Blog de poesía, cuentos, relatos, humor rojo, terror, amor, romance y más de la literatura anónima encontrada en Internet.

lunes, 8 de abril de 2019

Cuento : Nunca pensé ser el amante

Desde que conocí a Kasandra me enamore de ella, la conocí en un bus, ella estaba sentada mirando hacia la ventana era muy hermosa toda una dama , usaba colores oscuros pero entonaban muy bien con su piel, era muy hermosa, ella volteo me miro y bajo su mirada tímidamente pero sé que también le guste..

A partir de esa día casi todos los días la veía, a la misma hora en el bus 7am todos los días tomabamos el mismo bus no hablabamos, hasta que intente hablarle aunque ella era muy tímida poco a poco se fue soltando y las conversaciones iban fluyendo con el pasar de los días, pero no eran muy largas ya que solo hablabamos en el bus, un día lleves dos cafés que habían comprado en la cafetería del paradero y le ofrecí uno ella lo acepto, ella era tan dulce amable y educada sus movimientos eran suaves, siempre olía a un perfume suave exquisito y su sonrisa era encantadora me cautivo, casi nunca hablaba de su vida privada, hasta que un día me atreví y fui mas aya, le dije que si podíamos ir a cenar saliendo de su Trabajo y ella acepto.

Me dijo que la esperara en un café conocido del centro y así fue, ahí nos encontramos hablamos y reímos mucho pero ya se había hecho tarde asi que ella debía de irse, en realidad ella no hablo mucho de su vida y familia como siempre pero la verdad eso era lo que menos me importaba la pasamos tan bien, quise acompañarla a su casa pero ella no quiso dijo que no me preocupe,que iría en taxi y así fue...

Al otro día como siempre estuve en el bus a la misma hora pero no me la cruce, así pasaba 1,2,3 5 días y hasta una semana que no supe nada de ella estaba muy preocupado ya que pensé que ese día en el taxi le había pasado algo, pensé que quizá tuvo un accidente o que le habían hecho daño, la verdad por mi mente pasaron mil cosas, pero...

Al otro día cuando subí al bus la vi, estaba ella al final del bus pero usaba gafas negras y tenia el cabello sobre el rostro, aun así pude reconocerla, me acerque y ella me dijo que me aleje, le dije que tienes ? Que te pasa? Estas bien? Ocurrió algo? Ella estaba en silencio...

Luego me miro y me dijo ya no podemos seguir hablando, soy casada disculpame por no habertelo dicho. lo siento...

Soy hombre pero sentí que mi corazón se partía en mil pedazos, la seguí escuchando pero por algún motivo en mi mente no estaba alejarme de ella , si estaba decepcionado pero en realidad ella y yo no eramos nada ni un beso nos habíamos dado , no tenia nada que reclamarle ...

Le toque el rostro y ella hizo un sonido como de queja, de dolor y le dije que te pasa? Y le quite los lentes y pude ver que tenia los ojos moreteados y el rostro golpeado, le pregunte que le había pasado? Si el taxista le hizo algo aquel día y dijo que no que fue su esposo.. Por ella haber llegado 2 horas tarde del trabajo...

Se que no soy nadie en su vida pero me llene de ira de que alguien pudiera golpearla y ella dijo que eso es muy común en ellos. Cuando ella desobedece algo que el dice o no tiene la comida a la hora o siquiera lo contradice el la golpea...

Le pregunte que porque no lo dejaba, me dijo que ellos tenían hijas 2 ambas niñas adoraban a su padre, ademas ella tenia un hijo que estaba en coma y aun mantenía la esperanza de que despierte , ademas el lo amenazaba de que si ella lo abandonaba el desconectaría a su hijo de las maquinas que lo mantenían con vida..

Me llene de mucho odio hacia el, solo quería conocerlo y hacerle pagar todo lo que le hacia a Kasandra...

Seguia viéndome con Kasandra pero no conocía su hogar, quería saber si ella decía la verdad o me mentía así que un día la seguí, vi a lo lejos que la recibía un hombre mayor que parecía su padre, no solo por la edad en realidad se parecía mucho a ella, el la jaloneaba y la hacia entrar a su casa , en eso vi a sus dos pequeñas que corrían abrazar a su papá.

