", refiere, -el año de 1864,- que "esta señora, Madame Lavalleja, está dotada de una gran inteligencia y de notable capacidad. Ha seguido en todas sus faces, -añade,- la larga carrera de aventuras que llevaron a su esposo al grado militar, etc".

El primer percance del hogar sobrevino cinco meses después del enlace en la Florida, esto es, en marzo de 1818, Artigas dispuso que el intrépido esposo se trasladara "al rincón de los Laureles y el Daymán (departamento de Salto), a tomar el mando de la vanguardia contra las fuerzas portuguesas. Allá fué, seguido de la esposa y ocurrió entonces el suceso perturbador de la unión conyugal.

Ana Monterroso se encontraba en el campamento de Purificación cuando su esposo cayó prisionero. Artigas había dado la orden de que todas las mujeres pasaran a Concepción del Uruguay “Arroyo de la China”, ante el peligro de que los portugueses llegaran.

Fue entonces que el marido de Ana cayó prisionero de los portugueses en 1818. Todo debido a su propia imprudencia de cargar con poco más de una decena de hombres a una guardia enemiga que descubre en puntas del Valentín sin percatarse de que en el bajo del arroyo estaba el resto del escuadrón portugués.

Ramón de Cáceres, al escribir las Memorias nos dice cayó “él solito, pues habiendo ido á reconocer el lugar en que habían campado los Portugueses sobre la Costa de Balentín, se le antojó atropellar una Guardia, con una docena de hombres que le acornpañaban, y cortado por un piquete de Caballería enemiga que estaba en un bajo, en su retirada con las “boleadoras” que llevaba él mismo, se voleó su caballo, y lo tomaron prisionero".

Tal como lo sostuve inicialmente, doña Ana sufrió al enterarse de la noticia y de la mala suerte de su esposo, al caer del caballo que se había enredado con las boleadoras que él mismo usara.

Pero no todo estaba perdido, ella presintió que iba a reencontrarse con él. No había pasado aún medio año desde que el Cura Vicario Oubiña los había casado en la Capilla de la Florida.

Y no se equivocaba. Los enemigos respetaron la vida, del hombre pero no sus prendas. Lo despojaron de las espuelas y ropa. No lo conocieron. Le interrogaron para saber quién era, y él respondió: un oficial de Artigas.

Le preguntaron quién era el jefe de las fuerzas, y respondió que él mismo. Prosiguieron en su interrogatorio, queriendo saber quién era él, y respondió: Soy Lavalleja. Al oír su nombre, los enemigos se manifiestaron sorprendidos y dudaron si el hombre mentía.

Pronto el marido de Ana se encontró “atado” y fue conducido a pie, medio desnudo, al campo enemigo. Allí le esperaba otro martirio. En las noches lo mantenían en cepo de lazo, por motivos de seguridad.

Finalmente resolvieron conducirlo al cuartel general de Curado demorando 22 días en llegar. El flamante “esposo” fue conducido a pie por los enemigos y con las esposas bien aseguradas, temían que pudiera escapárseles. Llegaron al fin a su destino.

El general Curado lo recibió bien y lo retuvo en seguridad en su campamento, con la resolución de mandarlo por agua con otros prisioneros; pero recelando Curado que pudiese intentar evadirse, por la circunstancia de presentarse algunos desertores montando buenos caballos, sospechó que tuvieran la intención de facilitar la evasión del prisionero, dio orden de que se le tuviese con una barra de grillos.

El destino inicial fue Montevideo y finalmente la prisión en Río de Janeiro.

Ana solicitó y obtuvo el permiso de Artigas y del mando portugués para acompañar a su marido a Río de Janeiro, embarcando en la misma nave que lo llevó. El comandante portugués Sena Pereira se mostró amable con las damas.

Pedro Montero López recreó la escena, a bordo de la goleta “Oriental”. “…las señoras fueron alojadas con todas las comodidades… se consideró deber, mostrarse con el prisionero caballeresco y generoso, quitándole los hierros… quedó completa y agradablemente sorprendido y agradecido viéndose dentro del camarote de aquella embarcación y mirando aquellas dos señoras durmiendo tranquila y plácidamente, con toda decencia y decoro y que fueron despertadas de improviso por el mágico sonido de la voz del esposo y hermano, se precipitaron como pudieron sobre el feliz prisionero, que las recibió en brazos…”

El transporte hasta Río fue a bordo del “Reina de Portugal”. Para alegría de Ana, el capitán del buque decidió quitarle los grillos: pero la situación no quedó solo en eso, el oficial que cumplió la orden del capitán, se extralimitó y no solo se los quitó, sino que inmediatamente los arrojó al mar.

En Río de Janeiro se alojaron en Isla Das Cobras, pequeña extensión de tierra que se encuentra en el centro de la Bahía de Guanabara. En la entrada de la Bahía estaba la fortaleza de Santa Cruz y es allí donde se alojaron los prisioneros.

Como dije inicialmente, la intimidad de los esposos se respetó y fruto del amor que se tenían nació primero una niña. Entonces los recibió el Príncipe Regente de Portugal, Juan VI, en cuya capilla se bautizó la hija mayor de Lavalleja, que se llamó Rosaura, transcurría el lejano 13 de abril de 1819. Fueron sus padrinos el conde y condesa de Viana.

Por ese tiempo, Ana fue enterada por el marido de que le habían realizado un ofrecimiento para obtener la libertad a cambio de no regresar a la tierra natal. Para obtener la preciada libertad debía embarcarse a Norteamérica y comenzar allí un nueva vida. No era lo que él buscaba.

Y nuevamente, la compañía de la esposa lo fortaleció, ella muy segura, de que no era conveniente lo alentó a no aceptar. Y, cuando se insistió para que aceptara la propuesta garantizándole de que la estadía de la pareja en las tierras del Norte se aseguraba con un “sueldo” de Coronel que le pagaría la potencia imperial, estuvo con él, en la negación.

La segunda hija de Ana, se llamó Elvira, nació el 3 de junio de 1820 y fue bautizada en la Matriz de Río, siendo sus padrinos, Francisca Lavalleja y Manuel Menezes y Castello Branco, hijo del Conde de Viana.

Ya en el viaje de retorno a Montevideo, nació frente a isla de Lobos, Ana bendijo así -a su esposo- con el advenimiento del hijo varón al que llamaron Edigio Juan Pedro, quien se convirtió en el tercer vástago de los Lavalleja Monterroso.

Estimado lector, aunque extenso el texto, quizás algo cansador sirve para reconocer que Ana pudo convivir con su esposo en aquella isla lejana, y una vez que nacieron sus hijas se le admitió permanecer con su familia, dejando de lado la “leyenda negra” de malos tratos.

Ya por 1821 se encontraron nuevamente en suelo patrio, no sin antes recibir la gracia de Artigas, que envió a Francisco de los Santos a Río de Janeiro llevando los últimos patacones del Prócer para comprar la libertad que finalmente consiguieron.

Estos son solo cuatro años en la vida de Doña Ana.

Adjunto una imagen de la “esposa”, madre y heroína.

ana monterroso

Fuente : Facebook
Read More

Qué significa La Concha de la Lora?

La expresión "La concha de la lora" surgió a principios del siglo XX, siendo el nombre de un tango de Manuel O. Campoamor, sin letra.

Fue compuesto en 1901, cuando el tango era bailado en prostíbulos y locales nocturnos ; su título original era justamente: “La concha de la lora”.

Concha es un término del Río de la Plata que define o está asociado a la vulva. 

Se le decía “lora” a las prostitutas de una manera despectiva , en especial a las judías polacas que ejercieron la prostitución a principios del siglo XX tanto en Montevideo como en Buenos Aires. 

Aparentemente “lora” viene del francés, pues las “lorettes” eran las prostitutas que se encontraban en el camino a la Virgen de Loreto. De allí pasó al castellano llamando “loretas” a las prostitutas, y de allí, por cruce, “loras”.

El tango no superó la censura de la época, y para publicarse fue rebautizado como “La cara de la luna”. Cabe destacar que en esos años el tango no se cantaba, no tenía letra, y era una música que solamente se bailaba .

Campoamor fue un excelente ejecutante de piano, un hombre autoditacta en materia musical. 

Héctor Bates y Luis Bates —autores de la obra titulada La historia del tango (Buenos Aires, 1936)— recogen los recuerdos y aún los rezongos de Campoamor, en un reportaje que se realizó por Radio Stentor, el 18 de julio de 1934.

Campoamor era por entonces un señor de más bien baja estatura, de anteojos, con aire de serio oficinista.

Había aprendido telegrafía. Luego ingresó a la tienda Gath & Chaves a la sección contaduría, después de sucesivos ascensos llegó a ser secretario del directorio. Lo despidieron después de casi veinticinco años de servicio.

De su música dijo: «Mi primer tango “Sargento Cabral” lo escribí en 1899. Mejor dicho me lo escribieron, puesto que yo nunca supe música. Aprendí el piano de oído, primero con un dedo, luego con dos y poco tiempo después, sacaba algunas piezas con las dos manos... Dos amigos se encargaron de llevar al papel lo que yo tocaba en el piano».