Vi suficiente y me retire, averigüe el nombre de aquel hombre lo investigue porque quería saber donde trabajaba , cuando me entere de toda la verdad quede perplejo, aquel hombre era el padre de Kassandra así salia en sus registros, la madre presuntamente había muerto por suicidio, porque Kasandra me habrá mentido ella ? y sus hijos no era casada ? solo vivía con su padre..

Enfrente a Kasandra para que me dijera la verdad pero no estaba preparado para oir lo que ella me dijo...

Me dijo que no solo vivía con su padre sino que el la violaba desde que ella tenia 15 años y no solo eso, sino que fruto de ellos eran sus dos hijas y que aquel chico que estaba en coma no era su hijo sino su hermano menor, la madre de Kassandra y su hermano al enterarse de lo que había hecho se suicido y les dio de beber veneno a Kassandra y su hermana para morir todos, pero Kassandra sobrevivió sana y salva pero su hermano habia quedado en coma ...

Kasandra al ver eso quería denunciar a su padre, pero se entero que estaba embarazada y su padre amenazo con desconectar a su hermano si lo hacia, y el tenia el dinero para mantenerlo con vida.. Kasandra amaba mucho a su hermano así que decidió que hasta que el mejorara ...
Cuando termine de oír a Kassandra llena de lagrimas supe entender su dolor y porque había aguantado tanto pero quería liberarla de aquel perverso y asqueroso hombre así que comencé a idear un plan para asesinarlo...


Cuando conocí a Kasandra me enamore de ella aunque era casada, jamas me imagine ser el amante de alguien pero Kasandra no era cualquier mujer, descubrí que el que decía ser su esposo era su Padre y abusado de ella desde pequeña es mas la había embarazado y tenían 2 hija. la tenia amenazada para no matar a su hermano, todas esas cosas en mi mente solo me trastornaban y me hacían querer vengarme y asesinar a ese. Maldito, me sentía en la obligación de salvarla de su destino, ella con su primera mirada. Y dulzura se había apoderado de mi corazón y no me importaba siquiera perder mi alma con tal de liberarla de aquella bestia que la tenia presa no solo en cuerpo sino también en alma.

Kasandra reflejaba en su mirada el temor que sentía por aquel hombre, sabía que ella nunca tomaría la decisión de dejarlo ya que no era dueña de su voluntad por eso me di el tiempo de planear una venganza.

Comencé a seguir y a vigilar sus pasos, para tramar otra forma de liberar a Kasandra.
Cada vez veía más difícil la manera de atacarlo, aquel hombre. Nunca estaba solo, siempre andaba con un par de matones que lo custodiaban, me veía perdido y desesperado no solo por no poder llegar a el sino porque me hacia falta ver a Kasandra, después de nuestros encuentros casuales su padre le prohibió seguir trabajando por lo que no podía verla solo sabía que estaba todo el día en casa.

Una tarde en que estaba vigilando desde enfrente de la casa vi como todos salían vestidos de negro, pude ver que Kasandra tenía nuevas marcas en su cara y en las manos las cuales trataba de cubrir, junto a ellas iban sus dos hijas quienes también tenían claras señales de haber sido maltratadas, eso quebró mi corazón.

Los seguí hasta el lugar en donde iban, era al cementerio de la ciudad, su hermano había muerto, averigüe que en venganza aquel hombre sin piedad lo había desconectado de las máquinas como escarmiento a un enfrentamiento que tuvo con Kasandra.

En ese momento pensé que aquel hombre ya no la podría manipular con la vida de su hermano, pero estaba equivocado, Kasandra no estaba con él solo por el hermano, estaba porque era una mujer con la voluntad quebrada por los constantes maltratos, se había vuelto parte de él, como un juguete de su propiedad, así se sentía ella.

Así pasaron los días, ya casi me daba por vencido, cuando bebiendo en un bar veo llegar a aquel hombre, ignoraba que detrás de este bar se ofrecían servicios sexuales de menores, a los cuales esta bestia acudía en forma frecuente, era la única vez que estaba solo fuera de la protección de sus guardianes.