«A los 19 años toqué en público en unos bailes de Carnaval. Me hice conocer, adquirí fama y entré a ser una persona muy solicitada y popular. Fue entonces que quise iniciar la grabación de discos criollos en la Argentina. Me llamaron y grabé “Sargento Cabral” a piano solo. Luego grabé acompañando a Gabino Ezeiza, a Higinio Cazón, a Linda Thelma y a otros que eran astros y estrellas de entonces».

“La concha de la lora” retrata la realidad social de la que la música y el baile del tango formaban parte y por la cual también se lo consideraba algo prohibido. 

Abrazados, el matón y la prostituta eran artistas, poetas del cuerpo y de la noche. 

El primer intento por hacer pasar el contundente título original por otra cosa en 1901 se llamó "La c...ara de la l...una " , con puntos suspensivos que el lector llenaría a su gusto, al que se le asoció una imagen de  luna quizás como alusión y testimonio

la concha de la lora
Read More

miércoles, 18 de noviembre de 2020

El Baile de los 41

El Baile de los 41

En el año 1901, en México, tuvo lugar el llamado Baile de los 41, una escandalosa fiesta gay que derivó en una redada policial que detuvo a todos sus participantes, entre los que se encontraba presuntamente el yerno del presidente Porfirio Díaz.

El 18 de noviembre de 1901, en Ciudad de México, ocurrió acaso el escándalo más resonante de los inicios del siglo XX, cuando durante la madrugada de ese día, en una vivienda de la actual calle Ezequiel Montes (por entonces calle de la Paz), se dio una redada policial que detuvo a 42 hombres de familias aristocráticas que bailaban entre sí.

Según las crónicas periodísticas de la época, entre los 42 caballeros detenidos, 19 vestían ropas de mujer, y un joven, identificado como "Bigotes Rizados", fue encontrado recostado en una recámara a la espera de algún compañero. Desde la prensa, el evento fue duramente criticado, incluso con burlas homofóbicas, y el periódico El Hijo del Ahuizote se refirió a los detenidos como "La aristocracia de Sodoma".

En otra publicación del momento, del diario El Popular, se señala que los detenidos "pretendieron huir para quitarse los vestidos del sexo contrario al suyo; pero al darse cuenta la policía que se trataba de algo grave, no dejó salir a ninguno de los 42″. Finalmente destaca que no se darían mayores detalles "por ser en sumo asquerosos".

Sobre el escándalo desatado por la noticia, corrió el rumor jamás confirmado de que entre los detenidos, particularmente los que estaban travestidos, se encontraba Ignacio de la Torre, yerno del presidente Porfirio Díaz, y esposo de su hija mayor y más consentida, Amada Díaz. Se cree que fue precisamente este nombre el que desapareció de la lista de los 42 detenidos.

Así, tras la eliminación de Ignacio de la Torre, el Baile de los 42 se transformó en el Baile de los 41, nombre con el que saltó a la historia y trascendió en la prensa local del momento. La Gaceta Callejera, tituló por entonces una edición especial que decía: "Los 41 maricones encontrados en un baile de la calle de La Paz".

Read More

lunes, 8 de junio de 2020

1984 - George Orwell

Permítaseme homenajear hoy este gran libro, uno de mis favoritos, 1984 de George Orwell. Seguramente también lo leyeron y me gustaría escuchar sus críticas u opiniones... Leerlas, mejor dicho.
Pueden escribir debajo de este texto que cuenta un poco sobre el libro y el escritor.
Como saben, este es un blog de literatura de todos los géneros y no pueden faltar los libros clásicos que todo el mundo debería leer. Para mi este está en ese ranking. ¿Cuáles otros crees que deberían estar y porque?
Comenta debajo, interactuemos, lectores.
No olviden compartir este enlace en este día tan especial para quienes aman este libro.
Muchas gracias por visitar este blog y seguir leyendo estos aportes históricos de literatura.

1984 - George Orwell

1984 - George Orwell

El 8 de junio del año 1949, se publicaba la novela política de ficción distópica «1984», obra del escritor y periodista británico Eric Arthur Blair, más conocido por el pseudónimo de George Orwell, editada poco tiempo antes de su fallecimiento.

Con esta novela, Orwell introdujo y popularizó el concepto de «Gran Hermano», una presencia vacua y vigilante que a partir de entonces pasó a formar parte del lenguaje crítico que analiza las técnicas de vigilancia social.