Lo seguí disimuladamente y luego de darle una buena gratificación al tipo que custodiaba el lugar me dejó entrar a la zona roja clandestina.
Al entrar mi estómago de revolvió del asco y la repulsión al ver la escena en donde aquella bestia se acercaba a dos pequeñas las cuales reflejaban el horror en sus miradas, recordé la misma expresión de dolor y miedo que tenía la mirada de Kasandra, no lo soporte más y con la botella de cerveza que aún tenía en la mano ataque a aquel hombre.
Quebre la botella en su cabeza, causándole un profundo corte, la sangre chorreaba por su cara ante la mirada de aquella pequeñas niñas quienes corrieron a esconderse bajo la cama.
Tomé a la bestia por el cuello y le propine golpes en su cara hasta que sentí que los huesos de mi mano se quebraban. Aquel hombre era un cobarde, entre sollosos suplicaba por su vida, lo cual me causaba más ira, pensaba en todo el daño que había hecho y le dije <a mi no me pidas piedad... Pidesela al demonio que te follara en el infierno maldito psicópata pervertido> y le introduje lo que quedaba de la botella en el ano.
Sus gritos ahogados eran música para mis oídos, tenía a mi favor que el bar siempre contaba con una banda en vivo por lo cual nadie escucho sus gritos aun cuando le machaque sus genitales, dejándolos solo como una masa de piel y carne molida. Con vergüenza debo confesar que disfrute cada segundo de su agonía hasta que ya sus ojos perdieron su brillo y su corazón dejó de latir.
Saque a ambas niñas de debajo de la cama y les pedí que se vistieran, luego salimos por la ventana, no sin antes prenderle fuego al lugar.

Subí a las niñas a mi auto y me dirigí a la casa de Kasandra, golpee la puerta pero nadie me abrió, la desesperación me estaba ganando por lo que sin pensar derribe la puerta y entre a su casa, busque por las habitaciones pero no había rastro de ella. Cuando ya me iba a retirar escuche unos leves lamentos que venían del sótano.

Al bajar nuevamente me lleve una sorpresa, Kasandra estaba esposada a una pared y en una jaula estaban sus dos hijas, todas completamente desnudas temblando de frío.
Kasandra estaba con la cara totalmente desfigurada por los golpes, con los ojos irreconocibles a penas podía abrirlos, de los cuales caían sus lágrimas las que le causaban gran dolor.

La solté de sus cadenas y cayó en mis brazos, la abrace y le prometí que ya nunca más, nadie le haría daño que yo la protegería a ella y a sus hijas por la eternidad. Ella como una cachorrito maltratado se acurruco en mi cuello y comprendí que confiaba en mi.

Después de ese encuentro jamás nos volvimos a separar, nos fuimos del país y comenzamos una nueva vida con amor logre que recuperará la fe y ganas de vivir... Nunca pensé ser el amante y lo fui, también fui el único que la rescato de ese infierno..fui el amante y un amante muy feliz

Fin

Autor: Madeley Morales

kassandra

0 comentarios:

Publicar un comentario

Más cuentos, poesías y relatos

Etiquetas

10 poesías para Navidad 100 Poesias con A 1800 1984 2014 2016 4 Poemas Para Martita Abigail Pereira Aborigen Abuelos Accion Noetica Ahijada Alemania Alicia en el país de las maravillas Amantes Amiga Amistad Amor Anal Ano Anónimo Antiguo Año Nuevo Apodos Árboles Argentina Arte Asesinatos Asesinos seriales Astral Atletismo Audio Autos Avión Bailando por un Sueño Baño Barack Obama Barcelona Basada en hechos reales Bebés Bersuit Vergarabat Bicicleta Bizarras Bob Dylan Bob Esponja Bodas Boxeo Brasil Brujas Caca Cadenas Cádiz Café Calafate Canadá Canciones Cande Tinelli Cantantes Cánticos de Tribuna Cartas Casos Cataluña Ceibo Celda Celebridades Celos Cementerio Centroamérica Charles Bukowski Chile Chiste Choferes Chris Namús Ciencia Cine Ciudades Clásicos Colas Colombia Comida Confesión Coquena Cordoba Coronavirus Corrientes Cosas Curiosas Costa Rica Creencias Cristianismo Croacia Cuba Cuentos Cuentos cortos Culos Cumbia Cura Curiosidades Cutcsa Dalma Maradona Datos Curiosos Deborah Rodriguez Declaración Delincuente Deportes Deportistas Derechos Humanos Desmotivaciones Desubicados Día de la mujer Diablo Dibujos Animados Dios Disney Divorciada Doctor Duendes Eduardo Galeano El hombre del sombrero El Poeta Gabriel Empleada Enfermeras Entes Entre Ríos Erección Esclavitud Escritores Escuela España Espejo Espíritus Esposa Esposo Estados Unidos Europa Ex Exorcismo Facebook Familia Familia Jodida Famosas Famosos Fantasmas Fantásticos Farándula Feminismo Filosofía Florencia Peña Flores Forense Fotos Freddy Krueger Fuego Fútbol Gabriel García Márquez Gabriel Marquez Garcia Gargamel Gárgolas Gauchos George Orwell GIF Gigantes Gorditos Gordos Graffitis Gramática Guadalajara Guaraní Hablo de mi Hermanas Hermanos Hija Hijastra Hijo Historia Historias Holanda Hombre lobo Homero Simpson Horror Hospital Hot Humor Iglesia Imagenes Incesto Infidelidad Información Inglaterra Internet Interracial Inventos Invierno Ivan Alonso Jacobo Winograd Jaimito Japón Jeepers Creepers Jefe JJOO Jovencitas Juana de Ibarbourou Juegos Olimpicos Karma La catrera La Cenicienta La guillotina La huérfana La poesía y el fútbol un solo sentimiento La Telesita Latinoamérica Leandro Ureta Lengua Lenguaje Inclusivo Lesbianas Letra Leyenda Leyendas Leyendas Urbanas Libros Literatura Lluvia Lobo Lobo feroz Londres Los Pitufos Los Rugrats Luchona Lucifer Luz Machismo Madre Madre Soltera Madrid Mala Fama Malasia Malasya Airlines Maldición Mamá Marido Marihuana Masturbación Matrimonio Médico Memes Mendoza Menstruación Messi Mexico México Miedo MILF Militar Misiones Mitología Griega Mitología Hebrea Mitos Mónica Farro Monjas Monstruos Moraleja Morgue Motumbo Muerte Mujer Mujeres Muñecas Música Nacho Alvarez Nalgas Navidad Necrofilia Negro Beto Nickelodeon Niños Noche Noticias Novia Oda Orfanato Orgasmo Origen Orto Ouija OVNIs Padrastro Padres Padrino Palabras Pandemia Papá Papas Fritas Para Mujeres Paraguay Paranormal Pareja Pastor Patagonia Payadas Pedo Pelado Cordera Película Pelirroja Pendejas Pene Pensadores Perros Pesadillas Pete Pinocho Piratas Piropos Piropos para Hombres Playa Plena Poema Poemas para esa orto Poemas para ese orto Poemas para la fiestera de tu hermana Poesía Urbana Poesiando desde Miami Poesías Poesías de estación Poesías para Tu Hermana Poesías Varias Policía Policiales Política Pombero Popol Vuh Porno Presidente Preso Prima PRIME Prisión Prisionero Profesor Prohibido Prostitutas Punta del Este Puta Reencarnación Reflexiones Relatos Relatos Eróticos Religión Responsabilidad Revancha Rio 2016 Roberto Carlos Rocha Rodrigo Romano Rubias Rusia 2018 Sabés como le dicen Salamanca Salta Salud San Valentin Santa Teresa Santiago de Chile Seba Torres Sexo Sexo oral Sexualidad Sobrina Solidario Suegra Sueños Swinger Tamaño Taxi Te doy Te doy hasta que Terror Texto Tío Titanic Trabajo Traseros Trío Tu hermana Tu mamá Tu novia Tumba Turismo Tuteo Umita Universidad Uruguay Usain Bolt Vacaciones Vagina Vecina Vecino Veneno Venganza Ventrículo Verano Verídicas Vibrador Videos Viejas Viejos Villera Violación Virgen Virus Vomito Wazzup Xuxa XXX

© 2011 El Poeta Gabriel: Cuentos, relatos y poesía, AllRightsReserved.

Designed by El Poeta Gabriel