Son varios los analistas que identifican a la actual dinámica social con la sociedad orwelliana de «1984», en donde la información pública es continuamente manipulada para servir a una vigilancia generalizada que, a su vez, coopera con la represión política y social.

Antes que en «1984», elementos similares aparecieron en la novela Nosotros (1924), del escritor ruso Yevgueni Zamiatin, autor que inspiró a Orwell y es considerado como el fundador de la novela de ficción distópica moderna.

Sin embargo, la popularidad de «1984» llegó hasta el punto de instaurar el término «orwelliano» para referirse a un conjunto social u organizacional que reproduce conductas totalitarias y represivas.
Read More

jueves, 28 de mayo de 2020

El origen de la Tabla Ouija

Curiosamente, así como el 28 de mayo nació quien fuera el inventor de la guillotina, en esta misma fecha pero en el aó 1890 se patentaba otro invento de terror: la tabla ouija.
Te invito a conocer el origen de la tabla ouija que nos presenta History Channel, para conocer a fondo su historia. Alguna vez jugaste? Cuenta tu experiencia de terror en los comentarios.

El origen de la Tabla Ouija

El origen de la Tabla Ouija

El 28 de mayo del año 1890, Elijah Jefferson Bond, abogado e inventor estadounidense, patentaba la célebre Tabla Ouija, un tablero inscripto con el alfabeto y números del cero al nueve, empleado para el presunto contacto con espíritus.

Aunque los primeros registros del tablero se sitúan a mediados del siglo XIX, cuando la moda espiritista acaparó la atención de americanos y europeos, su origen es impreciso, hasta el punto de que algunos historiadores establecen sus primeros precursores en el Antiguo Egipto.

Desde entonces, han sido identificadas herramientas similares, aunque con distintos propósitos, en Grecia Antigua, el Imperio Romano o la China Antigua, hasta llegar al año 1853, cuando aparecieron las primeras planchetas modernas.

Para cuando Elijah Jefferson Bond solicitó la patente de la Tabla Ouija, que se le extendió efectivamente el 10 de febrero de 1891, el tablero estaba ampliamente difundido en todo el mundo.

La tabla, que incluye el alfabeto, los números y las palabras «sí» y «no», es comúnmente empleado para la presunta invocación de espíritus, que contestan a las preguntas de los mortales mediante un cursor que señala una respuesta, letra por letra.

Los picos históricos de venta de la Tabla Ouija, se registraron durante los periodos de mayor muerte violenta en la Tierra, en las dos Guerras Mundiales y la Guerra del Golfo, dato que evidencia la necesidad común entre la gente de contactar a los seres queridos, tras la muerte.
Read More

La Guillotina

Hoy les traigo un dato curioso, en el día en que nació quienes muchos creen fue el inventor de la guillotina... Resulta que es un mito, un dato histórico falso y History Channel nos revela que no fue así.
Lee el artículo completo para conocer más sobre la historia detrás de la guillotina y su no-inventor.
Si te gustó y te pareció interesante, no olvides compartir en tus redes sociales y seguirme en mi página de Facebook y Twitter para conocer más datos curiosos de este estilo.

La Guillotina

La Guillotina

El 28 de mayo del año 1738, nacía el doctor Joseph-Ignace Guillotin, médico y diputado francés comúnmente asociado, por el parecido de su apellido, con la invención de la guillotina, dispositivo mecánico para ejecutar personas que no inventó, aunque sí impulsó su uso en Francia.

El uso extendido del epónimo para mencionar a la guillotina, generó una enorme confusión y vinculó para siempre al doctor francés con el dispositivo de ejecución, a tal punto que algunos familiares de Guillotin solicitaron al gobierno francés que dejara de emplearse el nombre, aunque sin éxito alguno.

A partir de 1789, cuando comenzó a desempeñarse como diputado de París en la Asamblea Constituyente francesa, Guillotin propuso a la Asamblea Legislativa el uso de una máquina para decapitar, que desde entonces quedó asociada con su nombre, aunque existía y se usaba desde mucho tiempo antes.

Si bien impulsó su uso, Guillotin era contrario a la pena de muerte, pero creía que un método de ejecución más humano y menos doloroso debería ser el primer paso hacia una abolición total de la pena capital: “He visto la guillotina como un acto de humanidad y me he limitado a conseguir la forma de la cuchilla haciéndola oblicua para que pueda cortar limpiamente y conseguir su propósito.”
Read More

Más cuentos, poesías y relatos

© 2011 El Poeta Gabriel: Cuentos, relatos y poesía, AllRightsReserved.

Designed by El Poeta Gabriel